null: nullpx
Entretenimiento

Hasta su muerte Jenni Rivera vivió honrando su verdadero nombre, Dolores

La primera batalla que dio Dolores Janney Rivera fue en el vientre de su madre. Tras nacer, sus luchas se multiplicaron; fue violada, golpeada, víctima de acoso, de robo y de compañeros sentimentales que en muy poco la ayudaron a echar hacia adelante a sus cinco hijos.
10 Dic 2016 – 9:10 PM EST

Jenni Rivera no exageraba cuando se describía como la "más chingona": meses antes de nacer se enlistó en el ejército de la vida y durante sus 43 años jamás abandonó el terreno de combate. Pero la muerte la entrampó y logró que subiera al avión que el 9 de diciembre de 2012 se estrelló en Nuevo León, México.

Cual heroína de guerra, miles la lloraron. La admiraban como la Diva de la Banda, la Gran Señora, la Güera Rivera, pero también por ser un ejemplo de superación, de lucha, de fortaleza. Públicamente Jenni Rivera describía las cicatrices de las tantas heridas que recibió como si fueran medallas de un reto más que había superado.

De acuerdo con todo lo que revela en sus memorias, publicadas bajo el título 'Inquebrantable' (2013), a la cantautora de regional mexicano lo único que no le falló fue su salud, sus fans y su fe en Dios.

¿Cuáles fueron sus grandes desafíos?


  • Rosa Saavedra tenía 20 años, dos hijos y se alistaba a venir a Estados Unidos sin documentos cuando se enteró que estaba embarazada. Ese bebé, pensaba, complicaba su travesía por lo que intentó abortar naturalmente, tomando tés y remedios caseros, bañándose en agua muy caliente y moviendo objetos pesados para que se le saliera la criatura. Jenni Rivera dio la lucha y el 2 de julio de 1969, en California, nació la primera hija de Pedro y Rosa.
  • Durante su infancia no pudo jugar con muñecas pues sus hermanos se las rompían. Lo único que ella quería era una hermanita y le llegó, aunque dañándole su fiesta de cumpleaños 12, pues doña Rosa se puso de parto. El 3 de julio de 1981 recibió su "muñeca", su hermana Rosie.
  • ¿Cuántas mujeres han quedado embarazadas la primera vez que tuvieron relaciones sexuales? ¿Y sin completar el acto? En el 1984, mucho antes de que se popularizara la telenovela 'Juana, la virgen' o la serie 'Jane, the Virgin', Jenni Rivera tenía 15 años y esa fue su realidad. Su novio, José Trinidad Marín, no le creía que fuera posible y la insultaba: "Te acostaste con otro 'guey' que te embarazó”.
  • A los 15 años, Jenni Rivera tuvo que abandonar su casa cuando le confesó a su madre que estaba embarazada. “Mi madre tenía miedo de cómo reaccionaría mi padre así que me hizo partir antes de que él llegara”, confiesa la artista en sus memorias.
  • Se fue a vivir en la casa de la familia de "Trino" Marín, donde alegó que sus cuñadas la insultaban porque para ellas, Jenni no era mexicana ni la mujer ideal para su guapo hermano. Bajo esas condiciones y peleas verbales y físicas con su compañero, dio a luz a su primera hija, Chiquis.
  • Un año más tarde, la situación en su nuevo hogar, donde se sentía acechada, agobiada por los celos de "Trino" Marín, la llevó a intentar suicidarse. Recibió tratamiento médico durante dos semanas.
  • En su primera separación de "Trino" Marín, regresó a vivir a la casa de sus padres, retomó con éxito sus estudios, consiguió un trabajo y tuvo un carro Toyota Supra. Una noche, al salir del trabajo, su esposo la sorprendió. Le pidió que hablaran en su carro, un Nissan Máxima, y ahí la embarazó de su segunda hija, Jacqueline.
  • Regresó a vivir con "Trino" Marín, quien la seguía golpeando, al punto de que ella corría a esconderse en la habitación de Chiquis. Por temor a perder al bebé, volvió a abandonar a su marido. Sin embargo, no podía regresar a casa de sus padres, por lo que terminó durmiendo con Chiquis, en el garaje con piso de cemento adjunto a la casa de su hermano Gustavo. Desde ahí, ambas vieron cómo les robaron el carro que usaban en ese momento, un Honda. Para poder moverse de un lugar a otro y llevar a su hija a la escuela, Jenni Rivera compró una bicicleta. Su hija Jacqueline nació bajo peso y la Diva de la Banda lo atribuyó a las carreras en bicicleta que daba durante su gestación.

Las razones por las que Jenni Rivera se convirtió en una leyenda

Loading
Cargando galería
  • Para sacar a sus hijas adelante, Jenni Rivera se instruyó como agente de bienes raíces. Comenzó a tener éxito en su carrera y regresó por tercera vez a vivir con "Trino" Marín. Quedó embarazada y en 'Inquebrantable' describe que dio a luz a Michael estando sola en una habitación de hospital. La enfermera estaba buscando al médico cuando su hijo llegó al mundo. ¿Y su esposo? Durmiendo en el carro.
  • Cuando a la tercera no funcionó su relación con "Trino" Marín y ella le pidió el divorcio, éntre otras cosas él le espetó: "No eres original. Cantas como Graciela Beltrán y siempre te comparan con ella. Nunca te tomarán en serio. Tienes que dejar esos sueños estúpidos a un lado... No vas a triunfar como artista".
  • Durante un tiempo, Jenni Rivera quedó sola a cargo de sus tres hijos mayores. Y como a muchas madres solteras, en un ocasión no le alcanzó el dinero y le suspendieron el servicio de agua potable. Le había pedido a sus hijas que usaran el baño en la escuela, pero Chiquis no pudo aguantar y evacuó. Jacqueline, que era más pequeña, se puso a jugar con la excreta. La Diva de la Banda tuvo que ir a la casa del vecino y pedirle la manguera prestada para bañar a su niña.
  • Su segundo esposo fue Juan López, al cual tuvo que esperar durante siete meses porque tuvo que cumplir una condena por tráfico de indocumentados. Mientras tanto, ella tuvo que acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebra.
  • Hasta el día de su muerte, la única batalla que Jenni Rivera creía haber perdido, fue la del domingo 26 de enero de 1997, cuando poco después de las 10:30 de la noche, cerca de su casa, la bajaron de su camioneta y un hombre de ojos verdes la violó. "Eran tres contra una", dice en su libro.
  • Para evitar que a Juan López lo deportaran, se casó con él. Quedó embarazada de su cuarta hija, Jenicka, y vivían en relativa paz. Sin embargo, una noche pelearon, ella llamó a la policía y los dos fueron a parar a la cárcel.
  • En el otoño de 1997, Rosie Rivera le confiesa a Jenni que "Trino" Marín había abusado sexualmente de ella y de Chiquis. El grito de dolor de la Diva de la Banda se escuchó hasta en oficinas localizadas al otro lado de la calle. Quiso matarlo, pero su padre, don Pedro Rivera, la convenció de que confiara en la justicia. Lo denunció y él huyó. Nueve años tardó en reaparecer, ser arrestado, sometido a juicio, hallado culpable y sentenciado a 31 años de prisión.
  • Cuando quedó embarazada por quinta y última vez, ya su carrera como cantante le exigía más y al mismo tiempo tenía muchas peleas con Juan. Por primera vez acudió al médico para realizarse un aborto y el feto desapareció. Se había escondido en las trompas, lo que era peligroso. Jenni Rivera siguió adelante con su embarazo y dio a luz a su benjamín, Johnny.
  • Cuando Jenni Rivera se enteró de que Juan López la engañaba con unas cuantas mujeres, le presentó la demanda de divorcio. El la contrademandó y le exigió pensión alimentaria.
  • Después de haber estado casada con dos hombres incompatibles y de dar a luz cinco hijos, a sus 33 años Jenni Rivera sintió su primer orgasmo gracias a Fernando. Este hombre parecía ideal, pero la relación no tenía futuro como pareja. Si no hubiese tenido un problema de adicción, este pudo haber sido el gran amor de 'la Gran Señora'.
  • Saboreando el éxito en la música, se filtra un video en el que se le ve practicarle sexo oral a uno de sus músicos, con el cual tuvo una relación pasajera. Fue su hermano Lupillo Rivera quien le ayudó a enfrentar la situación: "No tengas vergüenza. Es bueno que la mujer se la chupe a un hombre. Necesitamos más mujeres así. Estoy seguro de que lo hiciste bien”.

Según su carrera fue ascendiendo, más dificultades se le presentaron: la detuvieron en México intentando subir al avión con 50,000 dólares en efectivo, se peleó por dinero con un manejador, la demandó uno de los asistentes a sus conciertos al que ella le rajó la frente con el micrófono, tuvo que defender a su hijo mayor de acusaciones de abuso y tras casarse con Esteban Loaiza descubrió "algo horrible", que le hizo exigirle el divorcio.
Desafortunadamente, no vivió para celebrar la disolusión total del proceso que había iniciado. Murió como vivió, en la lucha, pero gracias a los pasos que tomó, sus hijos, su mayor tesoro, quedaron protegidos. No más Dolores, descansa en paz Jenni Rivera.

Más contenido de tu interés