Internazionale

Gritos racistas estuvieron presentes en el Napoli-Inter y el partido continuó como si nada

Kalidou Koulibaly fue agredido desde las gradas del Estadio Giuseppe Meazza por lo que el cuerpo técnico pidio interrumpir el duelo.
26 Dic 2018 – 6:43 PM EST

El cuerpo técnico del Napoli solicitó en varias ocasiones la interrupción de su partido de este miércoles ante el Inter de Milán por gritos racistas contra su defensa Kalidou Koulibaly, que luego fue expulsado, aseguró el técnico de los napolitanos, Carlo Ancelotti.

"Pedimos tres veces la suspensión del partido y hubo tres anuncios. Pero el partido continuó", declaró Ancelotti a la cadena Sky Sport.

Koulibaly fue víctima de gritos procedentes de la grada imitando los de un mono, en varias fases del partido. El jugador fue expulsado a un cuarto de hora del final al ver una segunda tarjeta amarilla.

Su primera amonestación fue por una falta sobre Matteo Politano y la segunda por haber aplaudido al árbitro, cuando el encuentro iba 0-0.

"El jugador estaba nervioso, su humor no era el mejor. Es un jugador muy correcto y muy profesional. No es algo propio de él, pero tuvo esos gritos todo el partido", afirmó Ancelotti.

"Esto parece una excusa, pero el jugador estaba agitado, nervioso. Esto no es bueno ni para nosotros ni para el fútbol italiano", continuó.

"Hay una solución. Hay que interrumpir el partido. Simplemente hay que saber a partir de cuántos anuncios. Y si no se sabe, entonces la próxima vez seremos nosotros los que lo pararemos", añadió el extécnico del Real Madrid y del Bayern de Múnich.


Tras lo sucedido el zaguero escribió un mensaje en su cuenta de Twitter respecto a lo sucedido en la cancha milanesa: "Lamento la derrota y sobre todo haber abandonado a mis hermanos. Pero estoy orgulloso del color de mi piel, de ser francés, senegalés, napolitano: hombre".

RELACIONADOS:InternazionaleNapoli

Más contenido de tu interés