Liverpool pintó de rojo Manchester de la mano de Salah y se clasificó a semifinales

El delantero egipcio volvió a ser factor en el encuentro de vuelta al marcar el gol de visitante que acabó con las esperanzas del Manchester City.

Mohamed Salah demostró que está viviendo su mejor temporada en lo que va de su carrera en cuestión de nivel de fútbol y goles.

El faraón se hizo presente con un gol en el triunfo de visitante de Liverpool por 2-1 sobre el City, en una eliminatoria que acabó con un global de 5-1 a favor de los de Anfield.

Manchester City tuvo el arranque soñado en el encuentro, una jugada por la banda de Sterling encontraría a Gabriel Jesús quien definió pegado al poste derecho para el 1-0 a los dos minutos del silbatazo inicial.


El juego comenzaba a inclinarse a favor de los Ctiizens en el marcador y con un rival que no se encontraba en la cancha, situación contraria a la ida.

El Manchester estaría cerca del segundo gol en dos jugadas, la primera en un remate de Bernardo Silva que pasaría entre tres defensores rojos para reventar en el poste izquierdo.

La segunda en un balón al área mal despejado por Karius el cual sería empujado a portería por Sané, pero la jugada sería anulada por fuera de juego del alemán.


Liverpool pasaría el trago amargo de la primera media hora y comenzaría a generar su fútbol cerca del final del primer tiempo.

Los rojos estarían a punto de empatar el marcador en una combinación de Salah con Chamberlain que definiría desviado el centrocampista tras sacar al arquero del City.

En el segundo tiempo Liverpool recompondría el camino y de la mano de su máxima figura le daría la vuelta al marcador.

Una jugada de Salah con Mané dejaría al delantero de Senegal ante el portero Ederson, el tiro sería tapado por el celeste, pero el rebote lo tomaría Salah para definir con la portería a su merced con un remate cruzado.

El gol mató cualquier esperanza del Manchester, ya que necesitaba de cuatro goles para remontar el marcador.


En la recta final del partido Roberto Firmino sentenciaría la eliminatoria con una escapada y un disparo que entró pegado al poste derecho, silenciando el Etihad Stadium.

Manchester intentó conseguir el tanto del empate para darle una pequeña alegría a su afición, pero los rojos bajarían la cortina frente a una de las delanteras más poderosas del mundo.

Con este resultado Liverpool se mete entre los mejores cuatro equipos de Europa y aún compite por levantar la copa.


RELACIONADOS:LiverpoolManchester City