null: nullpx

Propiedades mágicas del ajo

Descubre las maravillas esotéricas que puede darte un simple ajo.
2 Sep 2020 – 07:26 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/21
Comparte
El ajo es uno de los ingredientes básicos de la cocina, para varios platillos. No solo es un condimento muy fuerte, sino que tiene amplias propiedades benéficas que ayudan al cuerpo a liberar toxinas y, por supuesto, también poderes esotéricos muy interesantes. Crédito: Shutterstock
2/21
Comparte
Y es que desde hace siglos y siglos, el ajo no sólo dentro del esoterismo y la magia, sino también en el folclor y la mitología, es considerado un protector que puede contrarrestar cualquier maldad y energía negativa en nuestras vidas. Crédito: Shutterstock
3/21
Comparte
Por ejemplo, sacerdotes de Babilonia hacían bebidas y pociones para alejar a los malos espíritus, llenos de ajo. En el antiguo Egipto, el ajo estaba considerado un potente tónico que protegía de enfermedades y malas vibras. Crédito: Shutterstock
4/21
Comparte
Curiosamente, se cree que los trabajadores que construyeron las pirámides de Egipto consumían mucho ajo, el cual formaba parte de su pago, mientras que los romanos también comían ajo antes de las batallas para otorgarles fuerza, coraje y valentía. Crédito: Shutterstock
5/21
Comparte
En realidad, y a nivel medicinal, el ajo es rico en un compuesto de azufre llamado alicina, el cual se considera que es el responsable de todos los beneficios que aporta a nuestra salud. Eso sí, muchos dicen que hay que consumirlo crudo, pues hervido pierde propiedades. Crédito: Shutterstock
6/21
Comparte
El ajo crudo estimula las vías digestivas y tonifica también la mucosa del estómago, y por lo mismo, ayuda la digestión, aunque no se recomienda para aquellas personas que sufren de gastritis, reflujo o males gástricos fuertes. Crédito: Shutterstock
7/21
Comparte
También ayuda a reducir la presión arterial, pues es diurético y expectorante. El ajo contribuye a eliminar los residuos tóxicos que van quedando en el organismo, pues sus enzimas favorecen una buena síntesis de los ácidos grasos, ayudando a bajar el colesterol malo o LDL. Crédito: Shutterstock
8/21
Comparte
Al estimular la producción de ácido sulfhídrico, ayuda a relajar los vasos sanguíneos y mejorar el flujo de sangre en nuestro organismo, previniendo el endurecimiento o congestión de nuestros vasos sanguíneos y así, reduce el riesgo de algún eventual infarto. Crédito: Shutterstock
9/21
Comparte
Además es un excelente remedio para las personas que sufren diabetes pues reduce la cantidad de azúcar en la sangre, excretada por la orina. Lo único es que hay que cuidar su consumo porque el ajo en grandes dosis provoca dolores de cabeza, estomacal, vómitos, mareos, diarreas y algún dolor en panza o riñones - eso sin mencionar el mal olor que nos deja. Crédito: Shutterstock
10/21
Comparte
Ahora, dentro del mundo mágico y del esoterismo, seguro lo primero que se te viene a la mente con los ajos es que son un gran remedio contra vampiros, ¿no? Por libros y películas como Drácula que tanto nos lo han comentado. Crédito: Shutterstock
11/21
Comparte
Y no es algo que casualmente haya sido inventado por Bram Stoker o alguien más, sino que en sí la creencia de que el ajo es un gran repelente del mal, fuerzas malignas y cualquier mala vibra es algo que viene de tiempos ancestrales. Crédito: Shutterstock
12/21
Comparte
Hay varios usos del ajo para evitar cualquier intrusión del mal que se usan desde hace siglos, como colgarlo de la puerta para repeler a gente malvibrosa o envidiosa, o ponerlo en las ventanas para que ningún ente malévolo pase por ahí y entre a nuestro hogar - no sólo criaturas mitológicas como vampiros, sino tan cotidiano como ladrones. Crédito: Shutterstock
13/21
Comparte
También hay otra variente en la que espolvoreas polvo de ajo desde la entrada de tu casa para evitar que nadie pueda pisarla con sus malas intenciones. Y para alejar malos espíritus que te merodeen, tan sólo muerde un diente de ajo (ya con el aliento tendrán). Crédito: Shutterstock
14/21
Comparte
Otro viejo mito es que las novias, en su día de boda, deben llevar con ellas un diente de ajo en el bolsillo para no sólo darles buena suerte, sino también alejar cualquier tipo de mal que se les acerque durante su gran día. Crédito: Shutterstock
15/21
Comparte
El ajo también puede ser un gran amuleto contra el mal de ojo; para esto, se toman siete ajos, se ensartan en un cordón y se llevan suspendidos del cuello durante siete sábados y así se queda libre de hechizos para toda la vida. Crédito: Shutterstock
16/21
Comparte
El ajo también funge como un buen amuleto contra envidias, pues mezclado con perejil, forma un gran combo. Tan sólo ponlas en un pequeño bolso o costalito amarrado con un listón rojo y llévalo diariamente contigo. Crédito: Shutterstock
17/21
Comparte
Además de combatir todo mal, el ajo también es fuente de buena suerte y abundancia, por lo que suele ser un ingrediente básico en rituales que las llamen. Crédito: Shutterstock
18/21
Comparte
Por ejemplo, para que nunca falte dinero en tu casa, puedes quemar piel de ajo en la cocina. Además, puedes hacer grandes amuletos, algunos también mezclando otros ingredientes. Crédito: Shutterstock
19/21
Comparte
Un buen amuleto de buena suerte y abundancia es meter ajo con laurel en un frasco de vidrio, al cual agregarás agua mineral y de sal de mar. Cierra el frasco y colócalo en un lugar alto en tu casa, como sobre un estante en tu habitación o cocina, donde nadie lo tome. Crédito: Shutterstock
20/21
Comparte
Otra variante es ir entrelanzdo ajos con un listón o estambre formando una especie de trenza. La colocas detrás de la puerta principal de tu hogar o el espacio que quieras proteger y crearás una barrera no sólo contra el mal, sino también para que no te falte nada en tu casa. Crédito: Shutterstock
21/21
Comparte
Finalmente, otra creencia peculiar digna de abuelitas es que si alguien tiene problemas para dormir, como insomnio o pesadillas, puedes poner un ajo bajo la almohada, pues tendrá efectos relajantes que causen un sueño profundo. Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés