Entretenimiento

El anuncio 'Los Ejecutivos del Jangueo' es tan malo, que es bueno para las redes

La campaña publicitaria que tenía como meta destacar la vida nocturna de Puerto Rico terminó como blanco de burlas.
31 Ago 2017 – 6:38 PM EDT

¿Qué sucede cuando el concepto de una obra masetra de publicidad intenta entrar a un mercado local sin la visión creativa original, el mismo presupuesto e inclsuividad cultural hacia todos los aspectos de la sociedad puertorriqueña?

Cuando Bacardi presentó su campaña publicitaria en 2016 “We are the Night” (Somos la Noche), junto al aclamado cineasta Michel Gondry, el comercial fue elogiado por comunidad publicitaria. La narrativa, en conjunto al el estilo único que ha marcado la trayectoria de Gondry, nunca tuvo como propósito ser opacada, gracias a la version destinada al mercado de Puerto Rico, por las reacciones y creatividad de los usuarios de redes sociales.

La versión original, fue dirigida por el mismo director que en su resume sobresale " Eternal Sunshine of the Spotless Mind", obra que le produjo un premio Oscar por mejor libreto, y ha trabajado junto a The Rolling Stones, Björk, Lenny Kravitz, Daft Punk, Beck, The White Stripes, Kanye West, y Paul McCartney entre otros.


‘We are the night’, un comercial de 30 segundos resalta los arquetipos de la juventud de la noche de la única forma que un artista del calibre de Gondry lo puede hacer.

Casi un año después “We are the Night” llegó a Puerto Rico sin la visión de Gondry y su toque artístico. El resultado tiene un toque similar a las versiones más recientes del famoso program de MTV The Real World.

Contrario a la versión original donde un narrador nos lleva a través de todas las etapas de la noche, la versión puertorriqueña permite a sus protagonistas a llevarnos adentro de lo que significa “janguear” en la isla.

El misterio de la noche, de la oscuridad, que todo el mundo quiere que algo pase…Yo vivo para la noche”, dice uno de los jóvenes mientras bebe su trago preferido.


El video nos lleva a conocer un grupo de jóvenes que se les identifica como ‘Los ejecutivos de la noche”. Este grupo que “religiosamente lleva jangueando toda la semana”, salen para hablar de trabajo, relajarse y pasarla bien. Pero no todo es juego de niños para este grupo.

Casi siempre alguien se pone curioso y cambiamos a cuba libre y puede que escribamos otra historia esa noche”, señala uno de los ejecutivos de la noche.


Más tarde en la noche nos introducen a El ‘bartender’, un joven trabajador que vive por brindar felicidad a su clientela. “Es único, por eso es que lo hago, ese rush, es el único trabajo que me da esa satisfacción”, dijo este amante de la adrenalina.

La parte culminante de esta historia se nos presenta cuando Las Tarde Pero Fichu, entran en escena. Este grupo de mujeres que intercambian llegar a tiempo a los sitios por la unidad estética y camaradería, tiene en común, además de llegar tarde a los sitios un “strong social media game” “ El truco es como que postear twitter, stories, leave them wanting more, y que me pregunten donde estoy”, dijo una de las que llegó tarde pero fichu.

Los reyes y reinas de la noche del comercial se convierten en los ídolos de las redes sociales. A solo pocas horas de publicación del video las redes no se podían contener.





La Parodia

Aunque muchos usuarios de las redes pensaron que el video orignal era una parodia, la creatividad puertorriqueña actuó rápido para crear unas versiones diferentes.

El grupo de producción Decontrol Video creo hasta el día de hoy dos versiones sobre Los Principes de la Noche para su campaña vira titulada Fino Tinto.

Los Principes quien tiene una visión muy “diferente” de la noche a nuestros protagonistas en el otro video. Se puede decir que viven en otro mundo.

“El ambiente fuera del trabajo es un mundo totalmente diferente al de adentro del trabajo, porque cuando estas en el trabajo, tu estas en la oficina” dijo uno de los príncipes.

Otro de los príncipes que presenta la parodia, es mucho más honesto sobre sus prioridades.

A mi lo que me gusta es janguear. Salir del trabajo y janguear, o no ir al trabajo y janguear, y solamente janguear. Si me dieran a mí para escoger entre hacer mis responsabilidades o janguear yo escogería janguear siempre”.




Más contenido de tu interés