UFC

La pelea contra Nurmagomedov es el parteaguas para McGregor

The Notorious debe volver y reclamar el sitio que le pertenecía hace dos años.
5 Oct 2018 – 8:59 AM EDT

Conor McGregor se alejó de la UFC para incursionar en el boxeo ante Floyd Mayweather, una pelea que despertó morbo por montones y que fue lucrativa y entretenida, pero que también alejó de los octógonos al irlandés. Mientras él se enfocaba en otros negocios, en la UFC seguían creciendo hombres como Tony ‘Cucuy’ Ferguson y el mismo Khabib Nurmagomedov.

McGregor es en sí un espectáculo y un gran peleador, vuelve para deleitar a sus fanáticos con grandes obligaciones de por medio, recuperar el lugar que le pertenece no es sencillo, porque enfrenta a un peleador con ritmo y que está invicto, pero la pelea puede dar mucho o quitar demasiado.

Si McGregor le quita el invicto a Khabib Nurmagomedov, se hablará del gran peleador que es y de que los dos años de ausencia, desde que se enfrentó a Eddie álvarez en noviembre de 2006 y de la venganza que cobró ante Nate Díaz en agosto de ese mismo año, no le afectaron y nuevamente se le verá como la gran figura de la UFC.

Pero es un arma de dos filos, igualmente con grandes proporciones, s i pierde se hablará de la falta de compromiso, de si es un peleador que ya se desinfló y de si es ahora un fanfarrón que no consigue sostener en el octágono todo lo que hizo previamente.

Este sábado McGregor va por la consolidación como estrella, como ídolo y hasta como leyenda de la UFC. Su triunfo puede ponerlo a la altura de hombres leyenda como anderson Silva o George St. Pierre.

Este 6 de octubre la UFC tendrá una de sus peleas más memorables en su historia, así que solo nos queda aguardar por un campanazo que nos lleve al tope de las emociones.


Más contenido de tu interés