publicidad
Unos 100,000 migrantes centroamericanos penden de un hilo en Estados Unidos.

Abogados condenan redadas y dicen que el gobierno debería "avergonzarse"

Abogados condenan redadas y dicen que el gobierno debería "avergonzarse"

Expertos dicen que el gobierno debería "avergonzarse" de los arrestos y parar los operativos

Unos 100,000 migrantes centroamericanos penden de un hilo en Estados Uni...
Unos 100,000 migrantes centroamericanos penden de un hilo en Estados Unidos.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su sigla en inglés) condenó el lunes las redadas de inmigrantes centroamericanos que tienen orden final de deportación y llegaron al país en busca de asilo.

Leer: Indocumentados dicen "no tenemos papeles pero respetamos las leyes"

La mayoría de los afectados por las operaciones de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) “son familias y están huyendo a causa de la violencia en Centroamérica”, dijo la entidad en un comunicado.

Agregó que las explicaciones aportadas en horas de la mañana por el Secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, “no justifican las detenciones” ejecutadas el sábado y domingo, principalmente en los estados de Carolina de Norte, Georgia y Texas, donde fueron arrestadas 121 personas.

Leer: Los derechos de los indocumentados

"La detención y deportación de personas de la población más vulnerable es inconcebible y una maldad”, dijo Víctor Nieblas, presidente de AILA. Agregó que las madres y los niños afectados que huyeron de la región más violenta del hemisferio occidental y están tratando de encontrar refugio en Estados Unidos, abrogan nuestras obligaciones legales como nación para proporcionar protección a los refugiados”.

“La Administración Obama debería avergonzarse de estas acciones y suspenderlas de inmediato”, subrayó Nieblas.

"Son redadas específicas, no para todo el mundo," aclara experto Univision Television Group

El aviso

Las redadas fueron advertidas en la víspera de Navidad por el diario The Washington Post. Un día después ICE dijo a Univision Noticias que no reconocía la existencia de “redadas” y que tampoco hablaría de las operaciones en curso.

Leer: Arrestos aterrorizan a los indocumentados de EEUU

Nieblas dijo que "nuestras leyes protegen a los solicitantes de asilo que cruzan la frontera de ser procesados por entrar ilegalmente al país, pero el gobierno se niega a reconocer que estas madres y niños huyeron de la violencia incontrolable y que tienen necesidad de protección de asilo en Estados Unidos”.

"Cientos de miembros de AILA han concedido miles de horas pro bono en los centros de detención de familias de ICE en Dilley, Texas, y en otras partes para asegurar que los migrantes detenidos reciban la asesoría legal que necesitan. Ahora que estas redadas han comenzado y las familias están siendo enviadas a Texas para su procesamiento y deportación, ICE debe asegurar que cada caso sea evaluado por un abogado antes de que cualquier madre o el niño sea expulsado de nuevo al peligro”, dijo la organización.

publicidad

Leer: Deportados podrían ser asesinados en sus países

121 indocumentados son detenidos en las redadas migratorias Univision


Exigen transparencia

Nieblas también dijo que los socios de AILA “hemos estado pidiendo a la administración Obama que sea más transparente acerca de cómo van a llevar a cabo las redadas y trabajar con nosotros para asegurar que nadie sea deportado erróneamente, pero el gobierno parece no tener respeto o aprecio por lo que está en juego aquí -los valores fundamentales de nuestro país y las vidas de las mujeres y niños”.

Leer: Quiénes son los indocumentados en la mira del DHS

AILA dijo además que el gobierno está tratando de “encubrir” la realidad de las familias migrantes traumatizadas que en muchos casos “no han tenido ningún acceso a un abogado para que entiendan sus derechos y responsabilidades bajo las leyes de asilo de nuestro país”, y advirtió que las deportaciones podría “enviarlos a la muerte”.

¿A quiénes afectan las redadas de ICE? Univision


Lo que dijo Johnson

El lunes y tras la noticia del comienzo de las redadas de ICE el fin de semana, Johnson advirtió que el DHS había advertido que “nuestras fronteras no están abiertas a la inmigración ilegal”, y que si las personas vienen a Estados Unidos ilegalmente, serán regresadas a sus países.

Agregó que tras la crisis de la primavera-verano de 2014, cuando miles de indocumentados centroamericanos trataron de ingresar al país sin papeles, “tomamos una serie de medidas en colaboración con los gobiernos de México, Guatemala, Honduras y El Salvador, y el número se redujo drásticamente”.

Agregó que en el año fiscal 2015 el número de aprehensiones por parte de la Patrulla Fronteriza “de los que trataban de cruzar nuestra frontera sur ilegalmente” se redujo, pero en los primeros dos meses del año fiscal 2016 “ha comenzado a subir de nuevo”.

Crece el temor entre los inmigrantes indocumentados Univision


A guerra avisada

Dijo además que conforme el memorando de prioridades de deportación dado a conocer el 20 de noviembre de 2014, cuando el presidente Barack Obama dio a conocer la Acción Ejecutiva, el DHS se enfocó en “criminales convictos que amenazan la seguridad pública” y en los que vinieron después del 1 de enero de 2014, no tienen causa de asilo y tienen órdenes finales de deportación.

Detalló que en conjunto con “socios nacionales e internacionales”, el DHS ha venido deportando a migrantes centroamericanos con un promedio de 14 vuelos semanales, y que la mayoría de los repatriados son adultos solteros.

En cuanto a las detenciones llevadas a cabo el fin de semana, Johnson dijo que “esto no debería ser una sorpresa” y que sus arrestos habían sido advertidos en cumplimiento a la lista de prioridades de deportación.

¿Redadas de inmigración en nuestra área? Univision

Los últimos detenidos

Apuntó que todos los detenidos el fin de semana ingresaron a Estados Unidos después del 1 de enero de 2014 y “recibieron una orden de deportación y no tienen ningún recurso pendiente o solicitud de asilo o de otro tipo de ayuda humanitaria bajo nuestras leyes”.

publicidad

Durante las redadas fueron detenidos 121 migrantes en los estados de Texas, Carolina del Norte y Georgia "y ahora están en proceso de ser repatriados”, dijo Johnson.

El jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos también dijo que la Patrulla Fronteriza ha enviado más agentes a la frontera y aumentó su capacidad de respuesta para contener la nueva oleada de migrantes centroamericanos.

Johnson también dijo que “seguimos en desacuerdo con la decisión de la corte de distrito en el caso de Flores versus Meese”, que en octubre exigió a ICE liberar a niños y madres en centros de detención de ICE para cumplir con un acuerdo judicial alcanzado en 1997, que prohíbe el encierro de niños en centros restrictivos.

El fallo “restringe significativamente nuestra capacidad para responder a un creciente flujo de inmigración ilegal a Estados Unidos”, dijo. “Hemos apelado la decisión y el tribunal de apelación se ha comprometido a escuchar la apelación en forma acelerada”, agregó.

Editado por @cancino_jorge

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad