publicidad
Después de la aprobación, Twitter le puso rostro a las millones de personas que podrían verse afectadas por la nueva ley.

Las enfermedades preexistentes: el punto clave de la oposición al proyecto de ley de salud de Trump

Las enfermedades preexistentes: el punto clave de la oposición al proyecto de ley de salud de Trump

Apenas se aprobó el American Health Care Act la semana pasada en la Cámara de Representantes, los manifestantes acudieron al Capitolio a expresar sus preocupaciones por la eliminación de las protecciones a personas con historial médico. También lo han hecho en redes sociales con el hashtag #IamaPreexistingCondition.

Después de la aprobación, Twitter le puso rostro a las millones de perso...
Después de la aprobación, Twitter le puso rostro a las millones de personas que podrían verse afectadas por la nueva ley.

Haber superado un cáncer, tener diabetes o presión alta, haber sufrido de depresión postparto: todas califican como enfermedades preexistentes. ¿Y qué pasaría si el proyecto de salud que promueven los republicanos llega a convertirse en ley? Podría dejar sin efecto las protecciones establecidas por el Affordable Care Act -también conocido como Obamacare- que prohibió negar cobertura de atención médica a personas con condiciones preexistentes o cobrarles primas más altas.

En torno a ese concepto -enfermedades preexistentes- ha girado casi toda la discusión sobre el American Health Care Act (AHCA), que fue aprobado la semana pasada en la Cámara de Representantes por un estrecho margen y que ahora será debatido en el Senado. Los demócratas han prometido convertirlo en su caballo de batalla en todas las campañas para las gobernaciones y legislaturas en el país. "Ahora que la ley pasa al Senado, los demócratas en el Congreso y en todo el país haremos todo lo que está en nuestras manos para proteger a las personas mayores y a las familias trabajadoras de esta monstruosidad que es Trumpcare", aseguró Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes.

publicidad

Se entiende por enfermedades preexistentes aquellos problemas de salud que fueron diagnosticados o tratados antes de la compra de una póliza individual (no aplica en aquellas obtenidas a través de un empleador o de Medicare).

El presidente Donald Trump aseguró que su ley de salud “es tan buena par...
El presidente Donald Trump aseguró que su ley de salud “es tan buena para las condiciones preexistentes, como lo es Obamacare”, pero organizaciones de pacientes discrepan.

Según estimaciones del Departamento de Salud y Servicios Humanos, entre el 19% y el 50% de los estadounidenses, sufre alguna condición preexistente y eso sin contar a los mayores de 65 años.

En vista de que los gastos de salud de estas personas son altos, antes de la aprobación de Obamacare, las aseguradoras las excluían, les cobraban primas más elevadas o imponían un período de espera antes de que la cobertura comenzara.

El presidente Donald Trump aseguró que su ley de salud “es tan buena para las condiciones preexistentes, como lo es Obamacare”. Y Paul Ryan se hizo eco de esa misma promesa. Pero organizaciones de pacientes y expertos en la materia advierten que no es así.

La ley da a los estados la posibilidad de excluir beneficios esenciales (como hospitalización, maternidad, acceso a medicamentos y otros) que estaban garantizados con Obamacare, y que serían vitales para personas que tienen condiciones crónicas o graves como Julie Otero quien padece la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. "Para mí no es política, para mí es vida: es mi vida con la que están jugando".

publicidad

Aunque el American Health Care Act prohíbe expresamente que se le niegue la cobertura a individuos con enfermedades preexistentes, no impide que se les cobren primas mucho más elevadas si hay una interrupción en la cobertura (bien sea por falta de pago, cambio de trabajo o cualquier otro motivo).

“Si los estados deciden castigar de esta forma a quienes abandonan su seguro médico, las aseguradoras podrían cobrarte más si tienes algún problema médico”, explica a Univision Kimberly Calder, MPS Director of Health Policy, de la National Multiple Sclerosis Society.

Para mitigar el impacto en las primas de estos pacientes, los estados tendrían que crear programas especiales que les garanticen el acceso a un seguro y que serían financiados con la ayuda de un fondo de 8,000 millones de dólares. Pero se ha dicho que este monto no compensaría los enormes gastos derivados del agrupar a todas las personas de alto riesgo en un mismo bloque.

Ante este inquietante panorama, la gente usó las redes sociales como último recurso para persuadir a los representantes antes de la votación, pero no lo logró.

Después de la aprobación, Twitter le puso rostro a las millones de personas que podrían verse afectadas por la nueva ley. Mediante el hashtag #IamaPreexistingCondition más de cien mil usuarios manifestaron su preocupación.

Esta es mi operación número 12. Tendré la número 14 en dos semanas. Tengo NF2 (neurofibromatósis tipo 2). Moriré si no tengo cobertura”, tuiteó @lgrate1.


publicidad


Muchos pacientes no saben cómo harán para pagar por sus tratamientos. “Tengo pancreatitis crónica, mis medicamentos cuestan 1900 dólares al mes y tres veces al año recibo un bloqueo celíaco contra el dolor”, escribió @janetkchristian


Madres preocupadas compartieron la historia de sus hijos que padecen condiciones de salud.

“Mi hija a los tres meses y medio: dos cirugías cerebrales, intubación, cirugía ocular, convulsiones, acv”, publicó @MaryannM junto a una dramática foto de la bebé:


@MollyS_NOLA, sobreviviente de cáncer, se preguntaba si viviría lo suficiente para cuidar a su hija autista.


Un mensaje que se hizo viral es que el embarazo o el ser víctima de violación son condiciones preexistentes según el proyecto de salud de los republicanos. Pero no es del todo cierto: la ley no hace referencia específica a estos temas y, a diferencia del modelo pre-Obamacare, prohíbe que se le niegue la cobertura a cualquier persona.

Lo que sí es verdad es que con el nuevo plan de salud republicano, si los estados aplican una excepción, no sería obligatorio para las aseguradoras incluir maternidad o servicios preventivos de salud reproductiva dentro de las pólizas, algo que estaba garantizado con Obamacare.

“Soy sobreviviente al abuso doméstico, a una violación y padezco síndrome de estrés postraumático #soycondiciónpreexistente”, tuiteó @CratsleyJess

publicidad



“Anhelaba tener una familia algún día, ahora que el embarazo es una condición preexistente creo que no podré… gracias Trump”, exclamó @NicoleDJ_94

“Mis dos más hermosas condiciones preexistentes: cesárea y depresión postparto con ambos”, aseguró @aprilkeefe


En fotos: los mensajes de los estadounidenses en rechazo a Trumpcare
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad