Indignante: revista Panenka ofendió a la selección Colombia relacionándola con narcos

El medio impreso español, de circulación mensual y con sede en Barcelona, cometió un terrible insulto hacia la ‘Tricolor’ al simbolizarla, en su edición especial del Mundial de Rusia, con “El once de los narcos”.

La falta de creatividad o, mejor, de consciencia en el acto de hacer periodismo y publicar ante el mundo este tipo de “tonos ácidos”, como se excusó la revista por Twitter, no tienen perdón. Aún más, cuando estos nombres que se leen de los “once narcos”, cargan encima millones de muertos .

¿Acaso la revista Panenka no pensó en eso a la hora de relacionarlos con la selección Colombia? Los nombres que se leen en la revista: Pacho Herrera, Griselda Blanco, Popeye, Miguel Rodríguez Orejuela, Carlos Lehder, Fabio Ochoa, Gonzalo Rodríguez Gacha, Gilberto Rodríguez Orejuela, Jorge Ochoa, Juan David Ochoa y Pablo Escobar, cometieron crímenes de lesa humanidad por su ambición al dinero y la droga como instrumento para enriquecerse. Por ‘ironizar’, la propia revista se untó de sangre. Hay límites y los excedió. Esto va más allá del fútbol: toca a familias destruidas, desaparecidos y millones de asesinados…

La ira de los usuarios en redes sociales por esta publicación no se hizo esperar.

La revista, titulada "La Antiguía del Mundial", salió en junio y relaciona aspectos históricos y culturales de los 32 paises que estarán en el Mundial de Rusia. Como por ejemplo, en la selección de Uruguay, se descubre "El once de los escritores". Incluyen a Onetti, Benedetti y Galeano, entre otros. Símbolos que llenan de orgullo y no de vergüenza y dolor patrio, como lo es al observar la página que corresponde a Colombia,


Esto no es Colombia y, aún peor, a vísperas de iniciarse una nueva Copa del Mundo, lo que menos debe prevalecer es la guerra y la violencia de un país que tanto le ha costado recuperarse de ese estigma. Debe prevalecer la memoria de las víctimas, no la fama de los victimarios. Porque el gran problema de fondo que causó esta publicación fue abrir la herida, una vez más, en el cómo el mundo identifica al país del café, las flores, el bullerengue, la salsa choke y los poetas como Giovanni Quessep.

RELACIONADOS:Colombia