Rusia le cierra la boca a sus detractores y golea 5-0 a Arabia Saudita en el debut del Mundial

La escuadra local no tuvo problemas para imponerse a la escuadra árabe con goles de Gazinsky, Dzyuba, Golovin y doblete de Cheryshev.

Rusia dio un golpe en la mesa y un bofetón a la boca de todos los detractores que lo ponen como una selección frágil y con pocas posibilidades de calificar a la siguiente fase de la Copa del Mundo.

Cierto, enfrente estuvo una débil selección de Arabia Saudita, la selección con menos posibilidades del grupo A del Mundial.

Rusia se acabó imponiendo con suma sencillez a Arabia por marcador de 5-0 con anotaciones de Yuri Gazinsky, doblete de Denis Cheryshev, gol de Artem Dzyuba y de Aleksandr Golovin.

El elenco de Stanislav Chercheshov suma tres puntos vitales y hasta cierto punto normales a la espera de los duelos más complejos del sector frente a Uruguay y Egipto.

El primer gol del encuentro llegó apenas a los 11 minutos; un centro desde la izquierda fue conectada por Gazinsky con un gran remate de cabeza; la polémica estuvo marcada por un aparente empujón del atacante ruso previo al disparo.

Rusia dominaba a placer ante una ensimismada selección de Arabia que ni tenía la pelota y solo corría tras ella, y que no inquietaba en lo más mínimo a la aparentemente floja zaga rusa.

La mala noticia para los locales, que bien podría ser definida como gravísima, fue la lesión de Alan Dzagoev, gran figura de la selección de Rusia. El futbolista del CSKA Moscú sufrió un problema muscular en la parte posterior del muslo obligándolo a dejar el partido y, muy probablemente, perdiéndose el resto de la Copa del Mundo.

La buena es que su reemplazo, Denis Cheryshev, fue quien marcó el 2-0 para Rusia cuando el primer tiempo agonizaba. El futbolista del Villarreal se inventó una gran jugada individual para batir a Abdullah Al Maiouf.

Tras el descanso, la selección de Rusia se volcó a buscar una mayor cantidad de goles sabiendo que al final, la diferencia de anotaciones podría ser un hándicap en la lucha ante Uruguay y Egipto.

Chercheshov movió sus piezas en ataque en busca de mayor generación de juego y construir más peligro a una débil defensa árabe. Con el tiempo, el premio le llegó al conjunto ruso.

A los 71 minutos caería el 3-0 para Rusia cortesía de Artem Dzyuba luego de un grave error en la marca de Osama Hawsawi que el atacante ruso aprovechó para marcar con un certero remate de cabeza. Tan solo había pasado un minuto desde que Dzyuba había ingresado al campo.

Cuando el juego terminaba, Cheryshev se inventó una joya con una estupendo disparo de tres dedos que se incrustó en el ángulo. Golazo que da una sensación de alegría a un país como Rusia que no estaba muy metido en su Mundial.

Finalmente, llegaría el 5-0, definitivo y aplastante, con un sublíme disparo de Aleksandr Golovin a tiro libre directo con mucha contribución del portero de Arabia Saudita.

El transcurso del juego se mantuvo en la misma sintonía: Rusia dominaba a placer, con calma y mucha tranquilidad, ante una selección de Arabia Saudita que no tiene color ni nivel para poder competir en esta fase de grupos. Candidata número 1 a ser la primera selección eliminada del Mundial.

Para la siguiente fecha del grupo A, Rusia se medirá a Egipto el siguiente martes 19 de junio mientras que el 20 de junio, Uruguay chocará ante Arabia Saudita.

RELACIONADOS:RusiaArabia Saudí