Real Madrid bajó el interruptor de la 'Ciudad de la Luz' y se instaló en cuartos de final

El dinero no compra la felicidad y hoy el Real Madrid se lo recordó al frió PSG; Cristiano y Casemiro regresaron a la realidad al cuadro galo.

El máximo símbolo del actual Real Madrid y dos canteranos. Con esa fórmula el Real Madrid aniquiló al PSG 1-2 en el duelo de vuelta y dejar un 2-5 incontestable en el marcador global para instalarse en cuartos de final por octavo año consecutivo.

Todo estaba listo para reanudarse con el segundo tiempo, pero aparecieron las bengalas en la tribuna del Parque de los Príncipes y una humareda que provocó el retraso del reinicio.

Marco Asensio tuvo una impecable conducción por la banda de Dani Alves, lo exhibió y luego cedió a Lucas Vázquez, quien metió un puntual centro para Cristiano, llegó el remate y el festejo merengue a los 50 minutos.

A partir de ahí vino la hecatombe parisína con Verratti como estandarte al irse expulsado por un reclamo airado sobre el silbante, y aunque su equipo consiguió el 1-1 con gran fortuna de Cavani a falta de 20 minutos para el final, no se veía por dónde cambiaría la historia.

Con un PSG desfondado, Casemiro aprovechó un rebote y un desvío que puso el 1-2 en el marcador, apenas para reflejar la diferencia entre ambos equipos en 180 minutos.


La más clara para el Madrid en el primer tiempo llegó gracias a un craso error defensivo que dejó a Karim Benzema mano a mano con Areola.

El ‘Gato’ no supo matar la eliminatoria, esperó hasta el final, definió pero el portero francés mantuvo a su equipo en la eliminatoria al desviar con la pierna a tiro de esquina.

Eso apenas sirvió como despabilador para un cuadro parisíno que tuvo el carril derecho como principal arma.

Mbappe y Di María se alternaron pero apenas consiguieron inquietar a Navas, aunque el francés fue el más cercano al gol cuando se internó en el área y sacó un disparo que el portero merengue rechazó de buena forma.

RELACIONADOS:Paris Saint-GermainReal Madrid