Las cinco cosas que deben ocurrir para que Neymar juegue en el Real Madrid

La salida de Cristiano Ronaldo hace necesaria la llegada de un crack ¿pero será el brasileño el indicado?

La salida de Cristiano Ronaldo del Real Madrid no cayó para nada bien en los aficionados de la casa blanca, su ídolo, el más grande de todos los tiempos, vestirá otra camiseta y esperan que llegue un fichaje bomba para calmar las aguas, al menos un poco.

El candidato más polémico, pero quizá del que más se ha hablado, incluso antes de la partida del portugués a la Juventus, es Neymar, que le costó 222 millones de euros al PSG y que en el Mundial de Rusia hizo el ridículo con la Selección de Brasil con sus vergonzosas sobreactuaciones.

¿Pero qué debe pasar para que el brasileño pueda jugar con la camiseta del Real Madrid?

Que Florentino acepte que se equivocó.

Dejar ir a Cristiano Ronaldo le generó más puntos en contra que a favor dentro del entorno madridista. Ir por Neymar o por la estrella que quiera es una obligación moral, ya que dejó a su afición sin su ídolo. Pero elegir al brasileño podría ser una decisión disparatada ya que dejaría ver el afán por contratar a un jugador mediático y no a alguien que le aporte títulos.

Que la afición ponga la otra mejilla.

La salida de Ronaldo dolió y mucho en las toldas madridistas. La leyenda viviente abandonó el club y sólo resta esperar quién podrá llegar a tapar el vacío gigante que deja el portugués.

¿Pero es Neymar la solución? En caso de que así lo decida Florentino, la afición tendrá que lidiar con un ex Barcelona, que le marcó y cantó a rabiar tres goles al Real Madrid y que además de eso tuvo un Mundial para el olvido.

Pagarle de más y regalarle dinero al Barcelona.

El PSG pagó 222 millones de euros al Barcelona en 2017 y es hasta el momento la transferencia más alta en la historia del fútbol mundial, para algunos sobrevalorada, para otros una apuesta al futuro.

Pero no solo tendrá que pagar lo que pida el PSG, sino que deberá pagarle un porcentaje al Barcelona por derechos de formación, ya que estuvo en el equipo Culé cuatro temporadas.

Cerrarle la puerta a otros cracs.

Invertir en el jugador carioca es una apuesta a la incertidumbre. Si bien será la estrella más iluminada del equipo, nadie garantiza que pueda repetir, si quiera una parte de la historia de Cristiano en el Real.

Con su llegada, muy seguramente se perdería el interés en jugadores como Kylian Mbappé o Eden Hazard, que mostraron un gran nivel en la Copa del Mundo.

Que Florentino siga siendo el rey.

Difícil tapar el sol con un dedo y de esconder que entre el presidente del Real Madrid y el jugador que rompió todos los récords con el equipo de la capital española, no hubo algo más que una simple negociación para salir.

Al flamante mandamás del equipo más poderoso del planeta le gusta imponerse como tal y con el mejor jugador del mundo saciado de títulos y distinciones, era hora de dar un golpe en la mesa y hacer sentir su posición, además de cumplir un capricho que lleva meses dando de qué hablar.

RELACIONADOS:La LigaSerie ALigue 1Real MadridParis Saint-Germain