null: nullpx

Cómo protegerte usando salvia

Descubre el poder mágico detrás de esta planta que puede cuidarte de energías negativas.
18 Jul 2020 – 09:01 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/22
Comparte
La salvia (o 'sage', como se conoce en inglés) es una planta milenaria que ha sido usado como excelente amuleto de protección contra las malas vibras, energía tóxica y hasta los espíritus malignos. Crédito: Shutterstock
2/22
Comparte
Es simplemente una de las más grandes y puras aliadas dentro del esoterismo y a continuación te contaremos por qué, junto a sus datos curiosos, uso en rituales y forma más eficaz de aprovechar su maravilloso poder. Crédito: Shutterstock
3/22
Comparte
Los romanos la llamaban con el nombre común de "hierba sacra", por considerarla sagrada y pura. De hecho su nombre viene del latín salvare, que significa salvar, pero es más que nada por las propiedades medicinales que se le atribuían. Crédito: Shutterstock
4/22
Comparte
Desde tiempos milenarios, varias culturas la usaban bebida, como té o infusión, para tratar fiebres, enfermedades respiratorias, digestivas y cosas más graves como males del hígado y ataques de epilepsia. Crédito: Shutterstock
5/22
Comparte
En la actualidad se sigue usando de esta manera, para curar algunos males digestivos, pero también por ejemplo haciendo gárgaras con la infusión para curar la garganta irritada o incluso con la creencia de que fomenta la memoria. Crédito: Shutterstock
6/22
Comparte
No obstante, cabe comentar y recalcar la creencia de que ninguna mujer embarazada o ya en lactancia debería beber salvia, ya que al parecer es tóxica para ellas. De hecho se creía en viejos tiempos que quien consumiera salvia, jamás podría tener hijos. Crédito: Shutterstock
7/22
Comparte
Pero más allá de todo esto lo que nos concierne en esta ocasión es el poder maravilloso esotérico, pues es valorada como hierba de purificación, exorcismo y protección, una excelente planta para expulsar los malos espíritus y demonios. Crédito: Shutterstock
8/22
Comparte
Desde tiempos ancestrales, cuando se creía que alguien estaba poseído, se le llevaba a una Iglesia, donde como parte del ritual de 'exorcismo' se les rociaba con agua bendita, se prendía salvia y también ruda, que conocemos como otra magnífica planta de protección. Crédito: Shutterstock
9/22
Comparte
Sin embargo, la salvia no es solamente usada por grupos cristianos o católicos, sino también es utilizada desde hace muchísimos años por la comunidad de nativos americanos. Ellos también la usan como un poderoso exorcizante para proteger ambientes, entornos y personas de malas vibraciones. Crédito: Shutterstock
10/22
Comparte
La salvia es quemada para dispersar energía tóxica, así como espíritus malignos, llamando a seres puros a limpiar nuestra energía y protegernos de cualquier cosa que desee hacernos daño. Crédito: Shutterstock
11/22
Comparte
Para ahuyentar malas vibras y energías, se puede quemar un puñado de hojas secas de salvia, con mucho cuidado, dejando que su humo se esparza por todo el lugar que deseas limpiar, procurando incluso abarcar los rincones y esquinas. Crédito: Shutterstock
12/22
Comparte
Por ejemplo, si sientes que tu hogar está cargado de una energía tóxica o pesada, consigue estas hojas, deja que se sequen y las quemas, mientras recorres cada habitación, deseando en voz alta que el poder de la salvia ‘sagrada’ limpie tu hogar y expulse de él cualquier mal que desea dañarles. Crédito: Shutterstock
13/22
Comparte
Sus hojas se emplean en un sinfín de hechizos que pueden ser de protección contra todo mal, incluyendo el mal de ojo, la envidia y malos espíritus, pero además, sirve en rituales curativos y para atraer dinero. Crédito: Shutterstock
14/22
Comparte
Existe una leyenda medieval que dice que quien cultive salvia en su jardín y lo mantenga bien cuidado, no tendrá preocupación alguna por morir pronto. Curiosamente, hay una variación más reciente que dice que no debes plantarla tú mismo, sino que debe hacerlo por ti algún extraño. Crédito: Shutterstock
15/22
Comparte
Se creía también que la salvia era una planta que gustaba mucho a las ranas, los sapos y víboras, animales relacionados con las 'brujas'. Por esto, había que lavar muy bien la planta antes de usarla porque el veneno que poseían quedaba impregnado en sus hojas cada vez que la tocaba la gente. Claro, no tiene veneno, así que no hay que preocuparse. Crédito: Shutterstock
16/22
Comparte
Pero de este curioso mito se relaciona también que por eso cuando se plantara salvia, también es recomendable hacerlo con otra planta considerada mágica y relacionada con la protección, la cual es la genial ruda. Crédito: Shutterstock
17/22
Comparte
Además, se asocia la salvia al conocimiento y la sabidiruía, pues se dice que aporta una mayor claridad de pensamiento y racionalidad, así como solvencia e intelecto para resolver problemas y conflictos. Crédito: Shutterstock
18/22
Comparte
Aporta discernimiento y claridad mental, por ello es muy utilizada en aquellos rituales en que se desea conocer una respuesta o saber una verdad (o descubrir una mentira). Y también un complemento para aquellos que disfrutan la meditación y el autoanálisis. Crédito: Shutterstock
19/22
Comparte
Otros usos esotéricos es que puedes llevar contigo unas hojitas de salvia en una bolsa morada para que te brinde más poder y sabiduría en tu toma de decisiones laborales, económicas y sociales. Crédito: Shutterstock
20/22
Comparte
También otro mito es que si llevas una hojita de salvia en tu cartera o bolso atraes dinero. Y a cualquier ritual que tengas, si añades salvia, puede alterar tus resultados con más certeza y sabiduría. Crédito: Shutterstock
21/22
Comparte
Existe otra curiosa creencia que señala que si quieres que un deseo se haga realidad, puedes escribirlo sobre una hoja de salvia y colocarlo bajo tu almohada. Duerme sobre ella durante tres noches y, si sueñas con lo que deseas durante este lapso, tu deseo se hará realidad. Crédito: Shutterstock
22/22
Comparte
No obstante, si no ocurrió nada durante estas tres noches, debes enterrar la salvia en algún lado fuera de tu hogar para asegurarte que no te cause ningún daño y no se te cumpla lo que quieres o al contrario, llamar a otra desventura. Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés