publicidad

Gracias al ADN resuelven crimen cometido hace 23 años en Los Ángeles

Gracias al ADN resuelven crimen cometido hace 23 años en Los Ángeles

Gracias al ADN detectado en una prenda de vestir, detectives del Departamento de Policía de Los Ángeles resolvieron un crimen cometido en 1990.

Detectives del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) arrestaron a Marcus Perkins por el asesinato de Timoteo Peña, cometido en 1990, quien era dueño de Sinaloa Meat and Grocery Market.

La víctima fue baleada durante un robo mientras trabajaba en el mercado con su hija pequeña.

En el incidente, el comerciante se armó con su propia arma de fuego e intercambió disparos con su agresor, pero falleció en el lugar de los hechos.

Cabe señalar que el sospechoso no pudo ser arrestado en esa ocasión por falta de evidencia y el crimen permaneció sin resolver por 23 años.

¿Qué opinas de los avances tecnológicos para resolver crímenes?

En la noche del tiroteo cerca de la intersección de San Pedro y la calle 65, los testigos vieron un vehículo compacto verde pequeño huyendo de la escena, pero no pudieron describir al sospechoso.

Sin embargo, en 2011 los detectives de la División de Robos y Homicidios revisaron miles de casos sin resolver, entre ellos el de Peña, y descubrieron evidencia física que quedó bajo custodia policial.

Se trata de la presencia de ADN en prendas de vestir que vinculan a Perkins con la escena del crimen.

Fue arrestado por otros robos

El día del ataque Perkins acudió a un hospital para ser atendido de una herida de bala, por lo que al lugar arribaron las autoridades para cuestionarlo sobre el crimen, pero negó ser responsable del asesinato de Peña, informó el LAPD.

publicidad

Durante la decada de 1990, Perkins cometió otros robos similares, por los que fue sentenciado a 23 años de prisión, aunque salió libre en 2013 tras cumplir la mayor parte de su condena.

"El caso de Peña representa a miles de crímenes que ocurrieron antes del uso de la tecnología de ADN", dijo el detective Tim García, de la policía de Robos y Homicidios.

"Las familias durante esos años se quedaron sin respuestas y los sospechosos quedaron libres de seguir sus caminos criminales. Ahora tenemos la tecnología para corregir estos males", agregó.

Según el diario Los Angeles Times, Peña era originario del estado de Durango y llegó a Estados Unidos en la década de 1970. Trabajó como guardia de seguridad en las noches y vendió frutas y flores en una salida de la Autopista 110 antes de abrir su propia tienda.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad