publicidad
Las víctimas del caso de fraude migratorio son trabajadores que se encargaban del mantenimiento pesado de las aeronaves.

Contratista de aerolíneas cobró $560,000 por la 'green card' a 85 mecánicos mexicanos

Contratista de aerolíneas cobró $560,000 por la 'green card' a 85 mecánicos mexicanos

Una acusación federal reveló que un exejecutivo de la industria aeronáutica en California exigió cientos de miles de dólares a trabajadores de sus compañías para ayudarles a obtener tarjetas de residencia permanente.

Las víctimas del caso de fraude migratorio son trabajadores que se encar...
Las víctimas del caso de fraude migratorio son trabajadores que se encargaban del mantenimiento pesado de las aeronaves.

LOS ÁNGELES, California.- Un exejecutivo de dos empresas contratistas de aerolíneas en California se declaró culpable este jueves ante un tribunal federal por haber cobrado ilícitamente más de 560,000 dólares a unos 85 mecánicos mexicanos con la promesa de ayudarles a obtener la residencia permanente.

Eleno 'Max' Quinteros Jr., exvicepresidente de operaciones de dos compañías que contratan a mecánicos de aerolíneas, aceptó que exigió cientos de miles de dólares a trabajadores que se encargaban del mantenimiento pesado de las aeronaves. Una parte del dinero cubrió los honorarios de abogados, quienes no han sido nombrados en la acusación.

publicidad

Quinteros, de 45 años y residente de Chula Vista, en el condado de San Diego, era el responsable de contratar a los mecánicos para trabajar con aerolíneas en distintas partes de Estados Unidos y de ayudarlos a obtener visas TN y H-2B para que pudieran laborar legalmente en este país.

La fiscalía federal alega que Quinteros exigió y colectó de manera indebida más de 560,000 dólares para ayudar a por lo menos 85 migrantes que pretendían obtener el estatus de residente permanente. La ley prohíbe que los empleadores soliciten dinero a sus trabajadores para cambiar su estatus legal.

Relacionado
Agentes federales frente a una corte migratoria en Los Ángeles, C...
Falsos agentes federales estafan por $6 millones a más de un centenar de inmigrantes prometiéndoles papeles


"Quinteros ordenó a muchos empleados que depositaran el dinero en la cuenta bancaria de su esposa o le dieran cheques de caja ( money orders) en blanco, para ocultar la fuente de los fondos ilegales", señala la Fiscalía federal en un comunicado.

Este jueves, el acusado se declaró culpable de un cargo por negar que ayudó en un trámite migratorio; sin embargo, admitió que lo que había hecho involucró más de 25 documentos de inmigración.

"La residencia permanente no está a la venta", dijo la fiscal federal Alana W.Robinson. "Esta oficina está dedicada a combatir el fraude migratorio", agregó.

En la investigación de este caso participaron varias agencias federales, entre estas el Servicio de Seguridad Diplomática (DSS) y la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI).

publicidad

"El fraude migratorio es un delito grave y aquellos que corrompen la integridad del sistema de inmigración de nuestro país deben entender que hay consecuencias graves por esas acciones", indicó Joseph Macías, agente especial del HSI en Los Ángeles.

No está claro cómo se descubrió este esquema, ni qué ha ocurrido con las víctimas.

La audiencia donde se dictará sentencia a Quinteros se ha programado para el próximo 6 de noviembre.

Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad