publicidad
Ted Cruz

Un verdadero supersábado para Ted Cruz

Un verdadero supersábado para Ted Cruz

Los segundos lugares lograron aguarle la fiesta a los punteros en la carrera por la nominación republicana y demócrata

Ted Cruz
Ted Cruz

Por: Carlos Chirinos @carl_chirinos, Editor Político de Univision Noticias

Las primarias del sábado fueron una rebelión de los segundos, particularmente en el caso republicano, con Ted Cruz asestándole el más duro golpe que ha recibido hasta ahora el aparentemente indetenible Donald Trump.

Al final de día hubo cierto equilibrio en las primarias y asambleas electorales (caucus) realizados en cinco estados de Estados Unidos. Cada campaña tiene “logros” que presentar.

Entre "los segundos rebelados", Cruz ganó en Kansas y Maine, y llegó cerca en Kentucky y Lousiana, al punto que ganó en el conteo de delegados asignado durante la jornada (65 contra 48 de Trump)

Lea: Así fue la jornada de primarias del sábado 5 de marzo

Bernie Sanders ganó Kansas y Nebraska, pero quedó con 47 delegados frente a los 65 que se llevó Hillary Clinton.

En cuanto a los líderes de la carrera: Clinton se llevó Lousiana de manera convincente, y Trump ganó Louisiana y Kentucky.

Calendario de las primarias 2016 en EEUU
    • DELEGADOS
    • Republicanos
      • Trump
        0
      • Cruz
        0
      • Rubio
        0
      • Kasich
        0
      • Carson
        0
      1,237*
      Republicanos DELEGADOS
      Trump 0
      Cruz 0
      Rubio 0
      Kasich 0
      Carson 0
      Delegados necesarios para ganar
      la nominación republicana
      1,237
      *Delegados necesarios para ganar la nominación
    • Demócratas
      • Clinton
        0
      • Sanders
        0
      2,383*
      Demócratas DELEGADOS
      Clinton 0
      Sanders 0
      Delegados necesarios para ganar
      la nominación republicana
      2,383


El gran perdedor de la jornada es Marco Rubio, quien oficializa su condición de tercero en la carrera (en Maine incluso llegó detrás de John Kasich).

Tan mal le fue a Rubio que Trump tuvo la audacia de pedirle durante una rueda de prensa al final de la noche en Florida que se retire de la contienda para poder enfrentarse “uno a uno” con Ted Cruz, con quien dijo que sería “fácil” enfrentarse.

Pero no por eso hay que restarle importancia a las victorias morales de los segundos de la competencia.

Más delegados que Trump

Tanto Sanders como Cruz lograron el sábado un importante oxígeno para mantener andando sus campañas.

La jornada es más pareja para los republicanos porque Cruz logró meterse en el reparto de delegados al punto que al final de la noche obtuvo 17 más que Trump y recorta un poco la ventaja que le lleva el magnate.

publicidad

Con seis estados en su haber en estas primarias, Cruz puede reforzar ahora su discurso de que es el único capaz de ganarle a Trump, ese candidato incómodo que muchos dentro del partido Republicano no quisieran que se convierta en el nominado.

Trump: creo que Marco Rubio debe retirarse de la carrera Univision


Cruz puede explotar en los próximos días la sensación de que él está logrando detener al fenómeno Trump con su agenda conservadora y sin confrontarlo de la manera pendenciera que Rubio escogió hace ya un par de semanas.

Incluso, el que en Kansas hayan fallado las encuestas, la última de las cuales lo situaba 6% debajo de Trump, servirá a la campaña del senador por Texas para enfrentar el argumento de que la estadística está en su contra.

Los de Cruz dirán que las encuestas se equivocan o que, en última instancia, pueden cambiar con nuevas dinámicas, como el impulso que le da cada nuevo triunfo.

Problema para trascender

Un efecto similar puede recibir la candidatura del senador Sanders, quien con las ganancias del llamado supersábado logra insuflarle un poco más de entusiasmo a su de por sí entusiasta base de electores.

publicidad

Cierto que ganar Nebraska y Kansas sigue dejando al senador de Vermont limitado a un mercado electoral caracterizado por votantes blancos (84% promedio) de clases media y trabajadora a quienes seduce el discurso de justicia económica del senador.

Sin embargo, la mala actuación en Louisiana, donde quedó aplastado con el 21% de los votos, muestra que su mensaje no logra trascender para incorporar minorías con la misma efectividad con la que ha activado su base de votantes jóvenes.

La mirada de Sanders está puesta en Michigan, donde el próximo martes se decide el reparto de 130 delegados a la convención nacional.

Al hablar en un evento político en Warren, dejó claro que reconoce que su éxito en el proceso depende de movilizar nuevos votantes y dijo a sus seguidores que “ganaremos esa primaria si la participación es alta. Hagamos que la participación sea alta”.

Las esperanzas y las estrategias de las campañas de Sanders y Cruz están ahora puestas en que estas victorias del supersábado ayuden a alterar la dinámica de la competencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad