null: nullpx
Cargando Video...

Por Ella Soy Eva Capítulo 11

Univision2 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

todos: [hablan a la vez]

fernando: ¿y qué me dice

la flaca?

"no, flaco", dice,

"o sea, ¿por qué andas

asegurando que mi mamá

se va a meter al mar?"

y qué le digo: "no, flaca,

pues es que la méndiga vieja

en todo se quiere meter".

ambos: [ríen]

fernando: así son las suegras.

santiago: ¿suegras?

¡ni me las menciones!

¿qué no ves que pronto

voy a tener que lidiar

con una de ellas?

fernando: tranquilo, tranquilo.

de hecho, va a ser muy duro,

va a ser muy duro, tranquilo.

ánimo, siempre existirán

momentos como este

con los cuates, ¿no?

salud.

salud, compa--

santiago: ay, no, no, no,

no suelta prenda, ¿eh?

nada.

nada.

fernando: desde que llegamos,

esos perros le están acechando.

se me hace que es

una de las profesionales, ¿no?

santiago: sí, sí, ¿verdad?

juan carlos: no, para nada.

está jugando.

es evidente que no le interesa

ninguno, por eso se está

haciendo del rogar.

santiago: ay, habló el oráculo.

oye--oye, lo que sí

es que está buenísima, ¿eh?

a mí se me hace que es

como medio con--

¿condesa?

fernando: condesita.

condesita.

lástima que están esos perritos

ahí, ¿eh?

sino acá mi juanca

ya estaría ligándosela.

¿a poco no, compasito?

ya estarías ahí.

juan carlos: ¿desde cuándo

ha sido eso un impedimento,

papá?

santiago: ay, papá.

fernando: ay, papá.

juan carlos: qué se me hace

que esta noche quiero calor.

santiago: venga, máster, venga.

fernando: esa de rojo.

yo me la conozco,

duro, matador.

juan carlos: disculpa, disculpa.

¿te molesto con una ronda

de whiskys para la mesa

de allá, por favor?

gracias.

>> ey, ey, ey, espera, espera,

yo no trabajo aquí.

juan carlos: sí, ya sé,

te estaba salvando

del acoso de esos tipos.

>> ah.

¿y por qué harías algo así?

juan carlos: ¿no quieres irte

a un bar un poco más íntimo,

con menos gente?

>> ¿me estás proponiendo

que vayamos a tu departamento?

juan carlos: no, de ninguna

manera, yo soy un caballero.

te estoy proponiendo

de ir a un bar más íntimo

que, casualmente,

queda a dos cuadras

de mi departamento.

ambos: [ríen]

juan carlos: o no me digas

que tienes que llegar

porque te van a regañar

en tu casa.

>> pues, no precisamente,

pero mañana entro a trabajar

temprano y antes

tengo que llevar

a mi hijo a la escuela.

¿estás bien?

te decepcionó lo del niño.

juan carlos: no, para nada, no.

es que me acordé

que tengo que hacer.

¿me prestas mi billete,

por favor?

>> ey, no, pero--

[música]

[música]

antonia: la licenciada oropeza

es muy amable,

fíjate que siempre tiene

una atención conmigo.

plutarco: sí, es una empleada--

muy eficiente, sí.

antonia: eso sí,

siempre me ofrece

que las galletitas,

que los chocolatitos,

pero como quedamos

de no decir nada

de lo de mi diabetes,

pues caigo en la tentación,

¿tú crees?

plutarco: te dije

que tu enfermedad

es de bajísimo riesgo, amorcito.

no vivas atormentada por eso,

no es nada.

antonia: total.

estuve revisando proyectos,

como me aconsejaron

tú y mi hermano.

plutarco: ahí puedes volcar

la avalancha de ideas geniales

que tienes sobre turismo,

mi amor.

antonia: fíjate que algo

me dejó intranquila.

plutarco: no me digas.

antonia: sí.

mira, leí varias propuestas

interesantes,

pero dándole seguimiento,

¿qué crees que descubrí?

plutarco: ¿qué, mi amor?

cuéntame.

antonia: pues que las mejores

ya no pertenecen

a "grupo imperio",

fueron a parar a la competencia.

¿sabes algo de eso?

plutarco: no, no tenía ni idea,

cariñito.

en todo caso, los proyectos

pertenecen al área

de juan carlos caballero.

antonia: pues, claro,

él es el vicepresidente

operativo.

plutarco: no estaría de más

que se lo comentaras

a tu hermano para que indague

y salgamos de dudas.

antonia: pero ¿verdad que está

muy raro?

plutarco: sí, sería muy grave

que hayamos perdido ganancias

jugosas y ahora la competencia

se enriquezca con lo que

fue nuestro.

antonia: ay, tienes razón.

mañana mismo se lo voy

a decir a adriano.

mi amor.

plutarco: es que es...

antonia: ay.

ay, sí, perdóname, mi amor.

santiago: con patricia

todo es un problema.

a veces siento que cuando

no hablo con ella

o no estoy con ella,

estoy más tranquilo.

