Liverpool

Manchester City perdona al Liverpool para ambos mantenerse invictos

Los de Pep Guardiola tuvieron el triunfo en Anfield desde los once pasos, pero Riyad Mahrez mandó a volar el esférico.
7 Oct 2018 – 1:54 PM EDT

Se esperaba una lluvia de goles cuando Liverpool y Manchester City saltaron a Anfield por la Jornada 8 de la Premier League, pero lo único que se mojó fue la pólvora de dos equipos que arriesgaron lo mínimo, se conformaron con el empate y firmaron un decepcionante 0-0 en el que quedó marcado Riyad Mahrez, que mandó un penal a las nubes.

Después del 4-3 con el que terminó el encuentro de la temporada pasada, City y Liverpool mostraron esta vez una cara mucho más pragmática y cauta, sin apenas dejar oportunidades al contrario.

Con el paso del tiempo, parece que Klopp y Guardiola cada vez se conocen más y anticipan los pasos del otro. Por eso, el partido fue un choque continuo contra un frontón, como si cada jugador supiese desactivar a su némesis.

Mientras que el Liverpool vivía de los robos en el centro del campo y las transiciones veloces de su trío de arriba, formado por Salah, Sadio Mané y Roberto Firmino, el City adoleció de falta de un jugador que aportase verticalidad y profundidad, es decir , Kevin de Bruyne.

La idea de salir con Mahrez como titular dejó al argelino a expensas de que aparecieran unos espacios inexistentes en la primera parte, a merced de un Liverpool perfectamente plantado y conjuntado, que no se descompuso ni cuando James Milner se tuvo que retirar por molestias.

El balance al descanso era catastrófico para el espectáculo en un partido del que se presuponía un torrente de fútbol. Tan solo tres ocasiones de peligro en los primeros 45 minutos, cuando el año pasado, al término del partido, se contabilizaron 27.

En la segunda parte no cambió excesivamente la contienda y el City siguió tocando y tocando el balón, sabiendo que, si el duelo terminaba con empate, no daría un zarpazo a la clasificación, pero le serviría para acabar líder.

Liverpool tomó los riesgos, lo que estuvo a punto de aprovechar el City, cuando en el minuto 60 tuvo su primera ocasión clara de gol. El aviso sirvió para que los Reds reaccionaran y para que Salah, en una contra, volviese a demostrar que aún no está al nivel del año pasado, pero su golpeo se marchó a la grada de Anfield.

El contragolpe del City llegó en forma de penalti en los últimos minutos de partido. Sané, escorado en el área, se marchó en carrera, paralelo a Van Dijk. El belga se lanzó a rebañarle el esférico, pero se llevó por delante al extremo y el árbitro pitó penalti. Mahrez tomó la responsabilidad, pero mandó el balón por encima del larguero y el resultado ya no varió.

El punto cosechado le sirve al City para refrendar su liderato de liga, con 20 puntos, formando un triple empate con Chelsea y Liverpool, quienes lo siguen por diferencia de goles.


RELACIONADOS:LiverpoolChelseaManchester City

Más contenido de tu interés