publicidad
.

Inmigración decidirá voto latino, revela encuesta Univision Noticias y T...

Marcha por la reforma migratoria

Inmigración decidirá voto latino, revela encuesta Univision Noticias y The Washington Post

Inmigración decidirá voto latino, revela encuesta Univision Noticias y The Washington Post

Mayoría rechaza los comentarios ofensivos de Trump y también la política de deportaciones de Obama

Marcha por la reforma migratoria
Marcha por la reforma migratoria

@cancino_jorge

El 74% de todos los votantes latinos considera ofensivos los criterios que el candidato a la nominación presidencial del Partido Republicano, Donald Trump, ha expresado sobre inmigración. Y el tema migratorio escaló del 4to al segundo lugar de importancia en los dos últimos años, reveló una encuesta exclusiva de Noticias Univisión y el diario The Washington Post publicada este jueves.

Vea aquí los resultados de la encuesta

Y es tal la importancia que el 82% de los electores hispanos opina que le gustaría que el próximo inquilino de la Casa Blanca que resulte electo en noviembre, apoye una vía a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados mientras que el 53% no votaría por un candidato que se oponga a esa vía.

¿Se equivocaron los republicanos en sus planteamientos de campaña para elegir al nominado? “Nuestra comunidad no acepta que sigan insultando a sus abuelas, a sus familiares”, dijo a Univision Gustavo Torres, director ejecutivo de CASA de Maryland. “Los republicanos van a pagar un precio muy alto por el desprecio e irrespeto a nuestra gente”.

Guerra declarada

A comienzos de junio del año pasado el empresario Donald Trump, cuando lanzó su campaña, dijo que los inmigrantes mexicanos eran “violadores”, “criminales“ y “traficantes de drogas”, discurso que fue rechazado por la comunidad hispana que llamó a no votar por el candidato.

El resto de contendientes, con excepción del exgobernador Jeb Bush (quien se retiró de la contienda por los malos resultados conseguidos en el arranque de las primarias) y el senador Marco Rubio, ambos de Florida, han sido menos severos que Trump con el tema y han prometido planes para solucionar el problema migratorio, pero priorizando la seguridad fronteriza, la verificación de empleo y el control de los inmigrantes que entran y salen del país.

Ocho meses después la postura de Trump se ha vuelto más severa e incluye la construcción de un muro a todo lo largo de la frontera (que hará pagar a México) y la deportación de los 11.3 millones de indocumentados en un plazo de 18 meses a partir.

publicidad

Cambio de planes

El senador Ted Cruz, quien junto a Rubio batalla por el segundo lugar en la carrera republicana, también endurece su postura y a comienzos de esta semana aseguró que, si es electo presidente, usaría a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) para localizar a los indocumentados y los deportaría, como prometió Trump.

En enero el senador por Texas criticó una postura similar blandida por Trump. "¿Van a llamar en cada puerta en todo el país? No. Yo no pretendo enviar botas militares a llamar a cada puerta en el país. Así no es como nosotros hacemos cumplir la ley por ningún crimen", dijo. Pero su discurso cambió de tono.

Torres no se explica cómo los republicanos piensan ganar la elección nacional sin el respaldo del voto latino. “Creo que somos vitales. En particular cuatro estados, Nevada, Virginia, Florida y Colorado. Ahí se definirá la elección y vamos a darles (a los republicanos) una lección por faltarnos el respeto”.

El análisis de Torres señala que tanto demócratas como republicanos saben que para ganar la elección nacional el primer martes de noviembre necesitan el voto latino. “En el caso republicano requieren un mínimo del 40% para aspirar a la Casa Blanca. En cambio los demócratas tienen que demostrar su liderazgo y actuar”.

Advierte, sin embargo, que “no basta con decir que nos apoyan cuando bajo esta administración (la de Obama) no pasamos la reforma migratoria”.

Promesa inconclusa

Las organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes no están conformes con el tema de la reforma migratoria.

En 2008, siendo candidato, el entonces senador por Illinois, Barark Obama, prometió una reforma migratoria en los primeros 100 días de su gobierno y después cambió el compromiso al primer año. Pero las guerras en Irak y Afganistán, la crisis financiera y el debate de la reforma de salud postergó el plan.

En 2010 los demócratas perdieron el control de la Cámara de Representantes y el liderazgo republicano no dio lugar al detabe de la legalización de los 11.3 millones de indocumentados. Dos años después, en 2012, Obama volvió a prometer la reforma tal y como lo hizo en el 2008: para el primer año de su mandato, en este caso el segundo.

publicidad

El 27 de junio de 2013 el Senado aprobó un plan bipartidista (S. 744) que incluyó un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados que carecen de antecedentes criminales. Los republicanos, como en 2010, volvieron a cerrar la puerta a un debate en el pleno y el proyecto se perdió con el cambio de Congreso.

Qué dicen los hispanos

Dos años y ocho meses después de la votación del proyecto S.744, la encuesta exclusiva Univision Noticias y el diario The Washington Post reveló que al 82% de los electores hispanos le gustaría que el próximo presidente apoye una vía a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados, y el 53% no votaría por un candidato que se oponga a esa vía.

“Están equivocados (los republicanos) en sus planteamientos”, dijo a Univision Noticias Ben Monterroso, director ejecutivo de Mi Familia Vota. “Ellos hicieron dos apuestas: que los votantes no iban a participar en la elección y que pueden llegar a la Casa Blanca sin el apoyo de la comunidad hispana”.

“Las dos apuestas son totalmente equivocadas”, agregó el activista. “Hay más votantes participando. Creo que las apuestas están perdidas. Más gente se está registrando para votar, mas residentes se están convirtiendo en ciudadanos y más jóvenes están listos para ir a las urnas. Nuestro voto tiene peso. Tenemos una gran influencia y la vamos a seguir teniendo”.

“Sin nosotros no ganan”

En Washington el Centro para el Cambio Comunitario insiste que “sin nosotros no ganan” ni demócratas ni republicanos la conquista de la Casa Blanca. Y en cuanto a los resultados de la encuesta exclusiva Univision Noticias y The Washington Post, “no es nada sorprendente”, dijo Kica Matos, directora del programa de derechos de los inmigrantes y justicia racial del CCC.

publicidad

“Siempre hemos dicho que cuando se trata al tema de inmigración, la cuestión es profundamente personal para los latinos”, precisó. “La encuesta revela que nosotros los latinos estamos alertas, escuchando y reaccionando a lo que está sucediendo en torno a las elecciones”.

Dijo además que los republicanos “por mucho tiempo han sabido que el camino hacia la Casa Blanca requiere que ellos avancen las políticas de reforma migratoria con camino a la ciudadanía”, un debate que permanece estancado desde 2010.

“Ellos han hecho todo lo contrario y tendrán que pagar el precio”, advirtió refiriéndose a la elección de noviembre y la participación del voto hispano en las urnas.

Matos dijo además que la candidatura de Trump “ha movilizado a la comunidad latina e inmigrante”, y que se han duplicado los esfuerzos “para registrar votantes y asegurar de que nuestros votos cuenten en noviembre”.

De los poco más de 23 millones de latinos ciudadanos estadounidenses solo entre 12 y 13 millones están registrados para votar. Otros 6 millones de residentes legales reúnen requisitos para convertirse en ciudadanos y registrarse como electores.

Apuesta al “extremismo”

“El voto latino no puede ignorarse”, dijo a Univision Noticias Maribel Hastings, asesora ejecutiva de America’s Voice. “ La encuesta Univision Noticias y The Washington Post confirma lo que hemos dicho desde el principio, que las políticas antiinmigrantes de los precandidatos republicanos, particularmente el puntero, Donald Trump, siguen dañando la marca republicana entre los votantes latinos, un sector electoral necesario y vital para ganar la Casa Blanca”.

publicidad

Agregó que los republicanos “siguen apostando al extremismo y a ignorar los cambios demográficos que inciden sobre el panorama político-electoral” y que el voto hispano “vale”.

En otro resultado, la encuesta exclusiva Univision Noticias y The washington Post reveló que los votantes hispanos se sienten muy motivados para participar en estas elecciones presidenciales. “Nueve de cada 10 piensan votar en ellas”, escribió el periodista Daniel Morcate, de la unidad política de Univision.


Trump busca la base

Para Roberto Izurieta, director del departamento de Política Latinoamericana de la Universidad George Washington, los republicanos no están tan equivocados como muchos piensan. “Su grupo objetivo de campaña no son las mayorías sino las minorías que votan en una primaria”, dijo.

Explicó que “por ejemplo, Trump puede tener un 30% de los votantes republicanos y con eso podría ganar la nominación presidencial”, y que esa cantidad de apoyo “es menos de lo que tiene Sanders en el Partido Demócrata”, con lo que el senador por Vermont no podría ganar la nominación de su partido.

“Trump va por una base minoritaria del electorado no por las mayorías”, reiteró.

En cuando a la posibilidad de un triunfo republicano en noviembre, Izurieta dijo que “buscarán una ecuación de triunfo con poco voto latino”. Y que eso “a diferencia de lo que muchos piensan, es posible pero se trata de una ecuación más difícil. Necesitarán más votantes blancos, más jóvenes y, quizás, más mujeres”.

publicidad

Izurieta también dijo que si el 74% de los latinos que respondieron a la encuesta exclusiva Univision Noticias y The Washington Post consideran ofensivos los comentarios de Trump, “eso es una buena motivación para vitar en noviembre”. Y señaló que no hay que olvidar que también se elige un nuevo Congreso, que al final de cuentas será el que decida el futuro de la reforma migratoria.

Señal de alarma

“Creo que lo interesante de la encuesta exclusiva de Univision Noticias y The Washington Post es una señal de alarma para el Partido Republicano”, dijo a Clarissa Martínez e Castro, directora de inmigración del Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por su sigla en inglés), el principal grupo hispano de Estados Unidos.

Señaló que el hecho que el tema de inmigración aparezca en el segundo lugar de importancia “es una mala noticia para las campañas republicanas”, porque usualmente el tema sólo se eleva “cuando a la comunidad le preocupa el ambiente tóxico generado por el debate migratorio, y este tipo de ambiente pone a la comunidad en alerta y la lleva a tomar acción”.

“Aquí lo interesante es que la mayoría de los votantes piensan que la inmigración es número uno y por lo regular no está en el tope de las prioridades. Pero la toxicidad del debate hizo que la comunidad latina salga a defenderse”, agregó.

A la pregunta de si los republicanos triunfarán con la actual estrategia mostrada en las primarias, Martínez de Castro dijo que “cada día que pasa se pone en mas duda la posibilidad de llevar a cabo esta estratega con éxito”, de atacar a la comunidad inmigrante, sobre todo indocumentada.

publicidad

“Sabemos que en la política los candidatos siempre hacen eso por cada lado, se van más a los extremos. Y cuando van a la elección general empiezan a moderar. Pero se llega a un punto en que has caminado tan lejos que es difícil regresar al centro. Ese es el reto para los republicanos”, apuntó.

Las redadas de Obama

Un tema que también fue mencionado en la encuesta, realizada por la firma demócrata Bendixen & Amandi y la firma republicana The Tarrance Group, es la política de deportaciones del gobierno de Obama, que desde que llegó a la Casa Blanca en 2009 ha deportado a más de 2.5 millones de indocumentados.

“Casi la mitad de los entrevistados, el 48%, se inclina a votar en contra de cualquier candidato que pretenda continuar la política de deportaciones de Obama, mientras que apenas el 17% se inclina a votar por un candidato con esa pretensión”, escribió Morcate.

Hastings advierte que la política de deportaciones de Obama “puede incidir en la apatía del voto latino, lo que supone un reto para la nominada o el nominado demócrata”. Y señala que la encuesta Univision Noticias y The Washington Post “envía mensajes a ambos partidos: el voto latino no puede darse por sentado. Sería un gran error".

Gustavo Torres de CASA Maryland, comparte la inquietud de Hastings y dice que “es inaceptable que 2.5 millones de nuestros hermanos y hermanas hayan sido deportados bajo esta Administración. Tenemos que pararlas. Estoy con la encuesta; debería ser (el rechazo) del 100%”.

publicidad

En relación a las redadas y las deportaciones de niños migrantes que llegaron al país en busca de asilo después del 1 de enero de 2014, Torres dijo que no se trata de indocumentados, sino de “refugiados” que deben ser protegidos por el gobierno.

Notas relacionadas:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
publicidad