¿me explico?

juan carlos: pues, sí, pero--

pero ¿no debería de ser

al revés?

o sea, cuando estás

con la mujer que amas,

quieres estar todo el tiempo

con ella.

abrazarla, besarla,

olerla,

recordar su voz, su sonrisa

y grabarte hasta el más

mínimo detalle de cada uno

de esos momentos, santi.

precisamente, para recordarla

cuando no esté.

porque realmente lo único

que quieres es estar

cerca de ella, siempre.

santiago: helena era el amor

de tu vida, ¿no?

juan carlos: no, no.

helena es el amor de mi vida.

santiago: pe--

ya, ya, ya se te va a pasar,

¿eh?

pronto se te va a perder

entre toda esa corte

de mujeres que has tenido.

pero lo que sí,

no sé en qué galería

la vas a poner

porque nunca me dijiste

si era condesa, marquesa.

[ríe]

¿reina?

juan carlos: no, nada de eso,

hermano.

helena no pertenece

a ninguna categoría porque--

porque helena es una mujer.

helena es toda una mujer.

y yo soy un completo imbécil

por no estar con ella.

antonia: todo indica que

perdimos importantísimos

proyectos que nos habrían

proporcionado grandes

rendimientos.

y quien salió ganando

fue la competencia.

adriano: la competencia.

todo esto es grave, antonia.

muy grave.

antonia: ay, pensar que tuvimos

esas propuestas en las manos

y las dejamos ir.

adriano: el encargado operativo

de esta empresa es juan carlos

caballero.

él debe de tener

una muy buena explicación

para todo esto.

antonia: y más le vale

que tenga una muy buena

justificación, porque perdimos

millones por su culpa.

adriano: a ver,

no vamos a adelantar juicios,

¿está bien?

él nos debe de rendir

unas muy buenas cuentas.

marcela, localice por favor

a juan carlos caballero.

lo quiero en mi oficina

inmediatamente.

si no está en la empresa,

búsquelo.

marcela: hola.

¿saben dónde está juan carlos?

lo ando buscando

y no lo encuentro.

el licenciado reyes lo busca.

fernando: no, ni idea, flaca.

marcela: ¿no? ¿tú tampoco?

santiago: no, pues a lo mejor

lo agarró el tráfico

y no ha de tardar,

así que no te preocupes.

marcela: bueno, le voy a seguir

marcando al celular.

si saben algo,

¿me avisan "porfas"?

ambos: [afirman]

fernando: no creo.

santiago: ¿qué?

fernando: ¿estás pensando

lo mismo que yo?

santiago: pues, aquí traigo

el teléfono de "viajes moreno".

déjame--déjame y le marco.

[teléfono]

lucía: ay.

ahorita me vas a escuchar.

hasta que te dignas

a hablar, carambas.

santiago: ¿perdón?

lucía: no, no, no,

nada de perdón.

mira, sebastián, me dijiste ayer

que nos íbamos a ver.

santiago: perdón, señorita,

no soy sebastián.

¿no estoy hablando

a "viajes moreno"?

lucía: ay.

ay, perdón, perdón, perdón,

es que creí que era otra

persona.

¿sabe qué?

mire, ¿por qué no empezamos

otra vez?

hágase de cuenta que no pasó,

¿sí?

[carraspea]

"viajes moreno", le atiende

lucía.

¿en qué le puedo servir?

santiago: ¿puedo hablar

con la señorita helena moreno?

lucía: uy, no, ¿qué cree?

no está, salió en un viaje

bien importante a playa majahua.

pero regresa mañana, ¿eh?

santiago: se fue a playa

majahua.

ah, no se preocupe, señorita,

está bien.

yo luego me comunico con ella,

¿sí?

lucía: de nada.

pero nada más espéreme tantito.

deme su nombre para--para--

bueno.

bueno.

ay, míralo, me colgó.

mira, lo que sea de cada quien,

tenía bonita voz.

me hizo aquí como--

ay, lucía, por dios.

helena: que tengan suerte hoy.

>> gracias, helena.

mr.smith: licenciada moreno,

las fotos no le hacen justicia.

playa majahua es un lugar

espectacular.

helena: ay, me alegra muchísimo

que le guste, mr.smith.

y eso que no ha visto nada.

le tengo planeados

varios recorridos

para que conozca todo el lugar.

mr.smith: yo creo que este

equipo va a quedar muy conforme

con el reporte que le voy a dar.

helena: ay, estoy segura que sí.

pues, si quiere, comenzamos.

vamos, sígame.

adiós.

hola, ale.

todos: [saludan]

>> qué grande el bebé.

hola.

mr.smith: hola, buenos días.

>> buenos días.

juan carlos: ¿qué pasó?

santiago: ¿dónde estás?

adriano lleva horas buscándote.

juan carlos: estoy a punto

de salir para playa majahua.

santiago: ¿qué? ¿a buscar

a helena o qué?

juan carlos: desde luego.

yo no puedo vivir sin ella.

estoy pensando la manera

de decirle la verdad,

obviamente, pero pues tengo

que preparar el terreno

para eso antes.

santiago: ¿y cómo?

juan carlos: de entrada

la voy a convencer

de que no meta su proyecto

a concurso.

honestamente, no creo

que su propuesta pueda

competir con la de plutarco,

y le quiero evitar

esa decepción.

santiago: y supongo que ganará

un poco de tiempo.

juan carlos: sí, así es.

obviamente quiero proponerle

alternativas que podamos

hacer juntos, ¿no?

para la agencia.

en fin, mira, cuando se entere,

se va a enojar muchísimo, sí,

pero espero que no tanto

como para que me mande a la--

santiago: por lo que veo,

tú estás perdido por ella.

juan carlos: estoy loco.

o sea, soy otro, a ver.

no puedo razonar.

a ver,

te digo una cosa.

la amo con toda mi alma.

te llamo después.

[música]

onésimo: pues ahí tienes,

mi plu, tu pasaporte

recién salidito del horno.

plutarco: pasaporte, boleto.

boleto de avión, aquí está.

efectivo, aquí está.

no me hace falta nada más.

onésimo: no.

aunque todos los papeles

son falsos, este sí

es de adeveras,

el pasaporte no es chueco.

plutarco: baja la voz.

ya me cansé de pedirte

que seas discreto.

a partir de este momento,

todo mundo debe creer

que estoy en un viaje

de familiarización

en playa majahua.

onésimo: ¿te vas a ir

a la playa?

pues si para eso

no necesitas pasaporte,

me hubieras avisado.

plutarco: eres bruto, onésimo.

el que se va a ir eres tú.

onésimo: baja la voz.

espérame.

¿el que se va a ir soy yo?

ah, caray, hasta que se curte

una flor de tu jardín.

por lo menos en la playa

es otra cosita.

nomás ahí avísale

a la rebequita, ¿eh?

porque nomás me trae

de aquí para allá,

de allá para acá,

de aquí para allá,

por consiguiente,

de allá para acá todo el día.

plutarco: no vas a ir de paseo.

tienes que tomar fotos

de todo lo que veas

y traerme la información

que puedas.

me tienes que cubrir.

onésimo: órale, sale, sale.

yo te cubro, órale.

es más, ni siquiera

te voy a preguntar

para dónde vas.

ya sé que eso no te gusta,

que para eso no me pagas.

plutarco: ya vas entendiendo.

onésimo: pues, ahí está.

plutarco: igual ahora sí

te voy a explicar.

voy al extranjero

a arreglar un asunto bancario.

onésimo: no.

¿o sea que ya tienes visto

todo el business?

plutarco: así es.

de esta no se salva

juan carlos caballero.

va a pasar una buena temporada

tras las rejas.

helena: [suspira]

mr.smith: ¿se encuentra bien,

helena?

helena: [carraspea]

sí, sí, mr.smith, sí.

tal vez estoy,

así, un poco cansada, ¿sabe?

por eso cuando vengo aquí,

a playa majahua,

disfruto mucho porque me puedo

relajar bien.

mr.smith: conozco muchas playas,

pero nada se compara

con este lugar.

es tan pintoresco y

casi perfecto.

helena: por eso era tan

importante que usted lo viera

con sus propios ojos.

ay.

ay, ay, ay, perdón, es que--

mr.smith: ¿qué tiene?

helena: ay, se me metió un--

un--un mosquito, un--

ay, ay, ay, ay.

ay, perdón, es que--

ay.

mr.smith: ¿me permite?

helena: sí, sí, sí.

mire, aquí.

mr.smith: ya está, ya está,

ya está.

helena: ay.

ay, no, no, no puedo,

no puedo abrirlo.

mr.smith: sí, sí, sí,

ya está, ya está, ya está.

helena: ¿ya abrió?

mr.smith: [afirma]

juan carlos: ¿se puede saber

qué está haciendo usted

con mi novia? ¿eh? ¿eh?

helena: ¿qué te pasa, juan?

¿está usted bien, mr.smith?

mr.smith: sí, sí, no pasa nada.

juan carlos: ¿cómo que no pasa

nada?

este chanta te está abrazando

y te está manoseando.

¿cómo que no pasa nada?

helena: ¡no me está manoseando!

el señor es mr.smith,

de "alberta travel company"

y vino a conocer el lugar.

y ultimadamente,

¿tú qué me reclamas

si no somos nada?

juan carlos: permitime.

mr.smith, una sincera disculpa,

de verdad, es que soy

muy impulsivo.

es una cuestión cultural

de mi pueblo.

"i'm sorry".

mr.smith: ok, ok.

helena: ¿está usted bien?

¿de verdad?

mr.smith: sí, está bien.

mi salida está temprano

en la mañana.

nos vemos allá en ciudad, ¿sí?

helena: sí.

mr.smith: "no preocupe",

todo va bien.

juan carlos: "i'm sorry".

helena: buen viaje, mr.smith.

juan carlos: sí, "good trip".

buen tipo mr.smith, ¿no?

helena: ¿se puede saber

qué haces aquí?

¿y por qué te portas

como un animal?

¿eh? ¿eh?

