publicidad
A pesar del susto, Laura y sus hijos se divirtieron mucho.

Tremendo susto se llevó Laura Flores

Tremendo susto se llevó Laura Flores

"Por una infección le pusieron (a su hijo Patricio) un tubito en el oído.. y al meter la cabeza al agua, ¡casi se ahoga!"

A pesar del susto, Laura y sus hijos se divirtieron mucho.
A pesar del susto, Laura y sus hijos se divirtieron mucho.

-Laura, platícanos, ¿qué fue lo que más disfrutaste de estas vacaciones con todos tus hijos?

"Sin lugar a dudas, estar todos juntos, el agüita, el sol, jugar con la

arena, divertirme como niña chiquita, al igual que mis pequeños".-¿Es cierto que te espantaste porque Patricio se metió al agua?

"Sí, es que sumergió la cabeza en el agua del chapoteadero y no debía

hacerlo, porque hace tiempo lo operaron del oído y las anginas. Tuve

que ir corriendo a la farmacia y hablarle al doctor para que me dijera

qué hacer. El problema es que tiene un tubito dentro de la oreja y se

pudo ahogar, porque se le metió el agua por ahí. También se enfermó Ana

Sofía, pues le dio temperatura".-Entonces le entró agua por el tubito...

publicidad

"Es que cuando lo operaron de las anginas se le infectó el oído y le

colocaron un tubo, que es por donde drena la infección; éste no se

puede mojar porque se tapa o existe el riesgo de que el agua se le vaya

a la boca y podría tragarla. Por eso le llamé al doctor, desesperada.

Pero son gajes del oficio de mamá; todo el día ando detrás de mis

pequeños".-¿Cómo te diste cuenta?

"Cuando volteé lo vi dentro del chapoteadero y corrí a sacarlo. Sus

hermanos estaban ahí, entonces, ¿por qué él no?; así que metió la

cabeza como avestruz. Nada muy bien, pero por su salud, ahorita no debe

hacerlo".-¿Tenía flotadores?

"No quise ponérselos por lo mismo, para evitar que se metiera a la

parte honda de la alberca. Ya que le quiten el tubo, entonces lo

volveré a dejar".-¿Cuánto tiempo debe traer el tubo dentro del oído?

"De 6 a 8 meses. En el momento en que se empiece a acomodar otra vez la

membrana, bota el tubo y el doctor se lo retira con unas pinzas. Ya le

dije que la próxima vez me los voy a tener que llevar a acampar, pero

nada que tenga que ver con el agua, por el susto que me llevé".-¿Qué te dijo el médico después de que sacaste del agua a Pato?

"En primera, no puedo tocar el tubo porque está dentro del oído y no se

ve, para ello se tiene que usar un aparato especial. Luego, me regañó

porque tenía que haber sido más cuidadosa, y le mandó antibiótico

preventivo por 1 semana. Los niños corren el riesgo de contraer

infecciones, pues no tienen cuidado y lo único que quieren es jugar".

-¿Crees que exageras en el cuidado de tus hijos?

"Sí, estoy consciente y no me importa; qué más hubiera querido que me

dijera el doctor: 'Señora, váyase a su casa porque el niño no tiene

nada', pero siempre le he atinado; como cuando María se zafó el codo

jugando con unos amiguitos, tenía 2 años y medio".-Por otro lado, hacer las maletas debe ser un relajo, ¿cómo te organizas?

"Tengo cuatro personas que me ayudan, además ocupamos una camioneta que

yo llamo 'el mamamóvil', ahí aviento todo. Son muchos niños, pero

gracias a Dios, la pasamos muy padre. La que no conocía el mar era Ana

publicidad

Sofía, así que fue toda una experiencia para ella, nada más metió sus

piecitos al chapoteadero, daba unos patadones y unas carcajadas,

bueno... La vi muy feliz".-¿Podrías darnos unos consejos para el cuidado de los niños en vacaciones?

"Traerlos en la sillita de los coches, protegerlos del sol, ponerles

sus camisetas, así te olvidas de que les arda la espaldita, si no, se

convierte en una verdadera tragedia".-¿Llevas contigo medicinas en caso de presentarse cualquier emergencia?

"Soy muy exageradita, desde curitas y alcohol, hasta gotas para los

ojos o los oídos, analgésico, antibióticos, además le hablo al pediatra

en caso de emergencia para que me diga de todo lo que traigo, qué les puedo dar. En esta ocasión, a Pato se le aplicó el antibiótico,

y gracias a Dios, no se ahogó. Se le metió agua al oído y ya no la

sacas con nada, como si fuera un bote de catsup, el tubo está muy adentro".-¿Les llevas juguetes?

"No, en lugar de eso me llevo todo el kit de DVD's para ponerles

películas en la noche, pero antes veíamos las puestas de sol y

platicaba con ellos".-¿La bebé ya se adaptó a los niños?

"Me enamoré de ella y me emociona mucho que Ana Sofía esté integrada

publicidad

con todos; afortunadamente, los cinco somos un equipo muy bonito".-¿Quién es el más travieso?

"Patricio es una bala, todo el tiempo se la pasó bailando; es dormilón, igual que Alejandro, son bien relajientos".-¿Y el más tranquilo?"María, pues es la más grande y los cuida a todos; está al pendiente de

que no se enfermen, que no se peleen, porque a cada rato Pato y

Alejandro discuten".-¿Cómo era 1 día en el mar?

"En la mañana nos levantábamos a las 7, Ana Sofía nos despertaba porque

apenas tiene 8 meses. Lo único que querían hacer era ir a la playa; los

paseé en las motos acuáticas, después renté una lancha y Pato se sentía

el capitán del barco más grande del mundo; hasta lo pusieron a

manejarla".-Se debe tener mucha precaución en la alberca...

"Lo más importante es la supervisión de un adulto, y decirle a los papás que se turnen vigilando a los niños, porque luego nadie los ve".-¿Recuerdas si tus papis también te llevaban de vacaciones?

"Así es, y lo valoro mucho porque de repente no había dinero y ellos

hacían un gigantesco esfuerzo para llevarnos de fin de semana a la

playa; no era fácil, pero nos divertíamos como enanos".-¿Crees que hay que buscar la felicidad?

"Así solita no te va a llegar, tú tienes que fabricarla, con tus hijos,

publicidad

tu trabajo, por eso yo me estoy matando como burra, para que los niños

tengan lo que necesitan".-¿Te visualizas de viejita?

"Esa etapa se me antoja muchísimo, no me da miedo, bienvenida sea la

vejez, porque voy a tener a los hijos a mi lado; no quiero ser una

carga para ellos, espero seguir trabajando y poder darles un

patrimonio".-Después de todo esto, ¿qué te llevas?

"Estar con ellos, además, a cada uno de los niños le llevo un diario

con lo que nos toca vivir juntos, le cuento su propia historia; ahí le

escribo todo lo que significan para mí. La verdad, mi vida sería muy

vacía sin ellos".-¿Dios te mandó la tarea de adoptar?

"Algo curioso es que antes no era tan niñera, los hijos no

representaban tanto para mí hasta que conocí a los de mi ex, Ramón;

ellos me sensibilizaron en ese aspecto y en verdad, nos pasa a muchas

mujeres. Después nació María; sin embargo,

ahora sé que una sonrisa de ellos vale más que mil palabras", finalizó la actriz.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad