publicidad
Agrio debate republicano en Houston

Inmigración lleva al límite a los republicanos en debate de Texas

Inmigración lleva al límite a los republicanos en debate de Texas

El décimo careo entre precandidatos republicanos fue colonizado por el tema migratorio. Rubio, Trump y Cruz atizaron la pelea verbal.

Agrio debate republicano en Houston
Agrio debate republicano en Houston

Por Antonieta Cádiz @AntonietaCadiz, desde Houston

Fue un boxeo de palabras. Marco Rubio, Donald Trump y Ted Cruz no dejaron nada en pie en el último debate republicano celebrado en la Universidad de Houston. Los insultos y acusaciones entre los candidatos no pararon, sobre todo cuando se concentraron en inmigración y el voto hispano.

Fue una noche de peleas y todos lo esperaban. Con 155 delegados, Texas es el premio mayor del Súper Martes (1 de marzo) y los tres candidatos que lideran las encuestas lo apostaron todo.

Pero la controversia comenzó incluso antes que se subieran al escenario. Los republicanos llegaron a la Universidad de Houston, para ser recibidos con una bulliciosa manifestación de diversos grupos de derechos civiles.

“Cuando atacan a los afroamericanos ¿qué decimos?, luchamos en contra; cuando atacan a los latinos ¿qué decimos?, luchamos en contra!!”, gritaban los manifestantes.

“Donald Trump es un racista, no quiere a los mexicanos, nos está tratando a la patada, no es justo. Tenemos la misma sangre en las venas” gritaba Debora Castillo mientras sujetaba la bandera mexicana.

“Es inaudito que estos hombres puedan venir a una ciudad tan diversa como esta a hablar. Ellos no representan al 99% de la gente. Trump es el peor, pero todo ellos representan a los ricos. Es muy irónico tenerlos aquí, en una universidad tan diversa”, aseguró Gloria Rubac, una conocida activista local.

publicidad

Los gritos de los manifestantes no se alcanzaban a oír en el escenario, pero los que sí resonaron con fuerza fueron los ataques entre Cruz, Rubio y Trump. Los otros precandidatos John Kasich y Ben Carson intentaron intervenir con dificultad. Carson incluso lanzó un gracioso: “Por favor, que alguien me ataque”.

En ciertos momentos era difícil distinguir qué estaban diciendo. Se interrumpieron, se apuntaron con el dedo, se gritaron, utilizaron los puntos débiles de su récord una y otra vez.

“Fue el debate más agresivo hasta ahora. Hay un punto en que nos debemos dar cuenta que la gente quiere que una persona decente sea Presidente de Estados Unidos y la manera en que Trump se expresa… ha ido demasiado lejos”, aseguró el ex gobernador de Texas Rick Perry a Univision.com, tras el debate.

Perry lidera la lista de políticos republicanos texanos detrás de Cruz, seguido por el actual gobernador Greg Abbott y el vicegobernador Dan Patrick.

Candente debate en Houston Univision


Un golpe tras otro en inmigración

“Este tipo es un artista con la lengua trabada y este tipo es un mentiroso”, así fue como Trump describió a Rubio y a Cruz, quienes lo flanqueaban en el escenario, en el clímax del debate republicano.

Llegó a este punto luego de múltiples ataques en su contra, donde Rubio, sobre todo, usó su récord para sepultar su imagen.

El debate concentró una parte importante de su tiempo en el tema de inmigración y el voto hispano. El mayor tiempo hasta ahora, en comparación con los encuentros previos.

“En 2011 habló sobre la necesidad de tener un camino a la ciudadanía. En 2012 Donald criticó a Mitt Romney, diciendo que perdió la elección por la auto deportación”, recordó Rubio.

publicidad

“Lo pueden buscar. Verán que tuvo que pagar un millón de dólares por contratar a trabajadores ilegales en sus proyectos. Lo hizo”, agregó.

El intercambio entre ambos siguió por varios minutos e incluso Trump le dijo: “cállate, tan sólo cállate”.

El representante estatal republicano Jason Villalba, quien ha entregado su apoyo a Rubio aseguró a Univision.com que el senador de Florida tuvo un cambio notable en su estrategia de debate.

“Salió al ataque de Donald Trump, es un poco tarde, no sé cómo afectará específicamente a Texas, pero creo que como resultado le quitará parte del liderazgo de Trump. Esta es una maratón y él puede cambiar la dinámica”, comentó.

Para la analista política republicana Ana Navarro la actuación de Rubio fue un cambio importante en el plan para ganar la elección, sin embargo, insiste en que es difícil lograr más apoyo, si no consigue ganar en ningún estado antes del 15 de marzo.

“Ya veremos si hizo lo suficiente para ganar alguno de los estados del Súper Martes”, dijo. “Me hubiera gustado ver a Marco confrontar a Trump hace semanas”, agregó.

“Esta noche Rubio luchó por la posición número uno, un cambio en tono, esperemos que no sea un día tarde y un dólar menos”, comentó a Univision.com.

Match Trump - Cruz
Match Trump - Cruz

Cruz da la batalla

El senador de Texas no se quedó atrás al hablar de inmigración y también apuntó a ganador.

“Encuentro extraordinario que Donald crea que él es la persona que descubrió el tema de la inmigración ilegal. Te puedo decir, cuando me postulé para el Senado, lo hice prometiendo liderar la lucha en contra de la amnistía, prometiendo luchar para construir una muralla”, dijo.

“En 2013 cuando estaba luchando contra el grupo de los 8, la ley de amnistía ¿dónde estaba Donald? Estaba despidiendo a Dennis Rodman en Celebrity Apprentice”, recordó.

Cruz es el favorito para ganar la primaria en Texas. La última encuesta Universidad Monmouth sobre la primaria local mostró un 38% de apoyo para Cruz, 23% para Trump y 21% para Rubio.

publicidad

Cruz también utilizó la carta estatal. El legislador representa al estado desde 2013 y tiene la oficina principal de su campaña en Houston.

“Bienvenidos a Texas”, fueron sus primeras palabras. “El estado le ha dado esperanza a mi familia. Acá mi madre se convirtió en la primera en su familia en ir a la universidad. Acá mi papá vino de Cuba, lavó platos ganando 50 centavos la hora para costear su paso por la universidad”, recordó.

Cruz tampoco fue tímido a la hora de atacar a Trump.

“¿Cómo podemos nominar a un candidato que asegura que Hillary Clinton fue la mejor secretaria de estado?”, dijo.

“Te gano en las encuestas”, respondió el millonario.

“Pero no estás derrotando a Hillary”, dijo Cruz.

“Sé que estás avergonzado porque te estoy ganando, sigue intentándolo”, aseguró Trump.

Muralla con México

El presentador Wolf Blitzer presionó fuertemente a Donald Trump respecto a la construcción de una muralla en la frontera financiada por México. Recalcó que el gobierno mexicano ha enfatizado que no pagará por esto y le pidió que explicara cómo lograría esta meta.

Trump simplemente prometió lograrlo, sin dar detalles.

“Lo haré y se acaba de elevar tres metros. Lo podemos hacer por 10,000 millones de dólares y 12,000 millones y será una muralla real”, señaló.

Cruz latino

publicidad

Cuando la presentadora María Celeste definió a Cruz como un latino, el precandidato se rehusó a adoptar ese calificativo.

“Quiero mencionar que muchos en los medios tienen una definición de hispanos; sólo puedes ser hispano si eres liberal”, respondió.

El senador destacó cómo había ganado su escaño en el Senado con un 40% del voto hispano en Texas.

“Mi objetivo es luchar por todo el que tiene problemas en la comunidad hispana y más allá”, agregó.

Texas ya cerró su votación temprana y no será hasta el 1 de marzo cuando el estado influya en el futuro de la candidatura republicana. Los expertos locales insisten en que Cruz necesita una victoria aplastante para continuar en la batalla por la Casa Blanca. Sólo entonces los números mostrarán los ecos del debate más agresivo en el ciclo de elecciones 2016.


Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad