publicidad

Cecilia Muñoz: seguiremos reformando nuestro sistema de inmigración

Cecilia Muñoz: seguiremos reformando nuestro sistema de inmigración

Editorial exclusivo de la Casa Blanca en el aniversario del anuncio de DACA y DAPA

Cecilia Muñoz: seguiremos reformando nuestro sistema de inmigración Gett...


Por Cecilia Muñoz, Asistente del Presidente y Directora de Política Doméstica de la Casa Blanca


La grandeza de Estados Unidos no proviene de levantar muros. La esencia de nuestra grandeza es crear oportunidades. La esencia de nuestra grandeza es crear una economía que funcione para todos. La esencia de nuestra grandeza es el sueño que dice que en este país, si uno trabaja arduamente, puede construir una vida mejor para su familia. Sin importar su origen. Sin importar su aspecto. Sin importar su apellido. Eso es lo que hace grande a Estados Unidos.

Presidente Barack Obama, 8 de octubre de 2015


Un año atrás, hoy, el Presidente Obama anunció una serie de acciones congruentes con las leyes actuales a fin de reformar lo más posible nuestro sistema de inmigración que no funciona.


publicidad


Estas acciones están mejorando el grado de responsabilidad de nuestro sistema de inmigración, fortaleciendo nuestra seguridad nacional y nuestra economía, y están construyendo sobre nuestro esfuerzo anterior para aplicar las leyes inmigratorias con sentido común y compasión.


En un discurso a la nación, el Presidente nos recordó que “nuestra tradición de recibir inmigrantes de todo el mundo nos ha dado una tremenda ventaja con respecto a otros países. Nos ha mantenido jóvenes, dinámicos y emprendedores. Moldeó nuestro carácter como el de un pueblo con ilimitadas posibilidades”.


Las acciones ejecutivas del Presidente sobre inmigración siguen esta tradición. Si se implementan en su totalidad –de acuerdo con el Consejo de Asesores Económicos–, dichas acciones estimularían nuestro rendimiento económico hasta $250 mil millones de dólares y aumentarían los salarios anuales promedio para los empleados nacidos en Estados Unidos en un 0.4 por ciento, o $220 en dólares actuales, en los próximos diez años.


Durante los últimos cincuenta años, las administraciones de ambos partidos han utilizado acciones ejecutivas en asuntos de inmigración.


En noviembre de 2014, el Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security, DHS), emitió nuevas pautas para permitir que los inmigrantes que son miembros estables de nuestras comunidades –incluidos aquellos que llegaron aquí como niños–, los padres de ciudadanos estadounidenses y los residentes legales permanentes, soliciten acción diferida en función de cada caso individual.


publicidad


La acción diferida es una función bien establecida del sistema inmigratorio que ha sido reconocida por la Corte Suprema y el Congreso.


Es una forma de suspensión temporal que ayuda al DHS a concentrar sus limitados recursos de ejecución de la ley en las prioridades más altas para la deportación, tales como los criminales condenados y las personas que cruzaron la frontera recientemente.


Si bien las nuevas políticas de acción diferida anunciadas el año pasado se han suspendido en las cortes, continuaremos la lucha para implementarlas. Por eso el Departamento de Justicia ha presentado una petición pidiéndole una revisión a la Corte Suprema de los Estados Unidos para que permita que estas políticas avancen.

Read in English


Mientras tanto, estamos poniendo en marcha los otros componentes de nuestras acciones ejecutivas.


– Hemos implementado nuevas prioridades de ejecución de la ley y hemos fortalecido nuestro compromiso con las agencias del orden público local a fin de poder concentrar mejor nuestros recursos limitados en aquellos que representan una amenaza a nuestra seguridad nacional, seguridad pública y seguridad fronteriza. Hoy en día, más del 99% de los individuos deportados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (U.S. Immigration and Customs Enforcement, ICE), recaen dentro de las tres nuevas prioridades principales del DHS, que se centran en aquellos que representan un mayor peligro para nuestra seguridad.


publicidad


– El DHS también interrumpió el Programa Comunidades Seguras y lo reemplazó por el Programa de Aplicación Prioritaria de la Ley o PEP (Priority Enforcement Program). El PEP es un programa más efectivo, de sentido común, que funciona con las agencias locales del orden público y las comunidades para adaptarlo a las necesidades de las jurisdicciones locales, a fin de mantener a las comunidades seguras mientras se preserva la confianza de la comunidad. Hoy en día, la gran mayoría de las agencias del orden público local trabajan con el DHS para sacar a los criminales de las calles y mantener nuestras comunidades seguras.


– También hemos tomado medidas para modernizar y agilizar nuestro sistema de inmigración legal. Hasta el momento, el DHS ha avanzado en tres normas y tres circulares de guía sobre la política, dos de las cuales ya se han finalizado y se están recibiendo solicitudes.


– Además, el recientemente establecido Grupo de Trabajo de la Casa Blanca para los Nuevos Estadounidenses ha emitido su nuevo plan estratégico con 48 recomendaciones. Este Grupo de Trabajo está tomando medidas tangibles para ayudar a crear comunidades que favorecen la integración de los inmigrantes y los refugiados, y está creando conciencia sobre los derechos y las responsabilidades que representa la ciudadanía de los EEUU y las nuevas herramientas y recursos, a través de la Campaña de Ciudadanía “Más firme, más fuerte”.


publicidad


Los resultados de estas acciones son reales y afectan a los miembros de nuestras comunidades todos los días. En la actualidad, un estudiante de escuela secundaria tiene menos miedo de salir a la luz y solicitar su ingreso a la universidad. Un padre tiene menos miedo de que una infracción menor de tránsito resulte en su deportación. Y una empleada tiene menos miedo de ser víctima de redadas indiscriminadas. Más de 30,000 cónyuges de trabajadores altamente calificados, en camino de obtener la tarjeta de residente, pueden ahora trabajar, contribuir con sus familias, con sus comunidades locales y con toda la nación.


Ya hemos reformado y seguiremos reformando nuestro sistema de inmigración, para hacer que nuestras comunidades sean más fuertes y más seguras. Pero en última instancia, es responsabilidad del Congreso aprobar una reforma migratoria abarcadora, que arregle el sistema de una vez y para siempre.


No solamente somos una nación de leyes; también somos una nación de inmigrantes. Debemos seguir cumpliendo con esta tradición y el Presidente ha reiterado esto durante todo el año pasado.


Si desea saber más sobre nuestro progreso en el último año, puede verlo aquí.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad