publicidad

Estudio vincula extracción de gas y petróleo con sismos en el norte de Texas

Estudio vincula extracción de gas y petróleo con sismos en el norte de Texas

Son la causa “más probable” de una serie de temblores que sacudieron a dos comunidades entre 2013 y 2014

Sismos vinculados a extracción de gas y petróleo Dallas: KUVN

DALLAS - Los procesos de extracción de gas y petróleo son la causa “más probable” de una serie de temblores que sacudieron a dos comunidades de Texas entre 2013 y 2014, indica una investigación geológica.

Más de dos docenas de pequeños temblores sacudieron a finales de 2013 y principios de 2014 a las comunidades de Reno y Azle, ubicados sobre el extenso yacimiento de gas Barnett Shale, en el norte de Texas.

Un estudio publicado este martes en la revista científica Nature Communications indicó que una combinación de actividades de extracción de gas fueron una causa probable de esos movimientos.

La investigación apunta específicamente a la extracción de agua salada natural del subsuelo, y la posterior inyección a alta presión de grandes volúmenes de aguas residuales.

Científicos de la Universidad Metodista del Sur (SMU) en Dallas, del Servicio Geológico de Estados Unidos y de la Universidad de Texas en Austin, encontraron que estas actividades alteraron probablemente la presión de los líquidos subterráneos y provocaron los sismos.

“Lo que nos referimos como sismicidad inducida, terremotos causados por algo que no sea estrictamente fuerzas naturales, a menudo se asocia con cambios en la presión del subsuelo”, explicó en un comunicado Heather DeShon, profesor asociado de geofísica en la SMU.

“Podemos descartar cambios inducidos por las variantes de agua en los yacimientos. Es poco probable que los aumentos naturales hayan conducido a estos eventos”, indicó.

publicidad

Milton Rister, director ejecutivo de la Comisión de Ferrocarriles de Texas, encargada de regular la extracción de gas y petróleo en el estado, afirmó que la investigación “plantea cuestiones interesantes junto con muchas preguntas”, en una carta a los investigadores.

“La comisión se toma muy en serio el tema de la sismicidad”, escribió Rister, quien invitó a los investigadores a sostener una reunión informativa con funcionarios de la Comisión de Ferrocarriles.

El estudio se suma a recientes investigaciones que vinculan la producción de petróleo y gas a través de métodos de extracción como la fractura hidráulica con la generación de pequeños sismos.

El número de movimientos telúricos en el norte de Texas se ha disparado en los últimos dos años, al tiempo que se registra en el área una creciente perforación de pozos de gas y petróleo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad