null: nullpx

Por qué siempre debes tener limpia tu casa (aunque te dé flojera)

Te contamos desde el punto de vista esotérico y del feng shui por qué es esencial que tu hogar esté arregladito.
7 Nov 2020 – 10:19 AM EST
Reacciona
Comparte
1/21
Comparte
Muchas veces nos sentimos mal, nos duele la cabeza e incluso nos enfermamos gravemente y no consideramos tal vez que la razón es muy sencilla: nuestra casa nos está haciendo daño. El lugar donde deberíamos sentirnos más seguros, felices y tranquilos puede convertirse en un terrible enemigo. Crédito: Shutterstock
2/21
Comparte
Cuando las cosas nos empiezan a salir mal y creemos que estamos teniendo mala suerte, tratamos de buscar una explicación racional y lógica sobre qué está pasando y qué podemos hacer al respecto. En algunas ocasiones esa mala energía o disposición que tenemos proviene del interior de nuestro hogar. Crédito: Shutterstock
3/21
Comparte
Deja tú las cuestiones de salubridad e higiene de contar con una casa que esté limpia y no esté contaminada por hongos, basura y demás porquerías que acumulamos... desde el punto de vista esotérico si tenemos un chiquero ahí, también tiene repercusiones importantes no sólo para nuestra salud física, sino la emocional y espiritual. Crédito: Shutterstock
4/21
Comparte
Es por esto y más que la gente puede experimentar no sólo ansiedad, nerviosismo o hasta cambios drásticos de humor porque la familia no mantiene limpios sus espacios. También hay quienes creen que si les están pasando cosas malas en su vida, alguien les está haciendo 'brujería' y necesitan una 'limpia', ¡pero quien la necesita es su casa! Crédito: Shutterstock
5/21
Comparte
Y aquí puedes decir: MI casa sí está bien. Yo sí barro, limpio, trapeo, aspiro, sacudo y demás... Así que está limpia. ¿Estás realmente segura? (¿Ya revisaste bien los cuartos de tus hijos? ¿Tu propio clóset?) Crédito: Shutterstock
6/21
Comparte
Al hablar de una casa limpia no necesariamente decimos que tengas tu baño o cocina lavados con cloro y libre de polvo, sino en el sentido de que muchas veces tenemos un chiquero en el clóset, o debajo de la cama, o en el garage, el ático o el sótano, con cosas que simplemente no estamos usando y se quedaron ahí. Crédito: Shutterstock
7/21
Comparte
Todos tenemos cosas en nuestra casa que simple y sencillamente estorban y sobran: algún mueble viejo, aparatos tecnológicos obsoletos, ropa vieja que ya no nos queda (y esperas volver a usar cuando bajes de peso), alguna reliquia familiar, papeles viejos guardados en cajas, etc. Son cosas inútiles que solamente van acumulando polvo... y mala energía. Crédito: Shutterstock
8/21
Comparte
Todas estas cosas, además de estorbar, van creando un ambiente cargado de malas energías y negatividad en tu hogar, provocando entonces que sea eso lo que te vaya acumulando estados de ansiedad, nerviosismo y de incomodidad. La energía no puede fluir libremente así... Crédito: Shutterstock
9/21
Comparte
Por ejemplo, esta habitación oscura, con cosas tiradas por todos lados, la cama sin tender, el clóset atiborrado y sin una ventilación adecuada (seguro es de un hijo adolescente) viene cargada de una negatividad tremenda que indudablemente está afectando no sólo la energía y comportamiento de quien vive ahí, sino de toda la casa en general. Crédito: Shutterstock
10/21
Comparte
Cosas viejas, rotas, innecesarias y estorborsas lo único que hacen es atraer negatividad a tu casa - y con ello, a ti y tu familia. Un área sucia y desorganizada simplemente complica mucho las cosas y afecta tu salud. No podrás enfocarte bien en tus actividades del día a día. Crédito: Shutterstock
11/21
Comparte
Si eliminas lo que no quieres ni necesitas de tu casa podrás ir desbloqueando esa mala energía que anda estorbando y cerrando el paso a que les ocurran cosas buenas a ti y tu familia. Crédito: Thinkstock LLC/Picture Quest
12/21
Comparte
Y esto por supuesto no es labor de una sola persona, así que no debes hacerlo solo. Y ni modo, a poner a los más pequeños también a limpiar y a que se responsabilicen no sólo de sus propios espacios, como sus habitaciones o el cuarto de juegos, sino recalcar que la limpieza de la casa es labor de todos. Crédito: Shutterstock
13/21
Comparte
Cuando barras o trapees tu hogar, hazlo desde atrás hacia adelante, hacia la puerta de entrada. Que todo salga por ahí. Si tienes puerta trasera, empieza ahí y jala todo hacia la principal. Si no, simplemente desde los cuartos de atrás, pero todo hacia la puerta de entrada para que la negatividad salga de tu casa. Crédito: Shutterstock
14/21
Comparte
Para el feng shui, nuestra casa es un organismo vivo, que también 'sufre' cuando esa energía que le llega del entorno es negativa. Y como un ser, la puerta de entrada viene siendo la boca, de donde entra y sale mucha vibra. Crédito: Shutterstock
15/21
Comparte
Ventila bien tu hogar. Abre ventanas para que entre el aire y las corrientes se vayan llevando esa acumulación de mala energía. Puedes usar luego inciensos como el de sándalo o quemar un poco de salvia blanca para depurar todos los rinconces de tu casa. Crédito: Shutterstock
16/21
Comparte
No olvides espacios complicados como los clósets o debajo de tu cama, un espacio esencial porque ahí es donde duermes y debajo se acumula mucha porquería y por ende, negatividad, que irá subiendo hacia ti mientras intentas descansar. Muchas noches de insomnio y de mal sueño vienen también porque seguro no has limpiado ahí abajo. Crédito: Shutterstock
17/21
Comparte
La ropa vieja, sucia o tirada por todo el cuarto también va asentando tu propia energía. Enséñale a todos que no pueden tener todo ahí regado y coloca botes de ropa sucia en cada habitación y que cada familiar se responsabilice de mantener limpio su propio espacio. Crédito: Shutterstock
18/21
Comparte
Revistas o periódicos viejos también acumulan mala energía. Objetos olvidados y asentados en vitrinas y estantes igual. Y es que la mala vibra y negatividad necesitan objetos de donde agarrarse y asentarse para poder quedarse en el ambiente. Limpia todo lo que puedas y deshazte de lo que no necesites. Crédito: Shutterstock
19/21
Comparte
Puedes conseguir ayuda básica de la naturaleza en el sentido de que pongas plantas naturales en tu hogar. Colocando en las esquinas lindas plantas y flores que absorban la mala vibra, puedes asegurarte que la energía vaya circulando por cada cuarto. Crédito: Shutterstock
20/21
Comparte
No dejes que los platos sucios, la ropa en el sillón o cualquier otra suciedad se acumule. Es lo único que necesita la mala energía para quedarse rondando. Mantén tu hogar limpio, arreglado y organizado para que la energía fluya como debe ser y atraigas puras cosas buenas a tu vida. Crédito: Shutterstock
21/21
Comparte
Es tan sencillo como que la suciedad atrae negatividad. La limpieza y el orden aleja la malas vibras y acercan cosas buenas a tu vida. Crédito: Matt Groening / Fox TV
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés