publicidad
Los padres de los 43 de Ayotzinapa

Los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa pidieron ayuda al Papa

Los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa pidieron ayuda al Papa

Los familiares de los jóvenes desaparecidos hicieron llegar una carta al pontífice en la que le piden interceder por una investigación exhaustiva.

Los padres de los 43 de Ayotzinapa
Los padres de los 43 de Ayotzinapa

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos pidieron al papa Francisco en una carta "interceder" ante el Gobierno mexicano para atender los problemas de violencia en este país, donde esta noche finalizó su visita con una misa en Ciudad Juárez, informó su abogado Vidulfo Rosales.

El domingo, el pontífice se reunió en la Nunciatura Apostólica en la Ciudad de México con hermanos jesuitas, quienes le entregaron la carta de los padres.

En la misiva se hizo un resumen de "varias problemáticas", empezando por las "desapariciones forzadas, los feminicidios y las ejecuciones extrajudiciales", dijo el defensor de los familiares de los 43 estudiantes de la escuela de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 a manos de policías corruptos y miembros del crimen organizado.

El abogado reveló que en la carta "se le pide (al papa) que pueda interceder con el Gobierno mexicano a efecto de que se haga una investigación exhaustiva, que la ley de desapariciones forzadas pueda terminar de crearse con perspectiva y amplia participación de las víctimas, y que se esclarezca el caso de los 43".

Comentó que los familiares de los jóvenes todavía no se han reunido con los jesuitas, por lo que no han podido compartir con ellos las impresiones de la reunión con el papa.

Dicho encuentro podría ocurrir este jueves en la Ciudad de México, añadió Vidulfo.

publicidad

Los padres fueron invitados a la misa celebrada este miércoles en Ciudad Juárez, donde les fueron reservados tres lugares, pero estos decidieron no acudir.

El 26 de septiembre de 2014, 43 jóvenes de la escuela para maestros de Ayotzinapa desaparecieron en el municipio de Iguala, en el sureño estado de Guerrero, a manos de policías corruptos y miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron y quemaron en un basurero cercano, según una cuestionada versión oficial.

En esta fatídica noche también murieron seis personas y 25 resultaron heridas por el fuego abierto de los policías de Iguala.

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad