publicidad

Vida en prisión a joven que mató por un par de tenis

Vida en prisión a joven que mató por un par de tenis

Neal Bland fue condenado a cadena perpetua por haberle disparado a un joven para robarle un par de tenis marca Nike Air Jordan

Sentencian a vida en prision, sin posibilidad de excarcelación, a Neal Bland, un joven afroamericano acusado de haber asesinado al adolescente Joshua Woods en diciembre del 2012 por robarle un par de tenis marca Nike Air Jordan.

Según reportó Forward Times en un artículo publicado el 27 de enero, Woods y un amigo se habían levantado muy temprano la mañana del 21 de diciembre de 2012 para estar entre los primeros de la fila para comprar los apetecidos tenis Nike Air Jordan en el centro comercial Willowbrook, en Houston.

Cuando los dos jóvenes compraron los zapatos y salieron de la tienda, afirma la publicación, fueron seguidos por un grupo de individuos afroamericanos, quienes les exigieron entregar los recién comprados tenis. Durante el robo, Woods recibió un disparo en la cabeza y fue llevado a un hospital, donde más tarde murió.

Neal Bland estaba acusado de haber sido quien disparó el arma que le quitó la vida a Woods. Como dato curioso en este caso, se dio a conocer que precisamente el mismo día en el que Bland cometió el homicidio, estaba cumpliendo 18 años de edad.

De acuerdo con documentos de corte, otros dos jóvenes fueron acusados en este caso y su juicio iniciará a finales del mes de febrero.

Después del asesinato, Dazie Williams, madre del joven asesinado, inició una fundación en memoria de su hijo llamada “Life Over Fashion”. Desde entonces Williams lucha para concientizar a jóvenes acerca de los peligros de darle valor excesivo a las cosas materiales. También ha contactado a la empresa Nike para solicitarles que cambien la forma en que los famosos tenis Nike Air Jordan son comercializados.

publicidad

Deric Muhammad, un activista de Houston, dijo en un comunicado de prensa que la muerte de Joshua Woods pasará a la historia como una de las tragedias más atroces y sin sentido en la historia de la ciudad de Houston.

Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad