¿Por qué no soy feliz?

Jorge Mercado de Iosoi nos dice cuáles son las barreras que nos ponemos para alejar de nosotros la felicidad.

No eres feliz porque tú escogiste postergar la felicidad a cambio de la perfección. Y la verdad es que naciste para ser FELIZ, no para ser perfecto, pero en el camino te hicieron creer que tenías que lograr la perfección para ser feliz.

¿Recuerdas cuando eras niño, cuando eras niña, que te pedían que hicieras algo y si lo hacías “bien” te premiaban y alababan? o si no lo hacías ¿te recriminaban? Entonces tú, internamente, sentías una sensación de disgusto que te llevaba a tratar de cumplir lo más posible con las expectativas ajenas. Pues así sin darte cuenta te estaban condicionando a pensar que, para ser aprobado, por la “sociedad” tenías que ser perfecto y con esa perfección buscas esa sensación de bienestar, pero la verdad es que esa perfección no existe más que en tu mente, por lo tanto, es inalcanzable.

¿Te imaginas vivir queriendo cumplir las expectativas de los demás? ¿Tratando de satisfacer sus deseos postergando tus anhelos? ¿Crees que se puede vivir siendo como tu papá, tu mamá, tu pareja, tus hermanos o amigos quieren que seas? Imposible ¿verdad? Esa forma de educación nos hizo crecer con un pánico incontrolable al fracaso y ese miedo nos cerró la puerta hacia la felicidad.

La vida se hizo para aprender a vivir libremente sin prejuicios ni limitaciones, vivir siendo parte activa de todo lo que te rodea y disfrutar, en ese aprendizaje, toda la gama de desafíos que te plantea tu desarrollo y crecimiento.

Es, en ese aprendizaje, que debes aprender a ir soltando tus miedos, a superar las carencias y traumas acumulados desde la infancia. ¿Qué si fracasas? Pues claro que tienes que fracasar ¿o conoces a alguien que alcanzó el éxito al primer intento?

Te comento que a Einstein, sí a Einstein, lo reprobaron en matemáticas, ¿increíble verdad? Cuando fracasas estás aprendiendo a construir tu éxito, ese éxito que solo puede ser a tu manera y solo tú puedes lograrlo.

Comprende que tu vida es como tú piensas. Esa forma de pensar se concreta en tu vida diaria y vives las consecuencias. Pensamientos felices generan vivencias felices, pensamientos tristes generan vivencias tristes. De ti, y solamente de ti, depende cuál vas a escoger si quieres vivir tu vida con felicidad. Recuerda que tus pensamientos son los que conforman tus sentimientos y en tus manos está que, esos sentimientos, trabajen a favor tuyo.

La vida es hermosa como para vivirla sufriendo, la vida es un excitante desafío a que descubras, a través de muchas pruebas, la felicidad que te está reservada. Comprende que la felicidad está en tus manos, no dependes de nadie para ser feliz; solo mantén una norma: nunca hagas daño a nadie, empezando por ti mismo.

Al olvidarte de eso de ser perfecto, serás ¡FELIZ! ¡Te lo puedo garantizar

DESCUBRE LA LLAVE DE LA FELICIDAD PARA TU SIGNO ZODIACAL