null: nullpx
Bakersfield

Perro policía ataca a sospechoso que yacía en el suelo cumpliendo órdenes de los agentes

El perro que atacó al sospechoso fue suspendido de labores de patrullaje, mientras que su entrenador fue reasignado a otras tareas, hasta que ambos sean recertificados juntos para regresar al patrullaje.
16 Jul 2021 – 11:58 AM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

La Oficina del Sheriff del Condado de Kern, o KCSO por sus siglas en inglés, hizo público un video registrado por varias cámaras corporales de sus agentes, en el que se puede ver a un sospechoso siendo mordido por un perro policía.

El video del incidente ocurrido el pasado 9 de mayo, muestra cuando varios agentes de la KCSO respondían a un alerta sobre una camioneta pickup GMC Sierra de color blanco que había sido robada en el área de Olive Drive y Highway 99 en Bakersfield.

El vehículo fue finalmente localizado en la cuadra 5900 de Wright Avenue, con varios hombres a su alrededor que parecían estar conversando con el conductor. Al ver las patrullas de la KCSO el camión comenzó a alejarse, pero se detuvo después de andar unos pocos metros.

Uno de los agentes de la KCSO junto a su perro policía se aproximó a uno de los hombres que se encontraban en la escena, ordenándole que se echara al suelo y mostrara las manos, si no quería que el perro lo mordiera. En otra patrulla había un segundo perro policía.

Un oficial que llegó como refuerzo abrió la puerta de la patrulla donde estaba el segundo perro. En el video se puede escuchar al agente decir “mi error” cuando el perro saltó rápidamente de la patrulla dirigiéndose al sospechoso que estaba en el suelo.

La unidad canina mordió el brazo del sujeto que se encontraba en el suelo, mientras que el sospechoso gritaba de dolor. Pasaron algunos momentos hasta que el entrenador logró liberarlo mediante el uso de una herramienta y retomó el control de su perro policía. El sospechoso fue trasladado a un hospital local donde trataron sus heridas y fue dado de alta.

KCSO no ha dicho si el oficial sabía que había un K-9 en la patrulla en ese momento, pero la oficina dijo que habían conducido una investigación que concluyó que la liberación del animal había sido accidental y que no había constituido un uso indebido de fuerza por parte de los agentes.

Aún así, el perro que atacó al sospechoso fue suspendido de labores de patrullaje, mientras que su entrenador fue reasignado a otras tareas, hasta que ambos sean recertificados juntos para regresar al patrullaje. La KCSO indicó que el entrenador no fue el mismo agente que dejó escapar al animal.


Reacciona
Comparte
Default

Default