null: nullpx
dibujos animados

7 dibujos animados de tu infancia que deberían volver

Publicado 4 Dic 2017 – 05:40 PM EST | Actualizado 23 Mar 2018 – 10:35 PM EDT
Reacciona
Comparte

Blossom, Bubbles y Buttercup (Bombón, Burbuja y Bellota) volvieron a tomar la pantalla de Cartoon Network. También Rico Mc Pato volvió a nadar en la piscina de monedas y billetes en  Ducktales. ¡Justo en toda la infancia!

Te gusten o no, los remakes y reboots son la nueva onda. Pasa en las películas, pasa en las series y ahora, en los dibujos animados. En lugar de pelear contra lo inevitable, hablemos de esas series que marcaron tu infancia y que deberían volver.

Saint Seiya

Conocida también como Caballeros del Zodíaco, este anime contaba la historia de jóvenes guerreros que luchaban junto a Athena, la diosa griega, para proteger la Tierra. A Saint Seiya se le considera como uno de los 100 mejores anime de la historia, por lo que no nos molestaría ver un nuevo acercamiento a la serie, ahora dibujada con mejores técnicas.

SilverHawks

Halcones Galácticos fue la sucesora de Thundercats. Esta historia se ambienta en el siglo 29, en el que se crearon un grupo de héroes con cuerpos y alas de metal con el objetivo de acabar con el crimen en El Limbo. Eso sí, esperemos que le vaya mejor que al remake de su sucesora, que solo duró una temporada.

Doug

Doug fue de esas series para niños, con temáticas no tan infantiles. El protagonista era un chico normal: Doug Narinas, dueño un extraño perro llamado Chuletas, amigo de Tito Valentino y fan enamorado de Patti Mayonaisse. ¡Te juro que los nombres son reales!

El show fue cancelado en 1999 y para cerrarlo, se hizo una película para la televisión que no tuvo mucho éxito. Doug merece regresar y brillar en toda su gloria.

Candy Candy

¡Anthony!, ¡Terry!, ¡El Príncipe de la Colina! Candy era una de esas chicas con una vida difícil: huérfana, creció en el Hogar de Pony y luego fue adoptada por una familia millonaria, donde parecía no ser muy querida.

Primero se enamoró de Anthony, quien murió al caerse de un caballo; luego conoció a Terry, quien se quedó con Susana, una actriz que quedó ciega en un accidente (¿les dje que Terry amaba a Candy?) y finalmente, se da cuenta que El Príncipe de la Colina era el «tío abuelo» Albert, un hippie divertido.

¿Quién no querría volver a ver esta novela? Eso sí, con un final no tan trágico. ¡Qué viva el amor, por favor!

Animaniacs

¡Es como es! ¿Quién no quisiera volver a disfrutar de las locuras de Yakko, Wakko y Dot? Y no solo a ellos, sino a todos los personajes secundarios que integraban la serie: Slappy y Skippy, Mandy y Botones, Los Palomos Emplumados, Kikiri-Boo… Animaniacs llenó de locuras nuestras mañanas de sábado y tienen un lugar en nuestra repisa de la infancia. ¡Qué vuelvan!

Freakazoid!

¡Fenomenoide! fue cancelado porque la población no comprendía la historia, según dijeron sus productores. Aparentemente, no se determinó bien la demografía del público a quien iba dirigido este animado. Pero quienes lo vimos, lo amamos. Contaba la historia de Dexter Douglas, un chico que vive detrás de su computadora y que, por accidente, se transforma en ¡Fenomenoide!, un  héroe genial, divertido y alocado y una de los productos por lo que le estaremos eternamente agradecidos a Steven Spielberg, su creador. ¡Qué vuelva!

Cow and Chicken

No solo ellos, sino todos los del compilado Cartoon Cartoon. Johnny Bravo, Coraje, el Perro Cobarde, Ed, Edd y Eddy y el Laboratorio de Dexter son solo algunos de los animados que me vienen a la cabeza y que hicieron nuestra infancia y adolescencia más divertida. Necesitan una segunda oportunidad para hacer de las suyas.

¿Qué animados de tu infancia desearías volver a ver? ¿Cuáles añadirías a esta peculiar lista?

Reacciona
Comparte