Entretenimiento

Vanessa Huppenkothen habla de su pérdida de peso: 'No soy anoréxica'

La presentadora revela que hace unos meses le detectaron un serio problema de tiroides que le hizo dar un giro radical a su vida y alimentación
26 May 2016 – 9:58 AM EDT

La reportera Vanessa Huppenkothen es a México lo que Sara Carbonero a España: una periodista joven y guapa que ha pasado de dar las noticias a convertirse en ella. Al igual que la mujer de Iker Casillas, Vanessa es admirada por su belleza y estilo a la hora de vestir, además de contar con una fiel base de seguidores en las redes sociales, en las que habitualmente comparte imágenes de su día a día.

En su caso, Vanessa se hizo famosa fuera de su país natal tras el Mundial de Brasil, donde se dijo que había conseguido acaparar más miradas que el Cristo Redentor. Sin embargo, en los últimos meses muchos de sus admiradores han apuntado que la periodista dista mucho de ser la mujer curvilínea que enamoró a más de uno a través de la pequeña pantalla. Consciente de las especulaciones en torno a su figura, Vanessa ha querido aclarar que, si bien es cierto que ha perdido mucho peso, ahora está más sana que nunca tras dar un giro radical a su vida y a su alimentación después de que le detectaran un problema de tiroides.

"Hace unos meses me detectaron la tiroides completamente fuera de rango y terminé en el hospital con un shock tiroideo, a punto de un infarto. Decidí dar un cambio radical: desde el trabajo hasta la gente que me rodeaba, actividades, etcétera. Mi ritmo de vida era estresante y deprimente. De un día para otro me volví sumamente disciplinada en todo, comencé a exigirme el 100% y no mediocridades del 60%. He tenido que ser muy dura conmigo y no lo he pasado nada bien, he llorado mucho y aprendí que si algo o alguien deja de sumar, hay que cerrar círculos y etapas", afirma ahora Vanessa en su cuenta de Instagram, donde ha compartido una fotografía del antes y después de su profundo cambio.

Hace unos meses me detectaron la tiroides completamente fuera de rango, (T3 y T4) terminé en el hospital con un shock tiroideo, a punto de un infarto. Decidí dar un cambio radical: desde trabajo, gente que me rodeaba, actividades, etc. Mi ritmo de vida era estresante y deprimente. De un día para otro me volví sumamente disciplinada en todo, comencé a exigirme el 100% y no mediocridades del 60%. He tenido que ser muy dura conmigo y no la he pasado nada bien, he llorado mucho y aprendí que si algo o alguien deja de sumar, hay que cerrar círculos y etapas. Les comparto estas fotos porque no soy una diva, ni celebridad ni artista ni nada, soy una persona común y corriente y terminaré como todos en el cielo o en el infierno. No tengo bulimia ni anorexia, llevo una dieta vegetariana- no como animales pero si consumo productos derivados como la miel o yoghurt- siempre he sido freak del ejercicio y si no lo hago se me sale el diablo. Gracias por el apoyo y también por el valioso tiempo de escribirme, buenos o malos, me han dado mucha fuerza! ��

A photo posted by Vanessa Huppenkothen (@vanehupp) on

Por si quedaba alguna duda, Vanessa ha concluido su mensaje desmintiendo padecer un trastorno alimenticio.

"No tengo bulimia ni anorexia, llevo una dieta vegetariana: no como animales pero sí consumo productos derivados como la miel o yogurt. Siempre he sido una 'freak' del ejercicio y si no lo hago se me sale el diablo", matizó.

Más contenido de tu interés