publicidad
Un inmigrante indocumentado es fichado en un centro de detención de la Patrulla Fronteriza.

Las cuatro familias que se salvaron de la deportación

Las cuatro familias que se salvaron de la deportación

Abogados indican que la clave está en que muchos migrantes no han tenido una adecuada representación legal

Un inmigrante indocumentado es fichado en un centro de detención...
Un inmigrante indocumentado es fichado en un centro de detención de la Patrulla Fronteriza.

Cuatro familias arrestadas el fin de semana durante una serie de operaciones ejecutadas por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) en tres estados, no serán deportadas por el momento.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su sigla en inglés), dijo que el freno de sus deportaciones fue gestionado por abogados del Proyecto (pro bono) CARA, que asiste a familias de migrantes centroamericanos que llegaron a Estados Unidos en busca de asilo.

Leer: Redadas aterran a la comunidad inmigrante

Los detenidos se encuentran en el Centro de Detención Dilley de ICE en San Antonio, Texas. “Sus deportaciones estaban programadas para este miércoles en horas de la mañana”, dijo Víctor Nieblas, presidente de AILA.

“Basados en entrevistas con las familias, el Proyecto CARA apeló sus casos de asilo a la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA, por su sigla en inglés) y solicitó el freno de las deportaciones. El BIA concedió el pedido”, dijo Nieblas.

Leer: Los iondocumentados sí tienen derechos

“Nuestras entrevistas revelaron que estas familias fueron privados de una oportunidad significativa de ser representados por un abogado en sus audiencias ante la corte de inmigración", dijo Katie Pastor, delegada del Proyecto CARA. "Es vergonzoso que estas familias estén siendo regresadas a sus países luego que arriesgaron todo para buscar protección en Estados Unidos”.

Cuatro familias salvadoreñas se salvan de la deportación Univision


Ocho de 121

Nieblas dijo que hasta el momento voluntarios y personal del Proyecto CARA se han reunido con ocho familias detenidas en el centro familiar Dilley.

Leer: No abra la puerta a menos que le enseñen una orden judicial

El Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS; por su sigla en inglés), Jeh Johnson, dijo el lunes que durante las redadas del fin de semana en carolina del Norte, Georgia y Texas, fueron detenidas 121 personas, todas ellas con orden de deportación final.

AILA dijo que los migrantes en la mira de las autoridades han huido de El Salvador y Honduras, dos de las zonas más violentas del hemisferio occidental.

Leer: Indocumentados dicen que no tienen papeles "pero respetamos las leyes"

Añade que “muchas madres no entienden el proceso legal o su derecho a apelar una decisión adversa por parte de los jueces de inmigración”, y que las familias detenidos y encarcelados son traumatizadas y tienen un acceso limitado a asesoría legal.

Redadas violan derechos de migrantes detenidos San Antonio: KWEX

Falta de acceso

AILA denunció además que ICE está bloqueando el acceso de abogados a ciertas mujeres detenidas en los centros de detención para discutir sus casos.

La asociación dijo además “ninguno de nuestros miembros ha visto una orden judicial antes de que ICE ingresara a las casas de los migrantes detenidos”.

publicidad

Leer: Quiénes son los indocumentados en la mira del DHS

“La agencia debería haber explorado otros métodos para deportar a estas familias antes de recurrir a estas tácticas agresivas, sobre todo porque muchos estaban cumpliendo con las órdenes de los tribunales de inmigración”, dijo Nieblas.

Entre los 121 detenidos había mujeres que tenían colocado un grillete y sus casos no estaban totalmente cerrados en las cortes. “ICE pudo haber utilizado métodos menos invasivos y aterradores para aplicar la ley”, dijo AILA.

"Este enfoque es inconcebible”, dijo Pastor. “Estas familias finalmente habían encontrado un poco de seguridad después de huir de países donde fueron objeto de amenazas, extorsión, asalto y cosas peores”.

“El gobierno no entiende que estas personas son solicitantes de asilo que huyen de la violencia y buscan protección en Estados Unidos", reiteró Nieblas.

Durante el año fiscal 2014 la Patrulla Fronteriza detuvo a 68,541 niños en un tramo de la frontera de Texas y México. En 2013 la cifra alcanzó los 38,759. En el año fiscal 2015 el número de arrestos bajó un 42% pero en los primeros dos meses del año fiscal 2016 (octubre-noviembre) las autoridades reportaron la detención de 10,588 niños frente a los 5,129 registrados en los mismos meses durante el año fiscal 2015.

Los arrestos tienen preocupada a la Casa Blanca y al DHS. El gobierno teme una oleada mayor en el curso del verano.

publicidad

Editado por @cancino_jorge

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad