Entretenimiento

Por poco no vive para contarlo: mira la aparatosa caída que sufrió la 'muñeca brava' Natalia Oreiro

El pasado sábado, durante la entrega de los Kids Choice Awards, en Argentina, la actriz y cantante iba a recibir un premio especial por su trayectoria cuando cayó por un agujero y "desapareció". El golpe que recibió fue tan severo, que un cirujano tuvo que 'reacomodarle' la cara.
29 Ago 2018 – 7:43 PM EDT

Natalia Oreiro salió radiante, confiada y feliz a recibir el galardón especial a su trayectoria, cuando de repente, el público quedó atónito al verla desaparecer ante sus ojos. No se trató de un acto de magia, sino de un terrible accidente que sufrió el pasado sábado la actriz y cantante uruguaya durante la entrega de los Kids Choice Awards en Argentina.

Tres días después del accidente, la recordada 'Mili' de la telenovela 'Muñeca brava', concedió una entrevista telefónica a la conductora y actriz argentina Verónica Lozano, en la cual ofreció detalles de la caída. El problema, explicó, estuvo en que "nunca me dijeron que había un agujero en la escenografía. Yo no me tropecé, no me enredé con el pantalón. Seguí caminando y me caí a un agujero de un metro y medio (cerca de 5 pies). Me podía haber matado".


A estos artistas los traicionó el escenario (o el pavimento)

Loading
Cargando galería

De acuerdo con Oreiro, de 41 años, la adrenalina del momento la impulsó a salir de la situación y regresar al escenario. El problema mayor fue que se le abrió una herida en la cara y no paraba de sangrar. "Si no salgo de vuelta, van a pensar que me maté", pensó poco antes de que le ofrecieran auxilio y la secaran con una toalla a fin de que pudiera salir a recoger el galardón, que irónicamente esa noche no se pudo llevar a casa porque le pidieron devolverlo ya que solo tenían uno.

Del evento salió al hospital, a donde acudió a que un profesional le "reacomodara la cara". Quedó con cuatro puntadas en el párpado. "Acá estoy, toda rota, pero viva", dijo en la entrevista telefónica.


Recordó que su hijo Merlín Atahualpa, de solo 6 años, había intentado convencerla de que no asistiera a los premios. El estaba agripado y prefería que ella se quedara en la casa pues su papá, Ricardo Mollo, estaba trabajando en Córdova. Entonces, "cuando me caigo y me hago torta, me dijo, 'viste mamá, yo te dije que no teníamos que ir'", contó entre risas.

Antes de concluir, Oreiro aseguró que se trató de "una desgracia con suerte" pues no le cabe la menor duda de que el resultado de su aparatosa caída pudo ser peor. Mencionó que si hubiese andado en tacones, "de verdad que me mataba".

Más contenido de tu interés