¿eh?

plutarco: en unas horas

salgo a playa majahua.

es un viaje de familiarización

y para tomar unas fotografías

del lugar.

con eso doy por terminado

el proyecto y te lo entrego

a la brevedad, cuñado.

antonia: ay, mi amor,

voy contigo, ¿sí?

ay, nos vendría muy bien

una escapadita al mar.

plutarco: eso sí que no se va

a poder, corazón.

antonia: pero ¿por qué, mi amor?

plutarco: porque voy

de negocios y tú ya estás

trabajando en la empresa

y no es bueno que descuides

tus labores.

cuñado, ¿no es cierto?

adriano: efectivamente, hermana.

y no es un regaño.

estar en esta empresa

no es un juego, ¿está bien?

y si te vas a comprometer,

tienes que estar

de tiempo completo.

plutarco: así es, mi amor.

ya vas a ver qué orgullosa

vas a estar de tu maridito

y de su proyecto, que sé

que gran parte te lo debo a ti.

antonia: ay, mi amor.

adriano: qué bonita pareja.

qué bonita pareja.

[ríe]

helena: es que no entiendo

tu actitud, juan.

terminas conmigo

y después te apareces,

y lo primero que haces

es maltratar al representante

de mi socio.

¿qué te pasa?

¿por qué eres tan animal?

¿qué quieres?

juan carlos: y, porque soy

un tonto, un celoso de lo peor.

lo siento.

vine a decirte algo

muy importante, helena.

helena: ¿qué es muy importante

que me tienes que venir

a decir aquí?

¿qué es lo que quieres decirme?

a ver, habla.

juan carlos: ¡que no puedo

vivir sin vos!

helena: ¿no me dijiste

que te ibas a ir a vivir

a miami y que no querías

tener una relación conmigo

de lejos?

juan carlos: y sí,

eso lo dije porque soy un--

soy un--

pero lo podemos solucionar.

de entrada, ya no me voy

a miami.

helena: juan, tú no puedes

jugar conmigo así.

un día me dices que me quieres,

al siguiente rompes conmigo,

después dices que no puedes

vivir sin mí.

juan carlos: y, porque es

la verdad, helena.

olvidate de las tonterías

que dije, por favor.

me quiero quedar con vos.

helena: ¿por qué, juan?

¿por qué?

juan carlos: porque te amo,

helena.

porque lo que siento por vos

no lo he sentido nunca antes

por ninguna mujer.

te lo juro.

helena: ¿estás hablando

en serio?

juan carlos: más serio

que nunca.

vine aquí personalmente

a decirte que--

que sos la mujer de mi vida.

[música]

helena: esta es una artesanía

del lugar.

y la gente de aquí

dice que solo se usa

para guardar buenos recuerdos.

juan carlos: te aseguro

que la voy a llenar de ellos.

y no va a haber uno solo

en donde vos no estés, linda.

¿bailamos?

helena: bueno, pero ¿cómo--

[ríe]

juan carlos: ¿y por qué no?

es buenísimo.

helena: [ríe]

juan carlos: quisiera que

vinieran los lugareños

a bailar con nosotros.

helena: [ríe]

juan carlos: sí, porque no están

enamorados como nosotros.

plutarco: yo sé que no te gusta

dormir solita, a mí menos,

pero no me tardo, amorcito.

antonia: ay, pero por lo menos

déjame llevarte al aeropuerto.

plutarco: ¿para qué?

solo paso a la casa

por mi maleta y de ahí

me voy a tomar el avión.

no te expongas al trafical,

quédate tranquilita.

antonia: ay, mi amor,

te voy a extrañar horrores.

plutarco: adelante.

rebeca: ups.

no interrumpo, ¿verdad?

plutarco: no, licenciada.

¿qué se le ofrece?

rebeca: me acabo de enterar

que sale usted rumbo

a playa majahua.

plutarco: así es.

un viaje de familiarización.

rebeca: qué barbaridad.

es que como anoche canceló

la junta del corporativo

que teníamos prevista,

la reprogramé para esta tarde.

plutarco: lo lamento mucho,

licenciada oropeza,

a lo mejor la puede agendar

para la semana próxima.

la junta no urge

y este viaje sí.

antonia: a todos nos tomó

por sorpresa, rebeca.

pero ya sabe cómo son

los ejecutivos, impredecibles.

rebeca: ni que lo diga.

[música]

todos: hola, helena.

helena: hola, mis amores.

¿cómo están?

>> bien.

>> hola, helenita,

te traje esta conchita.

helena: ay, está preciosa.

>> helena, ¿cuándo vienes

a mi casa?

helena: ay, voy a ir pronto

a comer, ¿va?

>> sí, sí, sí.

helena: [ríe]

y esta conchita la voy a guardar

con todas las demás que tengo.

lupita: sí, tienes que venir

a comer los camarones

que tanto te gustan, helenita.

helena: ay, sí, lupita,

no me los pierdo.

es que le quedan buenísimos.

lupita: se van a chupar

los dedos, joven.

juan carlos: qué delicia.

lupita: bueno, ya nos vamos.

vamos.

helena: gracias, que les vaya

bien.

juan carlos: ¿bailamos?

helena: no, pero ¿qué bailamos?

juan carlos: ¿y por qué no?

es un momento de la felicidad

completa y absoluta.

¡pará, pará!

rebeca: bueno, mientras usted

realiza su viaje,

yo asistiré a varias reuniones

en la comisión de turismo.

plutarco: pues, le deseo éxito,

licenciada, pero no se vaya

a dar un tropezón

como la vez pasada.

rebeca: ojalá que no.

y usted que disfrute la arena,

los cocos y el mar.

cuídese mucho de las ballenas.

antonia: ¿a poco hay ballenas

en playa majahua?

rebeca: toninas, marsopas,

cachalotes, ballenas,

toda clase de cetáceos.

bueno, eso me dijeron.

plutarco: hasta luego.

antonia: ay, mi amor,

yo te acompaño.

cuídate mucho,

te voy a extrañar.

y cuando llegues, márcame, ¿sí?

por favor.

juan carlos: y me encanta ver

cómo te quiere la gente

del lugar.

helena: sí.

es que llevamos muchísimo tiempo

conociéndonos.

imagínate, desde que estaba

en la universidad,

venía aquí para ir haciendo

mi proyecto.

juan carlos: y claro.

por lo mismo, vos los querés

mucho a ellos también.

helena: sí, muchísimo.

estos niñitos jugaban

con lalito desde que eran así

de chiquititos.

y nos fuimos conociendo

y teniendo confianza

y ahora son como mi familia.

juan carlos: sí, es que

con el tiempo te vas

encariñando, ¿viste?

helena: sí.

y conozco sus problemas,

sus necesidades.

por eso mi proyecto está

totalmente enfocado

para apoyarlos.

juan carlos: y por lo mismo,

nena, porque vos los conoces,

¿no crees que por ahí

no están acostumbrados

o preparados para atender

a turismo extranjero?

es mucho más exigente, ¿viste?

helena: no, pero aquí

casi no viene turismo

más que nacional.

y muy poquitos.

playa majahua no está

como dentro del circuito

de los grandes destinos,

pero ya aprenderán.

juan carlos: sí, pero si llega

a estarlo, ¿viste?

y viene por ejemplo, mi familia,

que toda es italiana,

tendrían que aprender idiomas.

¿y qué le van a decir

a mi familia?

por ejemplo, ¿qué querés comer?

¿pizza, espagueti, boloñesa?

pues, no.

helena: pero es que eso está

también en mi propuesta.

se puede capacitar a la gente.

cursos de idioma, de hotelería.

todo está en mi proyecto.

¿no lo leíste?

el proyecto.

juan carlos: sí, obvio.

por favor, pero claro

que lo leí.

¿qué soy un chanta yo?

claro que lo he leído.

pero no deja de ser

una labor titánica, helena.

helena: sí, lo sé, lo sé.

pero yo soy una mujer de retos

y a mí me encantan los desafíos.

este es el primer recuerdo

que vamos a guardar

en tu cajita.

juan carlos: seguramente

va a haber millones más.

fernando: bien.

santiago: no encuentro nada.

fernando: esto del suroeste

va a estar más complicado

de lo que pensé.

santiago: ¿y por qué?

fernando: porque nos hace

falta tiempo, y no creo

que le vaya a gustar al jefazo.

santiago: entonces, ¿qué vamos

a hacer?

fernando: honestamente,

no tengo idea.

en cualquier momento

nos dan cuello

y una patada en el trasero,

la verdad.

santiago: no, no, no,

no digas eso.

¿qué va a pensar mi bebé

si se entera que su futuro

esposo está a punto

de engrosar las filas

de los desempleados?

no, no.

fernando: ¿de qué te quejas,

santi?

tú no tienes familia.

yo sí estoy--

¿te imaginas que termine

de mantenido de mi vieja?

pues, ¿sabes qué?

nosotros tenemos la culpa,

por confiarnos.

santiago: ¿prefieres estar

dependiendo de que juan carlos

lo resuelva todo?

fernando: pues, sí.

por andar tan metidos en querer

sacarlo de playa majahua,

pues descuidamos todo lo demás.

no quiero ni ver

el altero de trabajo

que ya se nos juntó.

santiago: sí, sí, hermano,

pues más vale que--

que le demos a esto porque--

porque si nos corren,

no solamente va a ser

por lo de playa majahua,

sino por todo el trabajo

que tenemos retrasado, ¿eh?

fernando: sí, sí, tienes razón.

si ya no quedamos bien

con ese proyecto,

al menos no quedemos mal

con lo demás, ¿no?

santiago: sí.

fernando: a ver, ayúdame

tantito.

santiago: sí.

fernando: vamos a chambear.

vamos a chambear.

ándele.

[música]

[música]

helena: muchas gracias, miguel.

pónnoslo acá.

te va a encantar esto, ¿eh?

no, no sabes lo rico

que preparan aquí todo.

gracias.

miguel: sí, con permiso.

juan carlos: gracias.

helena: mira, esta es

especialidad de aquí.

las tostadas están buenísimas

y tienen camarones,

unos langostinos

que preparan deliciosos.

el huachinango a la talla.

no, no, no, no sabes lo que es.

te va a fascinar todo.

pero probá.

probá las tostadas,

están bárbaras, ¿viste?

juan carlos: te sale re bien

lo argento, mejor que a mí.

sí, no lo dudo, helena,

pero en verdad,

quizás por ahí los turistas

están esperando algo--

no sé, un poco más sofisticado,

¿viste?

helena: pero si esto

es una entrada.

no sabes qué rico preparan

los platillos principales.

muy bien elaborados,

muy bien servidos,

unas salsitas deliciosas

y muy económico.

increíble.

juan carlos: y sí, no lo dudo,

pero--pero ¿sabes qué pasa?

hay veces que los turistas

buscan una mejor presentación.

o quizás buscan la comida

italiana, ¿viste?

la francesa, la argentina.

matan por un bife

de chorizo, loca.

helena: eso también está

en mi proyecto.

poderle dar a los turistas

una variedad de platillos

para que prueben

desde lo típico

hasta lo muy elaborado.

y platillos así, como tú dices,

turísticos.

andá, probá que están re buenas,

¿viste?

buenísimas.

juan carlos: te sale re bien.

increíble.

[gime]

helena: [ríe]

juan carlos: dios.

¿por qué haces esto, dios?

lo mandó dios directamente

de la mano de su arcángel

miguel.

esto es eucaríptico, helena,

eucaríptico.

helena: [ríe]

plutarco: onésimo,

¿ya llegaste a playa majahua?

onésimo: sí, sí, plutarco.

no, pues claro que sí, hombre.

exacto.

justo vengo bajándome

del camión.

plutarco: bien, te me regresas

en cuanto termines

todos mis encargos.

no quiero que pierdas de vista

a rebeca.

onésimo: ay, ¿ya volvió

a las andadas

la muy traviesilla?

plutarco: cállate, estúpido.

toma fotos de todo lo que veas.

y me consigues los nombres

de la gente más importante

de allá.

onésimo: sí, plutarco,

te voy a llevar foto

de todos los oriundos

aquí del pueblo.

pero más mejor de los meros

meros chipocludos

de la localidad, si ya me lo sé.

plutarco: exacto.

el regidor, el párroco,

el dueño de algún hotelucho,

en fin, los pueblerinos

más reconocidos.

onésimo: tú no dejes

de preocuparte

ni tengas reparo alguno--

no, que no, hombre, tranquilo.

plutarco: no vayas a dejar

ningún cabo suelto.

y recuerda, toma fotos

de todo lo que veas.

onésimo: ah, plutarco,

ni que fuera menso.

ya, sí me acuerdo, hombre.

ya, está bien, está bueno,

hombre, ya.

foto de lo primero que vea.

foto de lo segundo que vea.

foto de lo tercero que vea.

juan carlos: no cabe duda

que playa majahua, ¿viste?

es un edén.

nada que ver con los destinos

turísticos que hay ahora.

helena: ay, qué bueno

que te guste, juan.

lo malo es que ya no quedan

muchos lugares como este.

y según esto que porque

en nombre del progreso y--

juan carlos: y por eso mismo,

creo que desarrollar aquí

un proyecto turístico

costaría muchísima plata.

además, tenemos que traer

todos los insumos de muy lejos.

helena: no, pero eso

está contemplado en mi carpeta.

utilizaremos los recursos

de la región.

materiales naturales

para que no haya impacto

ambiental.

juan carlos: y bueno,

y tampoco podés tener

todos los materiales

aquí locales de la zona.

es imposible.

además, no hay infraestructura,

helena.

no hay autopistas, el aeropuerto

queda lejísimo--

helena: to--todo eso

está en mi proyecto.

sí, es un tema de ecoturismo.

juan carlos: y dale

con el proyecto.

helena: ¿sí te acuerdas?

mira, además no se trata

de estos típicos lugares

como grandes destinos turísticos

en donde arrasan

con la naturaleza

solamente para obtener

ganancias.

juan carlos: es que--

helena: ¿leíste en la parte

donde expongo lo del--lo de--

juan carlos: pará, helena, pará.

no te puedo seguir engañando

así.

tengo que decirte la verdad.

>> aquí tiene su pasaporte,

señor.

y su pase de abordar.

salida internacional, sala 34.

plutarco: ¿eso es todo?

>> así es.

que tenga buen viaje,

señor caballero.

buenas tardes.

helena: ya me lo imaginaba.

todo indicaba que no habías

leído nada de mi proyecto.

juan carlos: y me avergüenza

mucho, pero es que

eso del ecoturismo, che,

no es lo mío.

mi especialidad son otro tipo

de desarrollos.

helena: sí, sí, sí,

ya--ya me imagino, ya.

gran turismo,

destinos internacionales,

enormes cadenas hoteleras.

juan carlos: ¿a vos no te

interesaría, helena,

realizar un proyecto

para turismo internacional

aunque no tenga que ver

necesariamente con la ecología?

helena: juan, por favor.

juan carlos: porque si así

fuera, vos y yo podemos hacer

muchas cosas juntos, helena.

helena: si hubieras leído

mi proyecto, te darías cuenta

que aquí también cabe

el turismo de lujo.

que sea ecológico

no significa que sea pobre

o que sea barato.

juan carlos: no, no,

yo no digo eso.

helena: mira, hay gente

que pagaría mucho, mucho dinero

por estar en un lugar así,

casi virgen, en contacto

con la naturaleza,

con todas las comodidades.

además, esto va mucho,

mucho más allá de tener

buenas instalaciones, ¿eh?

la gente de aquí

quiere compartir

lo mejor de sus tradiciones,

quiere transmitir el valor

de sus riquezas naturales,

para que el turista

se sienta atendido

por anfitriones

más que por típicos

guías de turismo.

esa es la gran diferencia, juan.

eduardo: cuando crezcas,

te vas a dar cuenta

que las mujeres

son bien manipuladoras.

lalito: ¿qué es manipuladora?

eduardo: todas las mujeres

que te quieren manejar

a su antojo, que te cuentan

las cosas a su modo

para que tú les creas

y termines haciendo

lo que ellas quieren.

lalito: pero mi mamá no es así.

eduardo: mira, lalito,

cuando crezcas, ya aprenderás

a conocerlas mejor.

pero por lo pronto,

tú y yo siempre nos tenemos

que contar las cosas

y decirnos la verdad.

somos hombres, debemos estar

del mismo lado.

lalito: sí, señor.

eduardo: tú y yo nunca nos vamos

a pelear, ni por tu mamá

ni por tu abuela.

¿pacto de hombres?

lalito: pacto de hombres.

juan carlos: y, helena,

para participar

en este tipo de proyectos,

te tenés que asesorar

con empresas, ¿verdad?

que tengan mucha más

experiencia.

helena: sí, ya ves que me está

apoyando "alberta travel

company".

es una compañía con mucho

prestigio internacional.

juan carlos: sí, tiene

prestigio, experiencia,

pero por ahí no la tiene

en este tipo de proyectos,

¿viste?

helena: ah, pero yo sí.

porque ya llevo muchos años

investigando.

juan carlos: pero una cosa

es la teoría, otra la práctica,

linda.

helena: a ver, a ver, juan,

¿qué me estás queriendo decir?

porque ya llevas rato hablándome

como si yo no tuviera

la menor idea de lo que implica

concursar por esa licitación.

juan carlos: no, yo no dije eso.

helena: bueno, no con esas

palabras.

pero a mí me da la impresión

que tú no quieres

que yo meta mi proyecto

a concurso.

juan carlos: no, lo que yo

quiero realmente es protegerte,

¿viste?

cuidarte de una decepción.

helena: ¿decepción de qué?

juan carlos: es que a este

concurso van a entrar empresas

muy grandes, ¿viste?

con mucho nombre,

con recursos, con experiencia.

helena: a ver, a ver,

¿tú estás insinuando

que yo no puedo

ganar ese concurso

o que tengo menos posibilidades

de ganar porque soy mujer?

juan carlos: y por ahí

no lo quería decir así, ¿viste?

pero--pero sí.

hay cosas que para los hombres--

helena: es increíble

que me estás como desacreditan--

o sea, subestimándome

por ser mujer.

juan carlos: no, yo solo quiero

protegerte, nena.

helena: ¿protegerme de qué?

ya deja de decir eso.

o sea, ni siquiera has leído

mi proyecto, y ya me estás

desacreditando porque crees

que no soy capaz.

¿y por qué?

porque soy mujer, ¿no?

juan carlos: no, tranquila,

helena.

helena: no, tranquila,

no me toques.

eres un machista.

no entiendo para qué

te tomaste la molestia

de venir hasta acá, de verdad.

juan carlos: helena, helena.

helena, helena.

vieja tenías que ser, hija.

helena.

pará.

[música]

[música]

onésimo: ay, está bien bonito

aquí.

estoy buscando dos gentes

de méxico, él un grandote

y ella un poco más--

pero los dos están--

>> no, no, no los he visto.

onésimo: oye, ¿el pescado

a cómo?

>> pues, sí, el que le guste,

mire.

onésimo: a ver, pues échemelo.

mire.

muchas gracias.

a ver, a ver, a ver dónde pueden

estar estos.

[ríe]

qué difícil es la vida, me cae.

juan carlos: pero ¿qué más

debo de hacer para que

me perdones, helena?

helena: ¿sabes qué es lo que

más me saca de onda, juan?

que descalifiques mi proyecto

sin siquiera conocerlo.

juan carlos: y sí, es que

¿sabes qué?

soy un machista, lo sé,

tengo que cambiar,

pero perdoname.

helena: eso no se cambia

de la noche a la mañana.

juan carlos: pará, yo sí

lo voy a cambiar.

te lo juro que lo voy a hacer.

helena: dime una cosa.

¿tú crees en mí?

porque yo estoy segura

que voy a ganar ese concurso.

juan carlos: y yo también.

helena: me--me choca,

me choca que me des

por mi lado.

juan carlos: no es darte

por tu lado.

no, es que mientras

más te conozco,

más me doy cuenta de lo

brillante y talentosa que sos.

y también me doy cuenta

de lo mucho que te quiero.

te lo juro, helena, perdoname.

decí que sí, por favor.

es una palabrita con dos letras.

s-i.

sí, decí que sí,

si no es nada difícil,

por favor.

helena: [ríe]

silvia: lalito,

fíjate que sin querer

alcancé a escuchar

lo que tu abuelito te dijo.

y pues quiero que sepas

que no siempre tiene la razón.

lalito: ¿me dijo mentiras?

silvia: no, no, no,

no dice mentiras.

él--¿cómo te digo?

lo que sucede es que

pues él ve las cosas

de otra forma, ¿sí?

a veces pues--¿cómo te diría?

¿cómo te explico?

cuando tú seas grande,

tú vas a saber lo que es bueno

y lo que es malo.

lalito: ya lo sé.

silvia: ¿ya?

ah, pues a ver, cuéntamelo.

lalito: mi abuelito, tú

y mi mamá son buenos.

y juan también.

en cambio, mi papá es malo.

silvia: no.

tú no debes guardar

malos sentimientos hacia nadie.

y menos hacia tu padre.

lalito: pero a lo mejor

pronto tengo nuevo papá.

juan.

silvia: ah, caray.

[teléfono]

silvia: deja ver.

bueno.

ah, sí, hija, sí,

aquí estoy con lalito.

ahorita te lo paso, ¿eh?

tu mamá.

lalito: ¡mami!

helena: mañana regreso, mi amor.

y te voy a llevar un regalito.

ah, no, no te puedo decir

qué es porque sino

ya no es sorpresa.

lalito: qué padre.

helena: te quiero mucho.

que sueñes con los angelitos.

bye.

juan carlos: ¿te puedo confesar

algo?

helena: [afirma]

juan carlos: no soporto

a los pibes.

pero no sé qué tiene lalito,

sabes, que se ha ganado

un lugar en mi corazón.

helena: [ríe]

ay, me alegra tanto

oírtelo decir.

juan carlos: es que ese pibe--

¿sabés qué vale ese pibe?

vale oro molido,

es bárbaro, es macanudo, ¿viste?

helena: me encanta,

me encanta que me lo digas

porque tú sabes que lalito

es lo más importante en mi vida.

¿y ahora te puedo hacer yo

una confesión a ti?

juan carlos: vos me podés

confesar lo que vos "querás".

helena: cada día

te quiero más.

bueno, poquito más.

juan carlos: ¿cómo?

helena: sí, tampoco tanto,

así, mucho más porque luego

te la crees mucho.

sí, ni siquiera leíste

mi proyecto.

juan carlos: sí, la portada leí.

helena: la portada no.

así que poquito te quiero.

juan carlos: y vi quién

lo escribió también.

helena: ay, helena moreno.

juan carlos: y sí.

un poquito.

onésimo: ah, caray.

ese es el juan carlos caballero.

la que está con él

es la guapota esta,

la de la agencia, la euge--

helena, helena morena.

[ríe]

esto sí le va a interesar

al plutarco.

[ríe]

y te va a salir carito, plu,

porque me lo tienes

que agradecer.

[ríe]

marcela: sí, yo llego

en un ratito, mi amor.

pues dile a tu hermana

que te prepare algo, cielo.

si quieres me esperas

a que yo llegue.

¿eh?

y bueno, mi vida, pero--

a ver, pásamela mejor.

¿qué pasó, hija?

¿qué?

no, oye, niña,

tú no sales a ningún lado.

cuando llegamos le pides

permiso a tu papá.

no, no seas envidiosa,

jennifer, prepárale algo

a tu hermano, ¿qué te cuesta?

ay, bueno, entonces espérenme,

ya vamos para allá.

bueno.

¿qué pasa, flaco?

ya vámonos.

fernando: es que todavía

me falta un buen.

no sé si quedarme

otro ratito, flaca.

marcela: pues, ¿qué te falta,

mi amor?

fernando: estoy un poquito

atrasadito.

marcela: ay, no.

¿en qué estás atrasado?

fernando: mira, mira, mira.

ven, ven.

marcela: ay, ya no aguanto

los zapatos.

fernando: mira.

marcela: oye, ¿cómo que

atrasado?

estás atrasadísimo.

este reporte era

para principio de mes.

fernando: ah, pero estoy

con tanto pendiente.

¿a qué hora, flaca?

ves cómo tengo la cabeza.

además, con lo de los sueldos

y eso como que no me puedo

concentrar, flaquis.

marcela: no, no, no,

para empezar, hay que ordenar

este chiquero.

¿por dónde empezar?

a ver, tira tu basura, mi amor.

fernando: sí, flaquita.

marcela: ay, dios mío.

kevin, hijo, nos vamos

a tardar un poquito más,

mi amor.

dile, por favor, a tu hermana

que ya--

sí, mi amor, yo te la coso

cuando llegue.

a ver si encuentro

una mercería abierta

porque no tengo uno

de ese color.

a ver, pásame a tu hermana,

mi amor.

a ver, jenny, vayan cenando,

por favor.

no te cuesta nada calentarlo--

¡ya te dije que no sales

a ningún lado!

fernando: ah.

[chista]

juan carlos: no sabés

cómo estoy disfrutando

este momento, helena.

de estar contigo,

de tu sonrisa,

de tus ojos,

de tu cuerpo.

helena: a mí todo esto

me parece un sueño.

juan carlos: yo quiero soñar

con vos toda la vida.

quiero estar contigo siempre.

helena: yo también

quiero estar contigo siempre.

juan carlos: quiero sentirte,

helena, quiero tenerte.

helena: tengo miedo de--

de perder la cabeza otra vez.

tengo miedo de no responder

de mí.

juan carlos: yo hace tiempo

que perdí la cabeza por vos,

helena.

helena: si me sigues

hablando así y mirando así,

y besando y tocando así,

no voy a dejar que me sueltes

nunca.

así que, por favor,

no me dejes ir.

juan carlos: no te voy a dejar

ir nunca, helena.

te amo.

Cargando Playlist...