publicidad
Tarjeta de residencia permanente de Alfredo Aranda Holguín.

Un inmigrante con papeles y enfermo lucha contra su deportación desde la cárcel de Adelanto

Un inmigrante con papeles y enfermo lucha contra su deportación desde la cárcel de Adelanto

La queja por negligencia médica en el caso de un mexicano con residencia permanente y recluido desde el 8 de agosto en el centro de detenciones de ICE en Adelanto, California, es la última en una serie de denuncias de maltrato en esas instalaciones. Allí han muerto tres personas desde marzo y se han reportado al menos cinco intentos de suicidio desde finales de 2016.

Tarjeta de residencia permanente de Alfredo Aranda Holguín.
Tarjeta de residencia permanente de Alfredo Aranda Holguín.

LOS ÁNGELES, California.- El 14 de agosto Karla Aranda recibió una llamada desde el centro de detención para inmigrantes en Adelanto que la desconcertó: alguien le avisó que habían trasladado al hospital a su esposo, Alfredo Aranda Holguín, residente permanente de EEUU desde hace 30 años, quien hacía una semana había quedado bajo custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) por una orden de deportación que derivó de "múltiples condenas criminales".

El 8 de agosto la agencia tomó custodia del mexicano, tras su liberación de una cárcel del condado de Los Ángeles, dos semanas después de que lo sentenciaron a un año por posesión de drogas, aunque él y su familia niegan estas acusaciones.

publicidad

La esposa de Aranda Holguín, residente de Maywood, en el sureste del condado de Los Ángeles, alega que pasaron cuatro días hasta que un supervisor en Adelanto le confirmó que su esposo era atendido en una clínica local. Ella explicó que su marido padece de distintos males: diabetes tipo 2 por lo cual necesita inyecciones de insulina, además de hipertensión y un problema renal que le obliga a recibir diálisis.

¿Qué hago si ICE llega a buscarme a mi casa? Univision


"Nadie en Adelanto me llamó, yo tuve que hablar para investigar y me dijeron que estaba en un hospital y que se lo llevaron grave", dijo Aranda a Univision Noticias. La mujer afirmó que su esposo le dijo a los vigilantes en Adelanto que se sentía mal y les pidió atención médica, pero allí -según ella- lo ignoraron.

Antes de que se lo llevaran al hospital, contó Aranda, lo vio en malas condiciones: "Su cara estaba exageradamente hinchada, se notaba preocupado y me dijo que se sentía mal".

Relacionado
Activistas protestan contra supuestos abusos a inmigrantes detenidos en...
Centro de ICE en Adelanto en el ojo del huracán por muertes, huelga de hambre, quejas de abusos y visitas negadas


"Eso demuestra qué clase de atención médica les dan a los detenidos, qué respeto les tienen a las personas", señaló Aranda, quien comentó que este fin de semana visitó a su esposo y constató que su salud sigue empeorando. "Tiene los labios blancos y está muy enfermo. Y le quitaron las cobijas, no tiene con qué taparse en las noches", agregó.

ICE explicó que el proceso de deportación de Aranda Holguín, quien obtuvo una green card a finales de la década de 1980, es revisado por un juez de inmigración. La agencia confirmó que lo detuvo por el caso en el que fue sentenciado por posesión de drogas. Su familia niega tal acusación e incluso ha pedido ayuda a la organización Innocence Project, que se dedica a defender legalmente a los condenados injustamente.

publicidad

"Aunque actualmente es un residente legal permanente, el señor Aranda tiene múltiples condenas penales, incluyendo dos que involucran delitos de drogas. Bajo la ley, esas condenas lo hacen sujeto a una posible deportación", indicó Virginia Kice, vocera de ICE en Los Ángeles.

Respecto a la acusación de negligencia médica, ICE afirmó que Aranda Holguín "está recibiendo atención médica oportuna y apropiada, consistente con los rigurosos estándares nacionales basados en el desempeño de la agenci". Kice afirmó que un día después de su llegada a Adelanto el inmigrante fue trasladado a un hospital para una evaluación médica.

Lluvia de denuncias

Pero esta queja de maltrato es solo la más reciente en contra de la cárcel de Adelanto, donde han muerto tres inmigrantes desde marzo, que se suman a otros tres decesos desde la apertura del centro en 2011.

Desde diciembre se han emitido al menos cinco reportes de intentos de suicidio. Uno de esos casos es el del nicaragüense Osmar Epifanio González Gabda, de 32 años, quien murió el pasado 28 de marzo luego de que seis días antes fuera hospitalizado tras intentar ahorcarse.

Relacionado
Vicente Cáceres.
Vicente entró sano y salió muerto de una cárcel de ICE en California, asegura su viuda


Dos meses más tarde, el hondureño Vicente Cáceres falleció mientras jugaba fútbol. ICE afirmó que tenía una deficiencia cardiaca, pero su esposa negó que estuviera enfermo. "Él no estaba mal, él no tomaba ningún medicamento", dijo María Isabel Juárez, en una entrevista con Univision 34.

La Coalición de Justicia para los Inmigrantes alega que el fallecimiento de Cáceres, el quinto por condiciones médicas desde 2011, se ajusta a "un patrón de muertes por negligencia médica" ocurridas en Adelanto, que alberga a casi 2,000 migrantes.

En las últimas semanas, la cárcel para inmigrantes más grande de California ha estado en el ojo del huracán por varias huelgas de hambre de los detenidos, quienes han exigido un mejor trato. ICE incluso reconoció que los guardias de seguridad usaron gas pimienta cuando algunos de los reclusos en ayuno se negaron a regresar a sus dormitorios, una acción que fue considerada como una represión.

publicidad

Sin embargo, funcionarios federales insisten en que la cárcel de Adelanto está sujeta a "requisitos operatorios rigurosos", es inspeccionada constantemente por distintas entidades, está abierta a las quejas, procura el mejor trato posible a los detenidos y se enfoca en solucionar los problemas que identifica.

En fotos: Así es el centro de detención para inmigrantes más grande de California
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad