null: nullpx
Entretenimiento

Narcotráfico y violencia: la receta que destruyó las telenovelas según la escritora Delia Fiallo

La veterana guionista criticó las nuevas producciones, que a su juicio, abandonaron la fórmula del romance para abrazarse a la acción y la "morbosidad".
11 Jun 2018 – 7:07 PM EDT

La escritora y guionista cubana Delia Fiallo sabe algo del amor. Pasó más de medio siglo escribiendo sobre los líos del corazón, una gesta que le ganó el nombre de la ‘ madre de la telenovela latinoamericana’. Por eso, a sus 94 años, observó con nostalgia el nuevo camino que ha tomado el género de la telenovela y afirmó que en esa búsqueda de nuevas audiencias, los escritores contemporáneos echaron mano de la violencia y el narcotráfico relegando a un segundo plano la vieja fórmula del romance.

Al analizar las nuevas producciones, Fiallo postuló que ese cambio de énfasis hacia la acción y la cultura narco destruyó el género del melodrama, que la veterana escritora ayudó a impulsar desde el primer libreto que escribió en 1957. Se trató de la adaptación de una radionovela a la telenovela ‘Soraya’, que se transmitió en su natal Cuba.


Las parejas más disparejas en las telenovelas

Loading
Cargando galería

“El contenido de la novela no es ni la droga, ni el sexo, ni la violencia, ni el espectáculo, son los sentimientos. Las telenovelas se han olvidado de los sentimientos”, afirmó Fiallo en entrevista a la agencia de noticias EFE.

En esa línea, la guionista de novelas que encandilaron a una generación que lloró y soñó con 'Esmeralda' (1970), 'Cristal' (1985), 'Peregrina' (1973 y 2005) y 'Una muchacha llamada Milagros' (1974) criticó que los narcotraficantes ahora son los “héroes” de las historias que consume el público.

“Tratando de ganarse al hombre con esa temática, perdieron a la mujer, que era el sujeto idóneo de la telenovela, que tenía derecho a soñar un poco, a tener ilusiones, a ver algo dulce, romántico”, apuntaló Fiallo, quien este sábado recibirá el Premio Herencia 2018 que concede la organización Herencia Cultural Cubana, en Miami, donde reside.


Son maduritos y nos encantan en las novelas

Loading
Cargando galería

Pero en ese proceso, los nuevos escritores no se han dado cuenta, según Fiallo, “o no quieren ver que están produciendo para una minoría que le gusta la violencia, la morbosidad”.

Con esta distancia y seguridad que dan los años, la escritora (que durante años estuvo detrás de la extensa producción de telenovelas de Venevisión en Venezuela) desdeñó las críticas de las feministas quienes tildaban sus libretos de superficiales y de ejercicios de escapismo porque enfatizaban en la búsqueda del amor.

“Eso que se considera la trama más frívola de una telenovela es la búsqueda de tu pareja, que es muy importante para la felicidad porque de ello depende que seas dichosa o no en tu vida”, insistió la escritora, quien estudió Filosofía y Letras en Cuba.

Más contenido de tu interés