null: nullpx
Súper Momentos de Novela

Los momentos más odiosos de las villanas de telenovela

Las malvadas de la historia nos han hecho enojar más de una vez, recuerda sus peores fechorías.
8 Sep 2016 – 11:36 AM EDT

Las telenovelas no serían las mismas sin todas esas villanas que nos han hecho sufrir con sus engaños, intrigas y crímenes. Es cierto también que sin ellas las historias serían bastante aburridas pero en esta lista recordaremos aquellos momentos en los que las malvadas fueron tan pero tan odiosas que quisimos que desaparecieran de la tierra.

Rebeca queriendo pedalear la bicicleta de su hermana

No hizo falta más que un capítulo de El Color de la Pasión para saber que Rebeca es insoportable. Y es que el problema no es que sea coqueta sino que por alguna razón quiere hacer suyos justo a los novios de sus hermanas. Cuando vimos que andaba enseñando de más para seducir a Alonso nos convencimos de que es una odiosa hecha y derecha.

María Joaquina haciendo sufrir a Cirilo

María Joaquina (Ludwika Paleta) de Carrusel es la muestra de que se puede ser sangrón desde chiquito. Cirilo (Pedro Javier Vivero) era su más fiel enamorado y estaba dispuesto a "sonarse" a quienes la molestaran pero ella le pagaba con puro desprecio. María Joaquina era esa niña a la que nadie quería conocer en la escuela.


Angélica humillando a Marimar

Una de las villanas más odiadas que hemos visto es Angélica (Chantal Andere) de Marimar. La costeñita era inocente y lo hacía todo por amor a Sergio y claro, Angélica se aprovechaba de esto para humillarla cada que podía. Aunque hizo muchas, la que no se nos puede olvidar es aquella en la que obligó a Marimar a levantar el collar del lodo con la boca.


Soraya Montenegro tirando a la "maldita lisiada"

A Soraya Montenegro le faltaba un tornillo, o tal vez muchos, y siempre nos sorprendía con sus locuras pero cuando se enfrentó a la "maldita lisiada" todos quedamos impactados. Con el famoso grito "¡Qué haceeeees besandooo a la lisiadaaa" nos dejó con la boca abierta pues tiró a Alicia, mejor conocida como la maldita lisiada, le pegó a Nandito (Osvaldo Benavides) y a todo el que se le puso enfrente. Sin duda, esta escena de María la del Barrio es épica y nos hizo odiarla porque lastimó nada más y nada menos que al hijo de María.


Dulcina poniendo en ridículo a Rosa Salvaje

Cualquiera que lastimara el corazoncito de "La Vero" ya se merecía un lugar en el infierno porque es una de las reinas de las telenovelas. En Rosa Salvaje, Dulcina (Laura Zapata) nos puso rojos del coraje más de una vez con sus maltratos pero cuando de plano no la tolerábamos era cuando fingía ser buena para hacer quedar en ridículo a la inocente "Rosa".


Paola Bracho y su risa psicópata

Gaby Spanic se hizo inolvidable y totalmente odiosa cuando se convirtió en Paola Bracho, la villana de La Usurpadora. Lo que nunca le pudimos perdonar fue esa risa de psicópata que hizo cuando se enteró que el guapo Carlos Daniel estaba herido de muerte. Si te da risa que un galanazo como ese esté a punto de morir no puedes estar en tus cabales.


Evangelina tirando por las escaleras a su hermana Natalia

Evangelina Vizcaíno (Diana Bracho) era como el "Grumpy Cat" de las telenovelas porque siempre traía una amargura loca en Cadenas de Amargura. De por sí odiaba a su hermana y cuando Natalia (Delia Casanova) encontró el testamento que le ocultaba se puso muy mal y no dudó en tirarla de las escaleras. ¡Era de lo peor!


Catalina Creel sí tenía ojo

Para cerrar esta lista de momentos en los que odiamos a las villanas de telenovela tenemos a la más malvada de todas, la distinguida y despiadada Catalina Creel, interpretada por la primera actriz María Rubio, de Cuna de Lobos. Aunque vivía destruyendo a los demás, lo más ruin era cuando ponía a sufrir a su hijastro José Carlos haciéndole creer que él le había sacado el ojo. Por supuesto, esta era una más de sus mentiras y cuando se quitó el parche para mostrar que nunca quedó tuerta todos nos morimos del coraje.



¿Cuál de las maldades de telenovela recuerdas más?

Más contenido de tu interés