Google responde a famosas por fotos filtradas

La compañía se ha defendido diciendo que desde que les llegaron la primeras peticiones han trabajando duro para eliminar de sus sitios web dicho material.
3 Oct 2014 – 11:26 AM EDT

El gigante informático Google, que ha sido amenazado con ser demandado por 100 millones de dólares por parte de los representantes legales de más de una docena de celebridades -entre las que se encuentran Jennifer Lawrence, Cara Delevingne, Rihanna y Amber Heard- por no borrar de sus servidores los vídeos y fotografías filtrados, en los que se ve a las artistas desnudas; se ha defendido diciendo que desde que les llegaron la primeras peticiones han estado trabajando duro para eliminar de sus sitios web dicho material.

Celebridades han sido víctimas del #CelebGate

Loading
Cargando galería

Demi Moore rasura a su hija Tallulah

Loading
Cargando galería

"Hemos borrado decenas de miles de imágenes, empezando pocas horas después de recibir las peticiones, y hemos cerrado cientos de cuentas. Internet se usa para muchas cosas buenas. Robar fotos privadas de gente no es una de ellas", señaló un portavoz de la compañía a la sección Page Six del diario New York Post.

Hace tan solo unos días, Marty Singer -prestigioso abogado estadounidense a cuyos servicios recurren frecuentemente las estrellas de Hollywood- envió una dura carta a los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, así como a Eric Schmidt y a los abogados de la compañía, en la que los acusa de "comportamiento poco ético y premeditado".

Kim, una víctima más del #CelebGate

Loading
Cargando galería

El documento continúa señalando que Google ha fallado a la hora de "actuar de forma inmediata y responsable en la eliminación de las imágenes a sabiendas de que estaban facilitando y perpetuando una conducta ilegal, además de haber ganado millones a costa de la victimización de las mujeres".

Esta no es la primera vez que el abogado de las artistas se pone en contacto con Google, hace ya cuatro semanas solicitó a la compañía que eliminase las imágenes filtradas, petición que fue seguida de otros tantos requerimientos amistosos. Todos ellos, según el abogado, ignorados. A día de hoy muchas de las fotografías continúan en BlogSpot y YouTube, ambas propiedad de la empresa estadounidense.

"Google sabe que las imágenes son robadas. Material de carácter privado y confidencial que ha sido conseguido de forma ilegal y difundido por depredadores pervertidos que están violando el derecho a la privacidad de las víctimas. Mientras tanto Google ha tomado medidas escasas o nulas para detener estos abusos. Debido a que las víctimas tienen valiosos derechos publicitarios, ustedes [Google] no hacen nada... salvo ingresar en sus cuentas millones de dólares a través de publicidad en internet. Su interés es capitalizar este escándalo más que detenerlo", explicaba Marty Singer a la misma publicación.

RELACIONADOS:Noticias