null: nullpx
Bruce Willis

5 películas tan malas que son divertidas

Publicado 11 Abr 2014 – 05:45 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Lo peor que le puede suceder a una película es que sea aburrida. No hay virtud, acierto o carismático actor que pueda mejorar una película que no logra despertar la atención y el entusiasmo de la audiencia –o provocar una reacción de cualquier tipo, indignación, miedo o asco, lo que siempre es bueno–.

Hay muchas películas que, de acuerdo al canon artístico (o, al menos, de acuerdo a algún canon artístico), son considerada “buenas” pero son muy aburridas. Y hay otras que, de acuerdo a cualquier convención mínima sobre las reglas del buen cine, son innegablemente malas, pero resultan muy divertidas.

En las películas que listamos a continuación, no encontrarás una visión original y profunda sobre el mundo, no te conmoverás o te sentirás identificado con los personajes, no reconocerás los grandes misterios de la vida reflejados en una historia compleja y llena de matices. Nada de esto, pero sí probablemente vas a pasar un buen rato.

#5 Charlie’s Angels 2: Full Throttle (2003)

El idioma inglés tiene la expresión “ Eye candy”, que se traduciría algo así como “endulzar el ojo”. Claro que es agradable ver a Cameron Diaz, Drew Barrymore y Lucy Liu (también Demi Moore, Shia LaBeouf, Justin Theroux, entre otros) involucrados en secuencias de acción y espionaje, pero esto es sólo una fachada, detrás de las cual no hay nada en absoluto.

#4 The Expendables (2010)

Sylvester Stallone y los realizadores detrás de Los mercenarios (o Los indestructibles) ensayaron una especie de ejercicio nostálgico respecto a las películas de acción de los 80 y 90 pero lo planearon de manera más cuantitativa que cualitativa. Mediante la acumulación de las más notorias estrellas de acción y de secuencias adecuadas para ellos, se olvidaron de incluir en el medio una historia. Un cierto tono entre irónico y auto paródico valen la película. 

#3 The Last Airbender (2010)

Dirigida por M. Night Shyamalan y adaptada de una popular serie animada de Nickelodeon, The Last Airbender incluye una trama casi incomprensible, malas actuaciones, nulos desarrollos de los personajes y carece de la personalidad y el espíritu que tenía la serie original. Todo eso se puede pasar por alto si uno se centra en las escenas de pelea y en los efectos especiales (a veces exagerados y fuera de lugar, pero por eso mismo divertidos).

#2 Machete Kills (2013)

Machete Kills mantiene el tono deliberadamente excesivo, exagerado y absurdo de la primera película, pero carece de la chispa y la inventiva de aquella. Suena repetida, como un chiste contado tantas veces que empieza a perder la gracia (aquí el chiste es: Danny Trejo luce como un tipo muy duro y jodido, y ha interpretado siempre el mismo papel en todas las películas). Un distanciamiento irónico, la presencia de Charlie Sheen (acreditado como Carlos Estévez, su nombre real) y Lady Gaga y algunos que otros chistes más o menos graciosos son lo rescatable.

#1 A Good Day to Die Hard (2013)

La película más floja de toda la saga y una verdadera decepción para todos los fanáticos. Una historia poco inspirada, cargada de clichés, que además reduce o elimina todo lo memorable de otras películas (la complejidad de los personajes, el subtexto político, los ingeniosos diálogos, etc). Pero quién no encontraría divertido ver a John McClane en acción una vez más, con su sonrisa sarcástica y desganada, en medio de intensas escenas de acción y persecución.

Reacciona
Comparte