publicidad
Marco Rubio

Marco Rubio, los problemas del eterno tercero de las primarias republicanas

Marco Rubio, los problemas del eterno tercero de las primarias republicanas

Tras un desastroso supersábado, el senador por Florida desoye pedidos de que se retire y promete un futuro victorioso en su estado

Marco Rubio
Marco Rubio

Por: Carlos Chirinos @carl_chirinos, Editor Político de Univision Noticias

A Marco Rubio le fue tan mal este supersábado de primarias que al final de la jornada no le quedó más recurso que hablar del futuro, de su natal Florida y la promesa de victorias por venir.

El llamado supersábado, en el que los republicanos realizaron elecciones y asambleas electorales (caucus) en Lousiana, Nebraska, Kentucky y Kansas, dejó a Rubio con el certificado oficial de tercero en la contienda por la nominación presidencial.

Incluso en Maine, el senador por Florida llegó en un distante cuarto lugar por detrás del gobernador de Ohio, John Kasich.

Calendario de las primarias 2016 en EEUU
    • DELEGADOS
    • Republicanos
      • Trump
        0
      • Cruz
        0
      • Rubio
        0
      • Kasich
        0
      • Carson
        0
      1,237*
      Republicanos DELEGADOS
      Trump 0
      Cruz 0
      Rubio 0
      Kasich 0
      Carson 0
      Delegados necesarios para ganar
      la nominación republicana
      1,237
      *Delegados necesarios para ganar la nominación
    • Demócratas
      • Clinton
        0
      • Sanders
        0
      2,383*
      Demócratas DELEGADOS
      Clinton 0
      Sanders 0
      Delegados necesarios para ganar
      la nominación republicana
      2,383

De poco parece haber servido los respaldos recibidos en los últimos días por parte de notables del llamado Gran Viejo Partido, que lo ven (al menos hasta el descalabro del sábado) como el candidato conservador capaz de destronar a Donald Trump.

Lea: así fue el supersábado

Tampoco parece haberle ayudado la estrategia de choque frontal con Trump, cuyo estilo pendenciero adoptó hace un par de semanas.

Si bien es cierto que Rubio han tenido algunos momentos memorables en la nueva dinámica con el empresario-candidato -más bien memorablemente divertidos- no parece haberlos capitalizado políticamente.

Y por eso sólo le queda mirar hacia la seguridad del terruño y, desde Puerto Rico, prometer una victoria contundente en Florida el próximo 15 de marzo.

publicidad

La mirada en casa

“Vamos a ganar Florida y van a ver el 15 de marzo cuánta confianza tenemos”, dijo Rubio en español durante un evento en San Juan de Puerto Rico, isla que este domingo tendrá sus primarias.

La promesa del senador descarta que esté pensando en retirarse de la carrera presidencial, como le pidió la noche del sábado Trump, quien dice querer enfrentarse “uno a uno” con el también senador Ted Cruz.

Trump: creo que Marco Rubio debe retirarse de la carrera Univision

El senador trató de mostrar el lado bueno de la jornada del supersábado.

“Esta noche tendremos más delegados de los que teníamos anoche”, refiriéndose a los escuetos 16 delegados que obtuvo el sábado.

Aunque son poco motivo de alegría frente a los 65 que sacó Cruz y los 48 de Trump. En el conteo total Cruz casi triplica los delegados de Rubio y Trump casi los cuadriplica.

La visita de Rubio a Puerto Rico está enfocada no sólo en los 23 delegados que aporta la isla a la Convención Nacional Republicana, sino en la creciente comunidad boricua asentada en Florida a causa de la crisis económica que está redefiniendo el mapa político del estado del sur.

Los riesgos

Pero si hemos de dar crédito a las encuestas, las cosas no pintan bien para Rubio en su estado.

publicidad

De acuerdo con el promedio ponderado que lleva el sitio Real Clear Politics, Trump le lleva una ventaja de 18% al senador en el que se supone que debería ser su principal mercado electoral.

Una derrota de Rubio en Florida no solo le negaría la posibilidad de quedarse con los 99 delegados de este estado, que los adjudica con la lógica del “ganador se lleva todo”, sino que sería una vergonzosa derrota con posibles repercusiones para su carrera política.

Incluso ganando su estado, es difícil ver dónde puede Rubio aspirar a otras victorias.

Aunque de acuerdo con la estrategia de contención de Trump que algunos plantean, y que delineó en su discurso del jueves el excandidato Mitt Romney, el objetivo ya no es ganar sino evitar que el magnate gane.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad