null: nullpx
Entretenimiento

Registrado como ofensor sexual Gary, el turista que se robó el show en los premios Oscar

Este martes, Gary Coe contó a la cadena ABC7, en Chicago, que estuvo preso 20 años por haber cometido varios delitos. Aunque su abogada reiteró que su condena fue por el robo de un perfume, un crimen anterior genera inquietud sobre la seguridad en la gala del pasado domingo.
28 Feb 2017 – 2:35 PM EST

Llueve y no escampa sobre los premios Oscar, pues a la controversia sobre el error al otorgar el galardón a la Mejor película, ahora se suma otra polémica por la sorpresa que dio el conductor de la gala, Jimmy Kimmel a un grupo de turistas, entre los que destacó "Gary, de Chicago" y su prometida Vicky Vines.

Temprano este martes, Gary Allan Coe, el "Gary, de Chicago", reveló en entrevista con la cadena local de Chicago, ABC 7, que el pasado domingo era su tercer día en libertad, pues cumplió una condena de 20 años de prisión.

Estaba junto a su prometida Vicky Vines, cuando Jimmy Kimmel los sacó del autobús que abordaron para conocer las casas de los famosos en Hollywood y los sorprendió con un recorrido entre los nominados a los premios Oscar, durante la transmisión en vivo de la gala.


Allí tuvo "la bendición" de que aunque sin validez oficial, el actor favorito de su prometida, Denzel Washington, los declarara "marido y esposa".

En su entrevista con ABC7, Gary Coe estableció que estando en prisión tuvo un encuentro con Dios que le ha permitido ser un hombre nuevo. Aseguró que hasta sus hijos le han expresado que se sienten orgullosos de él. Su prometida, por su parte, añadió que ya podía morir en paz, pues la boda ficticia que les ofició Denzel Washington en la gala de los Oscar, era un sueño hecho realidad.

Más ese sueño se ha convertido en pesadilla para los organizadores de los Oscar, luego de que varios medios informativos comenzaran a indagar un poco más sobre los antecedentes criminales de Gary Coe.


En principio, su abogada, Karen Nash, aseguró que Coe, de 59 años, fue condenado de forma injusta pues su único delito fue robarse un perfume, valorado en 79 dólares, de un establecimiento en Los Ángeles, California. Negó que su ahora excliente estuviera preso por algún crimen de índole sexual.

Sin embargo, en el registro de ofensores sexuales de California, Gary Alan Coe, de 59 años, todavía aparece, por un intento de violación a la fuerza, en el 1975.

Aunque ha pasado el tiempo y Coe nunca fue sentenciado por ese crimen que cometió cuando tenía 18 años, en comentarios dirigidos a la abogada y a los premios Oscar, ciudadanos han expresado su molestia pues no entienden qué tipo de seguridad impera en eventos como éstos.

Asistir a la gala de entrega de los premios Oscar, es muy difícil para cualquier ciudadano que no esté nominado a uno de estos galardones o que no pertenezca a la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas. Incluso, los estudios de cine tienen que pagar algunos de los boletos, que cuestan entre 750 y 200 dólares.

Los ciudadanos que aspiran a un espacio en las gradas, tienen que llenar una aplicación con su número de pasaporte y Seguro Social, además de aceptar que se les someta a una revisión de sus antecedentes. Sólo así pueden formar parte de una lotería en la cual se sortean 400 espacios disponibles.

Entrada la tarde del martes, ni Jimmy Kimmel ni la Academia que otorga los premios Oscar han emitido una declaración sobre este asunto.

La boda de "Gary, de Chicago" será la mejor después de los premios Oscar 2017

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:EntretenimientoOscarCelebridades
Publicidad