publicidad

Tin Tan, el primer gran promotor del spanglish en Latinoamérica

Tin Tan, el primer gran promotor del spanglish en Latinoamérica

El cómico mexicano rescató de su vida en la frontera la figura del 'pachuco' y junto con su particular vestimenta adoptó las palabras provenientes de la mezcla con la cultura 'del otro lado'.

Tin Tan, el primer gran promotor del spanglish en Latinoamérica TitnTan.jpg

Germán Valdés 'Tin Tan', el cómico que protagonizó más de 100 películas cómicas en México entre 1945 y 1973, tiene más mérito que sólo haber logrado que muchas de ellas se cuenten entre las mejores comedias del cine de oro mexicano.

Sin embargo, su legado trasciende la pantalla grande, ya que le dio presencia (nacional e internacional) a la figura social —para muchos mexicanos incomprendida por la lejanía de la frontera— del pachuco hacia mediados de los años 40, tras la Segunda Guerra Mundial.

El actor, que vivió el final de su adolescencia y el principio de su juventud en la fronteriza Ciudad Juárez, recuperó de esa experiencia el resultado de la mezcla cultural que ocurre día con día en esas franjas, donde conviven tan de cerca dos culturas, dos idiosincrasias y de forma más inmediata, dos idiomas.

Tin Tan, el personaje creado por Valdés, emulaba a los mexicanos que tenían alguna experiencia en EEUU (que no son los mismos que los mexicoamericanos, nacidos de padres mexicanos en territorio estadounidense). Para ellos esta experiencia se traducía en algo positivo, les daba cierto estátus y una manera muy evidente de presumir tal experiencia era la incorporación al lenguaje coloquial de anglicismos puros o 'remasterizados', es decir, que castellanizaban algunas palabras en inglés agregando las terminaciones en infinitivo para crear nuevos verbos a partir de ellas; por ejemplo: 'forguetear' (olvidar, de forget), 'parquear' (estacionar, de park), 'rairagüey' (ahora mismo, de right away), o 'guachador' (vigilante, de watch)... Los ejemplos que se pueden encontrar en su filmografía son muchos y muy variados, como el lenguaje mismo y sus posibilidades.


Es en ese sentido que puede decirse que el pachuco 'Tin Tan' fue todo un precursor del spanglish como lo conocemos hoy; hablaba el slang de los barrios fronterizos, una mezcla indistinta de inglés y español que iba apropiándose de anglicismos y modificándolos para 'castellanizarlos', al tiempo que se permitía licencias linguísticas que llevaron al público capitalino —tan ajeno a la frontera— del escándalo al desconcierto y de ahí a la carcajada.

Fue el primer actor que le dio voz a un grupo social que con los años fue adquiriendo peso e importancia al ser los receptores (y transmisores) de primera mano de la cultura del vecino país del norte de México. Lo más cómico era que lo hacía muy naturalmente, como ocurre (cada vez somos más los que lo sabemos) cuando vives entre dos idiomas que terminan por mezclarse espontáneamente en la cabeza, y luego en la cotidianidad.

Relacionado
Los programas bilingües español-inglés han crecido rápidamente en todas...
¿Podrá sobrevivir el bilingüismo hispano en Estados Unidos?
Aproximadamente un tercio de los latinos hablan tanto inglés como español. Pero a medida que nacen más hispanos en Estados Unidos, es menos probable que sean bilingües.
publicidad
publicidad
El artista decidió postularse de manera independiente a la gobernación de Jalisco con el propósito, según él, de mejorar las cosas en materia de seguridad, empleo y educación en ese estado de México.
Ambos residen en países distintos, pero eso no fue impedimento para que sellaran su amor en matrimonio. A la par, varias familias se beneficiaron de la ocasión ya que pudieron abrazar a seres queridos que se encuentran al otro lado del muro.
La patrulla fronteriza le permitió a 12 familias que viven divididas entre naciones vecinas, reunirse durante tres minutos. Un estadounidense y una indocumentada pudieron contraer matrimonio.
Aficionados de los Oakland Raiders se dieron cita en el Ángel de la Independencia para tomarse una foto el día previo al juego ante los Patriots en el Estadio Azteca.
publicidad