null: nullpx

Qué es y para qué sirve una cadena de oración

Conoce esta manera de hacer o compartir una petición a Dios y el peligro del que debes cuidarte.
17 Ago 2020 – 09:01 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/20
Comparte
Seguramente has escuchado que cuando alguien está teniendo un problema, la gente quiere ayudarle armando una 'cadena de oración'. Pero, ¿sabes qué significa, qué se requiere y qué 'trampa' debes evitar en ello? Crédito: Shutterstock
2/20
Comparte
Diario escuchamos de alguna persona que tiene un problema muy grave, sea de salud, monetario o similar. Debido a la seriedad o severidad de ese asunto, muchísimas veces se encuentran tan abrumados y preocupados que es bastante complicado para ellos lidiar ellos solos con lo que ocurre. Crédito: Shutterstock
3/20
Comparte
Es por eso que mucha gente sugiere hacer una 'cadena de oración' para ayudarles, y eso no es más que ponernos a rezar por nuestra parte, estemos donde estemos en el mundo, pidiendo a Dios que les brinde una mano o consejo en este momento tan difícil por el que están pasando en sus vidas. Crédito: Shutterstock
4/20
Comparte
No significa literalmente que armemos una 'cadena' de personas o que tengamos que estar en un grupo de gente o comunidad todos reunidos para rezar, como en los que se llaman 'prayer circles', en donde se juntan muchas personas para rezar. Por supuesto que funcionan y son recomendables, pero una sola persona también puede ser partícipe de una cadena de oración, por sí sola, en su casa. Crédito: Shutterstock
5/20
Comparte
Inclusive habrá aquellas personas que prefieran rezar en solitario, sea en la comodidad de su propio hogar, habitación o Iglesia o centro de devoción más cercano. Todos podemos participar desde el rincón del mundo en que estemos. Crédito: Shutterstock
6/20
Comparte
Una cadena de oración es una manera de compartir pedidos, súplicas y compromisos de oración con otras personas, independientemente del lugar donde se encuentren. Es una manera de ayudar a otra persona en el dilema que están pasando. Crédito: Shutterstock
7/20
Comparte
Así, por ejemplo, se podría estar armando una 'cadena de oración' por una persona que tuvo un accidente y está en el hospital, o que contrajo una grave enfermedad, o que está pidiendo por la salud de un ser amado, o por salir de un bache financiero o laboral, inclusive sentimental. Las peticiones varían como todas las que hace toda la humanidad en oración. Crédito: Shutterstock
8/20
Comparte
Ya sea una curación de alguna enfermedad un problema financiero, sentimental o salvación espiritual, una cadena de oración busca un resultado o transformación a través de la fe de muchas personas y con eso, ayuda a desarrollar esa misma fe y devoción hacia su religión. Crédito: Shutterstock
9/20
Comparte
Además, es un noble acto de caridad hacia el prójimo, buscando con nuestras mejores intenciones y fe que nuestras oraciones hacia Dios o a quien recemos contribuyan a ayudarles en esta complicada situación por la que están pasando. Crédito: Shutterstock
10/20
Comparte
Y es que todos sabemos el poder de la oración (seamos de la religión que seamos). Queremos ayudar a esa persona a rezar por nuestra parte, intercerdiendo por sus peticiones ante Dios, y poniéndonos juntos de acuerdo, las cosas pedidas en el Nombre del Hijo serán hechas. Crédito: Shutterstock
11/20
Comparte
En el Evangelio también se menciona algo así: En Mateo 18:19, Jesús dice "si dos de ustedes se ponen de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidan, les será hecha por mi Padre que está en los cielos". Crédito: Shutterstock
12/20
Comparte
Así que no hay nada más bonito que poner nuestro granito de arena dentro de lo que podamos ayudar al prójimo que está pasando por un rato amargo. Estemos donde estemos en este planeta, una oración noble y con nuestros mejores deseos puede contribuir a que se supere algo terrible. Crédito: Shutterstock
13/20
Comparte
Ahora, es necesario hablar de una 'trampa' que está ocurriendo en estos tiempos modernos con las cadenas de oración: aquella que mandamos o recibimos por redes sociales, como Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp, correo electrónico, mensajes de texto, etcétera. Crédito: Shutterstock
14/20
Comparte
Por supuesto, por sí solas no tienen nada de malo porque es usualmente a través de Internet o redes sociales cuando nos enteramos de que alguien necesita ayuda. Nos referimos al punto de CONDICIONAR la oración o querer obligar a la gente a hacerlo porque si no, de alguna manera Dios los "castigará". Crédito: Shutterstock
15/20
Comparte
Por ejemplo, alguien manda por Whatsapp una frase religiosa, por decir, una bíblica, o una cadena de oración, para que los reenvíen a todos los contactos que tienen en su lista en un determinado lapso de tiempo, para entonces recibir ya sea una bendición de Dios, o un castigo. "Si no compartes esta imagen de la Virgen en cinco minutos, todo te saldrá mal mañana". Crédito: Shutterstock
16/20
Comparte
Estas medidas dicen al destinatario que solamente podrán recibir la ayuda o bendición si transmiten el mensaje o hacen cientos de copias, o recen determinados Padre Nuestros o Ave Marías al día porque si no, no se les va a cumplir, sea su propia petición o en este caso, una cadena de oración. Crédito: Shutterstock
17/20
Comparte
Y no hay nada mal en recibir correos, textos, fotos, gifs o videos en tus redes sociales con hermosas oraciones, imágenes religiosas o frases, mantras o reflexiones que tengan contenido espiritual o religioso - eso no tiene nada de malo. Lo terrible es condicionar a que lo 'pasen', compartan o den 'forward' a todos sus contactos porque si no, les irá mal o no se les va a cumplir nada. Crédito: Shutterstock
18/20
Comparte
Debemos recordar y recalcar que Dios no nos pone condiciones a la hora de invitarnos a todos sus discípulos a rezar. Hacer estas malas medidas no sólo es es incompatible con la enseñanza de la religión, sino también de malas personas. Hay que evitar este tipo de mensajes y supersticiones. Crédito: Shutterstock
19/20
Comparte
Esto tiene que ver con las cadenas de oración porque mucha gente se aprovecha de la inocencia o buenas intenciones de la gente y pone estas feas condiciones, cuando el acto en sí es pedir que alguien rece para que mucha gente se acumule y pidamos al Señor por esa persona en problemas. Crédito: Shutterstock.com
20/20
Comparte
Dios, que es fuente de la misericordia, al final nos perdona estas faltas de fe pero nosotros debemos confiar en Él, en Su palabra y Sus acciones y seguir con el poder de oración para ayudar no nada más a nuestros seres queridos, sino al prójimo en general. Crédito: Shutterstock.com
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Predicciones Horóscopos
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés