publicidad
La casa del horror, en Alemania

La macabra historia de la pareja de torturadores asesinos de Alemania

La macabra historia de la pareja de torturadores asesinos de Alemania

Un hombre buscaba mujeres mediante anuncios de prensa y luego, junto con su exesposa, sometía a sus víctimas a severas torturas en la "casa del horror", en un pueblo alemán.

La casa del horror, en Alemania
La casa del horror, en Alemania

Susanne F, una mujer de 41 años, tal vez no imaginó nunca la mala jugada que le tenía reservada el destino cuando fue al encuentro de Wilfried W., un hombre cinco años mayor que publicó un anuncio en la prensa en el que solicitaba una mujer para tener una relación duradera.

Fue en en Höxter-Bosseborn, un pueblo de apenas 600 vecinos en la Baja Sajonia, Alemania. Sussane respondió al aviso publicitario y viajó para conocer a Wilfried.

"Durante dos meses, fue maltratada, golpeada y obligada a dormir en el suelo en un cuarto sin calefacción", cuenta el diario español El País que relata la macabra historia de una pareja de torturadores que han sido detenidos y al que la policía germana atribuye varios asesinatos.

Después de golpear a Sussane fuertemente en la cabeza, Wilfried y su exesposa Angelika B., de 47, subieron a la agonizante mujer a un automóvil que se averió en el camino. Llamaron a un taxi pero Sussane estaba en tan mal estado que la llevaron a una clínica. Ahí la mujer falleció al día siguiente a causa de la contusión en el cráneo. Y fue cuando comenzó a destaparse la historia de la pareja de torturadores.

Una semana después del hecho, Wilfried y Angelika fueron detenidos acusados de varios homicidios.

La policía alemana logró reconstruir los métodos empleados por la pareja, que "reclutaba a sus víctimas a través de anuncios en la sección de contactos en la prensa alemana y también en la República Checa", como explica el diario español.

publicidad

Todavía no han podido precisar cuántas mujeres fueron seducidas por los anuncios que colocaba Wilfried, ni cuantas fueron asesinadas en la que se conoce ahora como "la casa del terror".

En rueda de prensa, el fiscal jefe, Ralf Meyter, dijo que los asesinos guardaron el cadáver de otra mujer en un frigorífico, y después lo trocearon, quemaron los restos en una chimenea y esparcieron las cenizas alrededor de la casa.

Meyter dijo que otra víctima murió de “abusos físicos graves” el 1 de agosto de 2014.

La policía también localizó el cadáver de una estudiante en las inmediaciones de la casa del horror, que había sido dada por desaparecida hace diez años.

Fue la propia exesposa de Wilfried quien contriuyó con la policía a esclarecer los casos. “Su palabra era ley”, confesó Angelika a la policía, quien dijo que se había convertido en una especie de esclava de su exesposo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad