publicidad
Sendy López y Juan Mascorro

"La licencia de conducir me cambió la vida", afirma un dreamer

"La licencia de conducir me cambió la vida", afirma un dreamer

Juan Mascorro se manifestará frente a la Corte Suprema este lunes para abogar por dar los mismos beneficios a otros jóvenes como él, entre ellos su amiga Sendy.

Sendy López y Juan Mascorro
Sendy López y Juan Mascorro

Cuando estaba en su último año de secundaria, el mexicano Juan Mascorro sentía que era el único chico en su clase que no podía conducir. "No me hacía sentir bien", recuerda el joven, quien prefería caminar las varias millas entre la escuela y su hogar en Middleville, Michigan, que tomar el bus escolar todas las tardes.

Su suerte cambió cuando el presidente Obama anunció una acción ejecutiva que permitiría a dreamers como él pedir amparo de la deportación y obtener permisos de trabajo. El año siguiente, el estado de Michigan permitió a estos dreamers obtener licencias para manejar.

publicidad

Esa acción ejecutiva de Obama, conocida como Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) e impulsada en 2012, le cambió la vida: su padre le compró un Pontiac Sunfire que maneja hasta el sol de hoy; un permiso legal le permitió trabajar en Subway, en una tienda de smoothies y hasta en un matadero; y su nueva identificación le sirvió para tomarse un vuelo a Clearwater, Florida, con sus amigos el año pasado.

Ahora Mascorro quiere que otros millones de inmigrantes tengan la misma oportunidad.

Este fin de semana el joven viajará a Washington DC para apoyar frente a la Corte Suprema la segunda acción ejecutiva del presidente sobre inmigración, que extendería esos mismos beneficios migratorios a cientos de miles de otros dreamers (DACA+), y a millones de indocumentados que son padres de residentes legales de Estados Unidos (DAPA).

La acción del presidente, anunciada en noviembre de 2012, llegó al máximo tribunal por un reto legal que firmaron 26 estados, alegando que su poder ejecutivo no alcanza para crear los programas de DAPA y DACA expandido.

La Corte Suprema escuchará este lunes argumentos a favor y en contra de la segunda acción ejecutiva, y tomará este verano una decisión sobre su legalidad que podría afectar a unos 5 millones de indocumentados en el país.

Una dreamer que se beneficiaría es Sendy López, una amiga de Mascorro no pudo acogerse a DACA por no cumplir el requisito de haber estado continuamente en Estados Unidos desde el 15 de junio de 2007. La joven podría obtener un permiso de trabajo y protección de la deportación si la Corte Suprema mantiene viva la expansión de DACA, que establece como fecha límite el 1 de enero de 2010.

publicidad

"Ella a veces piensa que no puede lograr ciertas cosas (sin DACA)", dice Mascorro, cuyos padres además se beneficiarían del programa DAPA.

Un reto continuo

No todas las realidades de la vida como indocumentado cambiaron para Mascorro tras acogerse a DACA.

El joven, quien llegó a Estados Unidos cuando estaba en el primer grado, terminó su educación secundaria con un promedio perfecto, y habiendo tomado cuatro clases de materias avanzadas. "Mis padres me dijeron que si me iba bien en la escuela podría ir a cualquier universidad que quisiera. Pero me di cuenta que no era mi realidad. Me aceptaron en todas las universidades que solicité, pero cada una quería cobrarme como un estudiante internacional, entonces terminé registrándome en un colegio comunitario", cuenta.

El joven estudia ahora en Grand Rapids Community College y pronto se irá a Ferris State University, donde terminará su bachillerato en criminología para luego estudiar derecho. "Quiero ser abogado de inmigración", asegura.

Mientras tanto quiere seguir abogando por otros inmigrantes, agradecido de las oportunidades que ha tenido a pesar de los obstáculos.

"Traernos a Estados Unidos ha sido tal vez una de las mejores cosas que han hecho mis papás por mí y mis hermanos", dice. "He tenido experiencias de educación y oportunidades en Michigan que no hubiera tenido en México".

publicidad

Esta nota es la primera en una serie de testimonios de jóvenes inmigrantes que irán a la audiencia sobre la acción ejecutiva migratoria de Obama en Washington DC el próximo lunes, 18 de abril.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad