null: nullpx

Precauciones que debes tomar durante Mercurio retrógrado

Llegamos a otra fase problemática en donde el planeta de las comunicaciones buscará sacarnos de quicio, en pleno 2020.
14 Oct 2020 – 02:40 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/33
Comparte
Desde este 14 de octubre de 2020 una vez más, entra retrógrado el planeta Mercurio, ahora en el explosivo y apasionado signo de Escorpión, y así estará todo el resto del mes, y hasta la primera semana de noviembre. Crédito: Shutterstock
2/33
Comparte
Como sabrás, Mercurio retrógrado puede ser una etapa bastante complicada para muchos si no tomas medidas precavidas y prudentes, por lo que en esta ocasión queremos darte algunas recomendaciones. Shutterstock
3/33
Comparte
Y es que además de las usuales medidas a cuidar durante un usual periodo retrógrado de Mercurio, se suma a que este 2020 básicamente nos ha ido bastante mal, por la pandemia del Coronavirus y varios azotes mundiales en la economía y salud. Crédito: Shutterstock
4/33
Comparte
Es como el típico escenario caricaturesco de tener un angelito y un diablito en nuestro hombro, y el diablito se está dando el lujo no de susurrarnos malos consejos, sino de gritarnos al oído cualquier sandez que se le antoje para que Mercurio retrógrado nos pegue de más. Crédito: Shutterstock
5/33
Comparte
No desesperes, ya que además de que es la última fase de Mercurio retrógrado en 2020 (ya hemos pasado por dos, así que una más no pasa nada) llega también en un octubre que consideramos mágico, porque justo a finales de mes, llega una segunda luna llena justo para Halloween que no ocurrirá sino hasta dentro de otros 20 años. Crédito: Shutterstock
6/33
Comparte
Además de Mercurio, también Marte está retrógrado ahora en Aries. Por su parte, Urano está retrógrado en Tauro y tenemos al planeta Neptuno retrógrado en Piscis. Por último, el planetoide Ceres se suma a ellos en tránsito retrógrado. ¡Son muchos! Crédito: Shutterstock
7/33
Comparte
Así que comencemos con uno mismo: ¡no te asustes! No pierdas el control, ni empieces a desesperarte que luego tú mismo llamas a la mala vibra. Es una etapa como cualquier otra en la que solamente debemos controlar nuestro comportamiento, actitud y palabras. Crédito: Shutterstock
8/33
Comparte
Como recordarás, Mercurio es el planeta de las comunicaciones y por eso, todo aquello relacionado a ello tiende a fallar. Esos mensajes no salieron, nunca llegaron, se los podrías mandar a la persona equivocada o hasta ignorarlos sea adrede o no. ¡Aguas! Revisa todo bien. Crédito: Shutterstock
9/33
Comparte
Además, cuida muy bien lo que dices. No sólo al escoger las palabras en una conversación, sino en el tono en el que lo dices. Muchas veces nos metemos en problemas sin que sea nuestra intención y la otra persona se siente agredida u ofendida por nuestros comentarios. Crédito: Shutterstock
10/33
Comparte
Esto ocurre a todos niveles, por lo que podrías meterte en problemas con todo mundo. Piensa bien antes de hablar, no tengas líos innecesarios. Crédito: Shutterstock
11/33
Comparte
Las relaciones de pareja podrían complicarse por esto, así que no discutas de más, cede, compromete entre los dos, lleguen a acuerdos, no dejen que la temporada les afecte de más. Crédito: Shutterstock
12/33
Comparte
También aplica para la familia. Los ánimos están exaltados, así que no hay que sacarse de quicio mutuamente. El mundo está horrible, mejor dense un abrazo cariñoso. Crédito: Shutterstock
13/33
Comparte
Y recuerda, los chicos no tienen la culpa de la pandemia, de que las clases no estén presenciales, de que estén aburridos, cansados, hartos, molestos, etc etc. No te desquites con ellos. Crédito: Shutterstock
14/33
Comparte
También tu estado de ánimo puede decaer, no dejes que la energía tóxica te invada y mira el lado positivo y amoroso de las cosas. ¡Ya viene Halloween, el Thanksgiving, la Navidad, la vacuna! Mira siempre el vaso medio lleno. Crédito: Shutterstock
15/33
Comparte
Otra precaución general que aplica cada vez que llega Mercurio retrógrado es que te fijes bien en lo que estás firmando. Lee bien todos los documentos que te lleguen, sean laborales o financieros. Crédito: Shutterstock
16/33
Comparte
En general, no es una buena época para hacer acuerdos o compras importantes. Puede parecer supersticioso, pero mejor lee siempre las letras chiquitas en cualquier contrato o asunto que requiera una firma o compromiso de tu parte. Crédito: Shutterstock
17/33
Comparte
Si puedes aplazar la compra de algo importante, como una casa o vehículo para noviembre, mejor, pero si no, asesórate bien antes de terminar el negocio. Inclusive, con abogados, contadores, arquitectos, mecánicos, tú sabrás, dependiendo del asunto. Crédito: Shutterstock
18/33
Comparte
En el campo financiero, también aplica. Sabemos que por estas temporadas ya surgen las ofertas en línea, en varios lados, pero ten más prudencia y recato con tu 'shopping'. Recuerda también que ya vienen los gastos de fin de año. Crédito: Shutterstock
19/33
Comparte
Así que no desperdicies superficialmente tu dinero bien ganado en cosas que no valen la pena. Pregúntate si realmente las necesitas. Crédito: Shutterstock
20/33
Comparte
También es buen momento para revisar tus estados de cuenta. ¿Cómo vas en tus finanzas anuales? ¿Necesitas hacer recortes, otros gastos de aquí a fin de año? Si es posible, estas siguientes tres semanas no muevas mucho tu dinero. Crédito: Shutterstock
21/33
Comparte
Además, estaríamos muy olvidadizos, pues tenemos la cabeza en mil lados. Fíjate bien al salir de casa que llevas tu bolso, cartera, teléfono, llaves... ¡No te vayas a quedar encerrado! Crédito: Shutterstock
22/33
Comparte
En el trabajo también debes ser muy prudente y más responsable. Además de las dificultades de la época, de estar trabajando o no en una oficina, evita el tedio o el desgano. Crédito: Shutterstock
23/33
Comparte
Asegúrate también de revisar muy bien las conversaciones que mandes por correo electrónico o chat entre tu grupo de trabajo. No vayas a enviar algo inadecuado o que te cause problemas con el equipo. Crédito: Shutterstock
24/33
Comparte
Arregla bien tus tiempos. En tiempos de caos por todos lados, puede ser que Mercurio te juegue mal y no termines a tiempo tus pendientes y termines trabajando de más, hasta pasada tu hora. Crédito: Shutterstock
25/33
Comparte
También, recuerda que esto afecta a todos. Tu equipo de trabajo, incluyendo tu jefe, pueden estar más intolerantes, inquietos, distraídos o hasta groseros. Aprende a dejar ir y no te busques problemas. Crédito: Shutterstock
26/33
Comparte
Finalmente, recuerda que seguimos en plena pandemia del COVID-19. El Coronavirus está lejos de irse, y los contagios y muertes siguen a la orden del día. No salgas innecesariamente, toma siempre tus precauciones y cuídate mucho. NADIE ES INMUNE. Crédito: Shutterstock
27/33
Comparte
Lo mejor es quedarse en casa mientras nos sea posible, pero sabemos que no todos pueden darse ese lujo. Siempre anda con tu cubrebocas, mascarilla, guantes y al regresar a casa desinféctate, cambia de ropa y/o báñate. Crédito: Shutterstock
28/33
Comparte
Si es realmente necesario que salgas a otro lado y debes tomar avión, autobús, tren o lo que sea, fíjate muy bien que tengas todos tus documentos a la mano. Boleto, pase de abordar, pasaporte, visa, maleta, tus papeles de reservación... Crédito: Shutterstock
29/33
Comparte
Llega con más tiempo de antelación al aeropuerto o estación. Ahora con el coronavirus se están tomando más medidas de seguridad. ¡Respétalas! Toma distancia segura entre una y otra persona, siempre ve protegido. Crédito: Shutterstock
30/33
Comparte
Lleva gel antibacterial para ti y tus seres queridos. Al virus no le importa edad o posición social y mucho menos si estamos o no en Mercurio retrógrado. Crédito: Shutterstock
31/33
Comparte
Lávate bien las manos con agua y jabón al menos durante 20 segundos en cada oportunidad que tengas. Ahora con Mercurio retrógrado hasta eso podríamos estar olvidando. Crédito: Shutterstock
32/33
Comparte
Aunque hay varios planetas retrógrados, además de Mercurio, también hay otros que siguen directos, así que la balanza irá equilibrándose, no te apures. El fin de mes puede ser problemático, pero no caótico si lo dejamos. Crédito: Shutterstock
33/33
Comparte
Mantén la calma, respira profundo y piensa bien las cosas antes de hacerlas o decirlas. Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés