null: nullpx

'A que no me dejas' se despidió con un gran final, así fue el desenlace

Camila Sodi, Ignacio Casano, Alejandra Barros, Arturo Peniche y todo el elenco de 'A que no me dejas' nos sorprendieron en el último capítulo. Mira todo lo que sucedió.
31 Mar 2017 – 5:54 PM EDT

A que no me dejas terminó como un torbellino, Valentina y Mau nos envolvieron en una carga inigualable de emociones. Su romance nos hizo soñar y nos deleitamos con su fabulosa historia de amor. Ya sabíamos que la telenovela no podía despedirse sin grandes emociones. Antes de darle el último adiós, te invitamos a recordar lo mejor del desenlace.

Bajo el mar se quieren mucho más: Valentina y Mau tuvieron una boda de ensueño. Los dos unieron sus vidas para siempre en el fondo del mar. Fue bellísimo verlos rodeados de la belleza de la naturaleza y entregándose a su amor.


Ya era justo verlos felices, nos moríamos de ganas por ver a Valentina vestida de blanco. Y como nos lo imaginamos, ¡lucía bellísima! Al final, Mau y ella se juraron amor eterno y todos quedamos muy contentos al ver a la parejita recibir la bendición del sacerdote bajo el mar.


Murió por tanta maldad: Julieta sí que pagó muy caro tantos crímenes, pero su vida terminó de la peor forma. Después de intentar asesinar a Valentina y Mau, murió en medio del mar sin arrepentirse de las vidas que arrebató. ¿Crees que merecía ese final?


Cupido hizo de las suyas: En esta historia Cupido flechó a varios corazoncitos, quienes terminaron llenos de alegría. ¿Ya sabes de quiénes hablamos? Sí, de Alan y Almudena, Fernanda y Alexis, Osvaldo y Mónica, y por supuesto… de Gonzalo y Angélica.


Un final lleno de música: La producción de Carlos Moreno nos regaló un desenlace repleto de romanticismo. Fue un placer gozar de la música y las actuaciones especiales de Alejandro Sanz y Tommy Torres. Ambos artistas se sacaron un diez con los temas interpretados en la telenovela.

Formaron una linda familia: Después de casarse, Valentina y Mau fueron bendecidos por tres pequeños que nos hicieron recordar su niñez. Junto a ellos se despidieron de todos frente a un hermoso atardecer. De algo estamos seguros, a que no los vamos a olvidar.

Más contenido de tu interés