publicidad
.

Grupo ecologista critica técnica para extraer petróleo y gas en Estados...

Pozos de perforación de gas se cuentan por decenas en todo el norte de Texas. En Azle, los habitantes han denunciado que casi a diario se registran temblores.

Grupo ecologista critica técnica para extraer petróleo y gas en Estados Unidos

Grupo ecologista critica técnica para extraer petróleo y gas en Estados Unidos

La técnica de fracturación hidráulica o “fracking” aumenta la demanda de agua en áreas afectadas por sequía y con poblaciones en crecimiento

Pozos de perforación de gas se cuentan por decenas en todo el norte de T...
Pozos de perforación de gas se cuentan por decenas en todo el norte de Texas. En Azle, los habitantes han denunciado que casi a diario se registran temblores.

Provocará escasez

DALLAS - El proceso de uso intensivo de agua para extraer petróleo y gas de esquisto bajo la técnica de fracturación hidráulica o “fracking” aumenta la demanda de agua en áreas afectadas por sequía y con poblaciones en crecimiento, advirtió un informe.

La técnica de fracking requirió unos 378 millones de metros cúbicos de agua para perforar más de 39 mil pozos de gas y petróleo de esquisto (roca) en Estados Unidos desde 2011, reveló el reporte elaborado por Ceres, un grupo ambientalista que promueve prácticas de negocios sustentables.

El 55 por ciento de esos pozos se ubican en zonas afectadas por la sequía, indicó.

Casi la mitad de esos pozos se localiza en las regiones bajo alto o muy alto estrés de falta de agua, tales como Texas, agregó el informe, titulado “La Fracturación hidráulica y el Estrés por el Agua: La demanda de agua por los números”.

publicidad

El estar en la categoría de alto estrés de agua significa que más del 80 por ciento del agua de superficie y subterránea disponible de la zona ya está asignado para la población, la agricultura o la industria.

La extracción de gas y petróleo mediante fracking se realiza en áreas donde el agua subterránea ya está siendo agotada por otros usos, como la agricultura y el desarrollo residencial, señaló el reporte.

A nivel nacional, más del 36 por ciento de los 39 mil pozos perforados desde el año 2011 estaban en zonas que ya registraban agotamiento de aguas subterráneas, aseguró el estudio.

El proceso de fracturación hidráulica requiere que se inyecte agua y productos químicos a alta presión en el subsuelo para romper la roca (esquisto), permitiendo que el aceite o gas atrapado en ella fluya a la superficie.

Aun cuando el fracking consume mucho menos agua que la agricultura o los usos residenciales, el impacto puede ser enorme en las comunidades en particular y está "agravando los problemas ya existentes de agua", advirtió la autora del estudio, Monika Freyman.

El fracking hidráulico es el “último invitado en llegar a la mesa”, dijo Freyman.

La demanda de agua también está "tomando a las regiones por sorpresa", agregó Freyman, al señalar que se tiene que hacer más trabajo para mejorar la gestión del uso del agua, teniendo en cuenta las exigencias de la demanda.

publicidad

Texas tiene la mayor concentración de la actividad de la fracturación hidráulica en Estados Unidos. Más de la mitad de los pozos perforados en esta entidad desde 2011 se encontraban en regiones de alta o extremadamente alto estrés hídrico, según Ceres.

En Colorado y California el 97 y 96 por ciento, de manera respectiva, de los pozos fueron perforados en las regiones bajo un estrés alto o muy alto de agua. Sin embargo en estas entidades la actividad de “fracking” no ha sido tan intensiva como en Texas.

La industria del petróleo y del gas asegura que se está esforzando cada vez más para reutilizar y reciclar el agua y sostiene que el uso total de agua por la industria fracking es aún pequeño.

En Colorado, la exploración de petróleo y gas representa el 0.1 por ciento de la demanda total de agua en esa entidad, mientras en Texas, significa menos de 1.0 por ciento, aseguró la Asociación Independiente del Petróleo de Estados Unidos, en respuesta a las conclusiones del estudio.

Un informe reciente de la Universidad de Texas también encontró que el fracking de gas natural ahorra agua en lo general, al facilitar a las compañías productoras de electricidad el cambio del carbón al gas natural.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad