publicidad
En Portoviejo todavía la devastación es evidente.

Presidente de Ecuador no pediría a EEUU el Estatus de Protección Temporal

Presidente de Ecuador no pediría a EEUU el Estatus de Protección Temporal

Por prácticamente anticiparlo, ecuatorianos exigen la renuncia de la cónsul de su país en Nueva York, Linda Machuca.

En Portoviejo todavía la devastación es evidente.
En Portoviejo todavía la devastación es evidente.

MANHATTAN, Nueva York. – Anticipar la que sería la posible decisión del gobierno del presidente Rafael Correa, en cuanto a la solicitud a Estados Unidos del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los ecuatorianos afectados por el terremoto del pasado 16 de abril, ha generado una ola de rechazo contra la cónsul de este país en Nueva York, Linda Machuca.

Además de la publicación de insultos a través de distintas redes sociales, en Facebook, por ejemplo, fue creada la página “Yo pido la renuncia de Linda Machuca”, que hasta la noche del miércoles contaba con 274 seguidores. Se le imputa ser insensible y una marioneta del gobierno de Correa.

publicidad

La llevó a esta situación la publicación de un video, con el mensaje que ofreció durante una reunión en el consulado en Manhattan, el pasado 5 de mayo. Machuca se sintió en la confianza de explicarles por qué entendía que no se iba a solicitar el TPS. “Les digo esto extraoficialmente, por favor, porque a quien le corresponde decir si vamos hacia allá, o no, es a las máximas autoridades. Pero yo, en este espacio con mis compatriotas, les quiero decir las consideraciones que hay que tener en cuenta”.


Se refería a lo que significaría para Ecuador presentar esa petición. Según explicó, Estados Unidos otorga el TPS “a las personas que vienen de un país que está en unas condiciones muy difíciles, que está devastado, que está aniquilado y que no presta las condiciones de seguridad necesarias para sus ciudadanos”. Y sentenció: “Ese no es el caso del Ecuador. En el Ecuador ocurrió sí una desgracia, hubo un terremoto. Y hay una zona que está muy afectada, pero es una zona”.

Remató, enfatizando que proclamar ante el mundo “que estamos en una situación de desastre total, sería mentir, porque ese no es el caso del Ecuador”.

¿Y CUÁL ES EL CASO?

De las 24 provincias del país, 10 resultaron afectadas por el terremoto de magnitud 7.8. De los más de 16 millones de habitantes, 660 perdieron la vida a causa del sismo, que provocó pérdidas materiales estimadas en más de $300 millones USD.

publicidad

Este miércoles 11 de mayo todavía el gobierno nacional ecuatoriano no contaba con un registro oficial de refugiados. La ministra de Desarrollo Social, Gabriela Rosero, se comprometió a presentar la cantidad real antes del 16 de mayo, cuando se cumple un mes de la tragedia. Por ahora, dijo, sólo han contabilizado 8,000 personas viviendo bajo carpas.

Por otro lado, el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional reportó que en los pasados días se ha reflejado una disminución en las réplicas del terremoto, que suman ya 1,376.

Los oficiales del centro recalcaron que es normal que siga temblando hasta que finalmente las placas Oceánica y Continental regresen a su estado original.

publicidad
publicidad
Según Noemí Ramírez, experta en temas de inmigración, en esos casos la persona sí podría volver al país a tratar de reversar la condena criminal por la cual se le acusa justificando que no tuvo la colaboración adecuada de un abogado.
Los residentes llevaban más de dos meses en condiciones precarias de salubridad debido a que las autoridades pertinentes no se hacían cargo de la basura. Inclusive, tenían que lidiar con un mal olor y la abundancia de insectos y roedores.
Unas personas dieron aviso del hallazgo del cuerpo a las autoridades este martes en horas de la tarde. El sargento del Alguacil del condado de Los Ángeles Bill Cotter aseguró que la víctima al parecer presentaba un orificio de bala en el pecho. Los detectives están tratando de determinar cómo sucedieron los hechos.
Amancio Rodríguez llegó al país a los 14 años de edad y dice que todos los días se esforzó por trabajar y aprender algo nuevo en el negocio de la construcción. Después de 39 años, Rodríguez asegura que ha cumplido el sueño americano y quiere ser ejemplo de motivación para muchos que buscan lo mismo.
publicidad