publicidad
Los republicanos consideran que el proyecto de ley no resuelve las fallas de Obamacare y deja desprotegidos a los más vulnerables: los enfermos, discapacitados, ancianos, mujeres y a los más pobres.

Senador McCain dice que el proyecto de ley de salud republicano "probablemente va a morir"

Senador McCain dice que el proyecto de ley de salud republicano "probablemente va a morir"

El republicano se une a un coro de voces del partido que duda que el texto sea aprobado. Entre los republicanos se fortalece la idea de que es más probable que un nuevo proyecto sea trabajado con los demócratas.

Los republicanos consideran que el proyecto de ley no resuelve las falla...
Los republicanos consideran que el proyecto de ley no resuelve las fallas de Obamacare y deja desprotegidos a los más vulnerables: los enfermos, discapacitados, ancianos, mujeres y a los más pobres.

El senador republicano John McCain puso en duda el futuro del proyecto de ley de salud con el que buscan sustituir al Affordable Care Act (ACA), la legislación existente conocida como Obamacare.

"Mi opinión es que probablemente va a morir", dijo McCain al ser entrevistado el domingo en el programa Face the Nation, de la televisora CBS.

El proyecto de ley del Senado enfrenta la oposición en bloque de los demócratas, pero se ha debilitado durante el receso de una semana en el que varios de los senadores enfrentaron la oposición de sus votantes a la propuesta en visitas a sus estados. Se espera que las sesiones reinicien este lunes a Washington con este tema de nuevo en la agenda.

Relacionado
El senador republicano Rand Paul rechazó el proyecto de ley presentado p...
En duda la aprobación del proyecto de ley de salud: cinco senadores republicanos se oponen

El futuro del texto republicano ya fue puesto en duda por el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, hace una semana. Él aseguró que de no lograr los votos en la Cámara Alta, los republicanos deberán trabajar de la mano con los demócratas para mejorar la ley existente.

Los republicanos tienen siete años intentando derogar Obamacare y ahora cuando tienen la mayoría, no logran alcanzar un acuerdo.

Hasta el momento, han manifestado su oposición al proyecto Rand Paul, senador por Kentucky; Mike Lee, por Utah; Ted Cruz, por Texas; Ron Johnson, por Wisconsin; y Deam Heller, por Nevada.

El acuerdo entre los republicanos se vio afectado, entre otras cosas, por las cifras presentadas por la Oficina de Presupuesto del Congreso, un ente no partidista que proyectó que 22 millones de personas perderán su cobertura de salud en 10 años si la iniciativa legal era aprobada tal como está concebida en estos momentos. Los datos establecen que para el año que viene, 15 millones de personas podrían quedarse sin seguro si se compara con la cobertura que ofrece el actual sistema que entró en vigencia cuando el expresidente Barack Obama firmó la ley en 2010.

Recortes de fondos federales a Medicaid, la gran crítica al plan de salud presentado por republicanos Univision

Pero también hay diferencias en el propio texto de 142 páginas que se llevó a finales de junio a la Cámara. Los republicanos consideran que el proyecto de ley no resuelve las fallas de Obamacare y deja desprotegidos a los más vulnerables: los enfermos, discapacitados, ancianos, mujeres y a los más pobres.

Entre los cambios más llamativos de esta versión resaltan los recortes significativos al programa de Medicaid, que provee servicios de salud a 75 millones de personas, muchos de ellos niños y ancianos; la eliminación del mandato individual, que establece que todos deben tener un seguro; el fin de los impuestos que Obamacare imponía a los ricos y el recorte de los fondos a Planned Parenthood, la red de clínicas que ofrece servicios de salud reproductiva a millones de mujeres.

publicidad

"Somo la voz de la realidad", dicen los gobernadores

El gobernador de Arizona, Dough Ducey, ha pedido a McCain y al otro senador del estado, Jeff Flake, que protejan los recortes a Medicaid que cubre a casi dos millones de personas, 28% de todos sus habitantes, de los cuales 400,000 han sido beneficiados por la expansión, informó la agencia The Associated Press.

Relacionado
La enfermera Jane Kern administra medicamentos a la paciente Lexi Gerkin...
No sólo beneficia a los pobres: el crucial rol de Medicaid en el sistema de salud estadounidense

No es el único. Muchos otros gobernadores han hecho un llamado a los senadores del partido a ser prudentes con las reformas a la ley de salud, pues son ellos quienes deberían enfrentar la casi imposible tarea de manejar los recortes de presupuesto sin afectar la cobertura de los electores.

“Somos la voz de la realidad”, dijo el gobernador de Nevada, Brian Sandoval, a la agencia AP. Tanto él como el senador Dean Heller, quien enfrentaría una reñida reelección el año que viene, se oponen abiertamente al proyecto de salud del Senado.

Para republicanos como ellos, la mayor preocupación de este plan es que recorta los subsidios que ayudan a las personas a comprar un seguro y el limitar la expansión de Medicaid, el programa federal de salud para las personas de bajos recursos, discapacitados y personas mayores.

publicidad

En Nevada, 220,000 personas (13,000 de ellas) han obtenido cobertura médica a través de la expansión de Medicaid.

“Ellos establecen las políticas, pero nosotros somos quienes debemos desarrollar los presupuestos, el cuidado, los planes y trabajar directamente con la gente”, explicó Sandoval a la agencia de noticias. En su criterio, si se reduce el financiamiento, los gobernadores deberán tomar decisiones que conllevarán un alto costo político: “Subir un impuesto o limitar la cobertura o cambiar los criterios de elegibilidad”.

Heller lo apoya. “No puedo apoyar una ley que arrebata el Seguro médico de diez millones de estadounidenses y miles de habitantes de Nevada”.

En Ohio, el gobernador John Kasich ha sido uno de los mayores detractores del plan de salud del Senado. Según AP, fue él quien presionó al senador del estado, Rob Portman, quien se opuso abiertamente al proyecto poco después de que McConnell pospusiera la votación.

Relacionado
50% de los niños hispanos se benefician de Medicaid.
Algunos inmigrantes legales se quedarán sin seguro médico si el proyecto republicano de salud llega a aprobarse

“Mi preocupación durante todo este tiempo ha sido: ¿cómo podrán los habitantes de bajos recursos de Ohio tener acceso a la salud que necesitan y, específicamente, al tratamiento contra la epidemia de opioides?”, declaró a reporteros la semana pasada.

Portman ha discutido junto a Kasich varias opciones de financiamiento que facilitarían cualquier cambio a Medicaid sin afectar los programas contra la epidemia de opioides. Una de las propuestas de McConnell ha sido otorgar 45 mil millones de dólares adicionales durante una década para los estados con este tipo de programas.

En Alaska, el estado con mayores costos y necesidades de salud en EEUU, Bill Walker, un independiente de postura conservadora, ha estado en informado a los senadores del estado, Lisa Murkowski y Dan Sullivan, sobre las consecuencias que tendría el proyecto de salud. Medicaid cubre a un cuarto de la población. La expansión ha beneficiado a 34,000.

publicidad

Murkowski asegura que no tiene suficiente información para votar sobre el plan. Se ha opuesto a la eliminación de fondos federales a Planned Parenthood.

McConnell tiene poco margen de maniobra. En vista de que hay 52 senadores republicanos, si tres se oponen ya perdería la mayoría necesaria para aprobar el proyecto de salud.

En fotos: la historia de ADAPT, los activistas discapacitados que protestan contra los recortes a Medicaid
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad