publicidad
Myree Mustafa, una joven hispana y musulmana.

El "doble estigma" de Trump contra hispanos musulmanes

El "doble estigma" de Trump contra hispanos musulmanes

Los hispanos musulmanes en Estados Unidos han sido sujetos a acusaciones del aspirante Donald Trump.

Myree Mustafa, una joven hispana y musulmana.
Myree Mustafa, una joven hispana y musulmana.

Myree Mustafa, una joven musulmana de madre mexicana, resiente el "doble estigma" que le ha estampado este año Donald Trump, quien fácilmente podría ser el próximo presidente de su país.

El republicano, líder en las encuestas, primero ofendió a la joven de descendencia mexicana en junio, al describir a las personas del país de su madre como violadores, traficantes de drogas y criminales. Luego, esta semana, Trump le dio la espalda a los seguidores de la religión que ella sigue, sugiriendo un " cierre total y por completo" a la entrada de musulmanes a Estados Unidos.

"Por mi religión y mi origen étnico, siento que me está atacando en ambos sentidos", dice Mustafa, residente de California y madre de dos hijos. "No se puede etiquetar a toda una población como criminales, como terroristas. No quiero que mis hijos crezcan en una generación en la que vayan a temer y ser criticados por ser musulmanes, por ser latinos".

En el mundo hay unos 1,600 millones de seguidores del Islam, según el Centro Pew. En Estados Unidos, unos 1.8 millones de adultos se describen como musulmanes, según una encuesta del mismo centro de investigación. 

Relacionado
Donald Trump
Casa Blanca cree que comentarios antimusulmanes de Trump lo "descalifican" para presidente
Líderes musulmanes, activistas y candidatos presidenciales censuraron al multimillonario por pedir que se cierren las fronteras a los musulmanes.

Aunque no hay una cifra oficial, varios organizaciones de musulmanes en Estados Unidos han estimado que hay entre 50,000 y 200,000 hispanos musulmanes en el país.

"Yo quiero que (Trump) sepa que no nos vamos a ningún lado: los musulmanes no nos vamos, y los latinos no nos vamos", dijo Juan Galván,  un musulmán  de familia mexicana que vive en San Antonio junto a su esposa y tres hijos. "Y no hay nada que temer".

Trump ha sugerido crear una base de datos obligatoria que serviría para ubicar a todos los musulmanes en el país.

"Es una locura porque uno piensa que ya ha dicho lo peor que podría decir, y entonces va y dice algo peor", dijo Galván, de 40 años.

Como otros estadounidenses que se han convertido al Islam, Galván se crió en un hogar hispano y católico. Encontró su nueva religión desde joven, tras enfrentar lo que describe como "desilusiones" con la de su familia. 

publicidad

La mayoría de los hispanos en EEUU son católicos, pero los hispanos musulmanes están en crecimiento. Es una tendencia global: el Islam ya es la segunda religión más profesada del mundo, y el Centro Pew predice que crecerá más que cualquier otra en los próximos 40 años, basándose en datos demográficos y patrones de conversión religiosa.

"No es como si los musulmanes fuéramos una pequeña ganga (pandilla)", dijo Galván. "Somos más de mil millones de personas. Hay un segmento haciendo cosas terribles, sí, y son los más visibles. Pero los musulmanes somos personas normales".

Relacionado
Trump
Trump justifica su propuesta sobre musulmanes porque "estamos en guerra"
El maga

Otro hispano que abrazó esta creencia es Wilfredo Amr Ruiz, un puertorriqueño de Florida que hoy es capellán. "Nadie me habló del Islam. Yo estaba en mi búsqueda y lo agarré como mi fe", dice Ruiz. Para el abogado boricua, que se convirtió al Islam hace 13 años, las declaraciones de Trump sobre los hispanos y sobre los musulmanes son preocupantes.

"Él ha abrazado un discurso xenófobo, en contra de minorías religiosas y étnicas, porque eso tiene eco en un público al que le gusta ese discurso", dijo. "Él sigue con ese discurso porque hay un público al que le es música a los oídos".

Lea en inglés la historia de la conversión al Islam de Myree Mustafa (en Fusion)

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad