MLS

OFICIAL: David Beckham tendrá su equipo de fútbol en Miami

La Major League Soccer oficializó este lunes la llegada de un nuevo club de expansión a la liga encabezado por el ícono inglés y los también propietarios Marcelo Claure, Jorge y José Mas, Masayoshi Son y Simon Fuller.
Por: Kristel Valencia,Diego PinzónyAriel Judas,
29 Ene 2018 – 12:35 PM EST

MIAMI - Bajo la dirección de un grupo de inversionistas extraordinario encabezado por el ícono mundial David Beckham, y con el acuerdo de construcción de un estadio propio de fútbol, la muy diversa e internacional ciudad de Miami tendrá oficialmente un equipo profesional de fútbol en la Major League Soccer.

Así lo oficializó el Comisionado de la MLS Don Garber este lunes 29 de enero en un evento en el downtown de la ciudad, que contó con la presencia de Beckham, el alcalde de Miami Francis Suárez, el alcalde del condado Miami-Dade Carlos Giménez, así como Marcelo Claure y Jorge y José Más, quienes acompañarán a Beckham como parte del grupo propietario del equipo.

"Nuestra misión de llevar un club de la MLS a Miami ahora está completa y nos sentimos profundamente satisfechos, agradecidos y emocionados", dijo Beckham. "Nuestra promesa a nuestros aficionados en Miami y en todo el mundo es simple: su equipo siempre se esforzará dentro de la cancha para hacerlos sentir orgullo, nuestro estadio será un lugar que ustedes valorarán visitar, y nuestro impacto en la comunidad y en la juventud del Sur de la Florida será profundo".

El equipo de Miami jugará en un estadio propio de fútbol con una capacidad para 25,000 aficionados que se situará en una zona urbana de Miami. Información adicional sobre el club - incluyendo su año debut en MLS, nombre del equipo, logo y staff serán anunciados en fechas futuras.

“Nos enorgullece mucho darle la bienvenida a Miami a Major League Soccer”, dijo el Comisionado Don Garber. “Con Jorge y José Mas, David Beckham, Marcelo Claure, Masayoshi Son y Simon Fuller al mando, sabemos que están las personas indicadas y que el momento es el correcto para que Miami se convierte en una gran ciudad de la Major League Soccer. Los propietarios están comprometidos con llevar a Miami un equipo élite de fútbol, un estadio y experiencia para los aficionados que merecen. Estamos entusiasmados de trabajar con toda la organización para que sea un lanzamiento estratégico y exitoso en Miami”.

El evento, que contó con una cobertura de medios sin precedentes para Miami, es una nueva oportunidad para la MLS de estar en el mapa del fútbol internacional.

Beckham y su larga relación con la MLS

Pero, no es la primera vez que David Beckham pone a la MLS en primera plana. El 11 de enero de 2007 el inglés anunció que meses más tarde abandonaría el recordado Real Madrid de ‘los Galácticos’ para incorporarse al LA Galaxy. El 13 de julio -con 32 años- el inglés fue presentado de manera oficial por el club californiano como el primer jugador franquicia en la historia de la liga. Desde ese momento en adelante nada en el fútbol norteamericano sería igual.

Beckham fue el máximo centro de atención de la liga entre mediados de 2007 y fines de 2012. El éxito sobre el terreno de juego con el Galaxy tardó en llegar, aunque finalmente en la hoja de servicios del maestro en la ejecución de tiros libres figuran dos MLS Cups (títulos de liga), obtenidas en sus últimas dos temporadas en Estados Unidos.


Durante su estadía en la Major League Soccer la presencia internacional de David Beckham no decayó en lo más mínimo. La leyenda del Manchester United fue permanentemente convocado por la selección de Inglaterra y en las temporadas 2008-09 y 2009-10 fue cedido al AC Milan de Italia durante el receso invernal en el fútbol profesional de América del Norte. Antes de retirarse de manera definitiva como futbolista, ‘Becks’ jugó durante menos de un semestre con el Paris Saint-Germain en la parte final de la temporada 2012-13 de la Ligue 1 francesa.

Objetivo Miami

Fuera de los terrenos de juego, Beckham siguió íntimamente vinculado al fútbol de Estados Unidos. De hecho, no demoró demasiado en regresar al centro de atención de la primera división norteamericana. El 5 de febrero de 2014 -en un acto en el que estuvo acompañado por el Comisionado Don Garber y autoridades locales- el astro global anunció su intención de ser propietario de un equipo de la MLS en la ciudad de Miami.

Y es que el contrato que firmó Beckham en 2007 con LA Galaxy y la liga norteamericana, contaba con una cláusula por la cual -una vez retirado- el ex futbolista podría convertirse en dueño de un nuevo club. En ese momento a Beckham se le ofreció la posibilidad de poder ingresar a la MLS como propietario mediante el pago de un derecho de franquicia de 25 millones de dólares. Una cifra módica para el astro inglés ya que actualmente, un equipo de la MLS está valorado aproximadamente en 100 millones de dólares.

David Beckham, una diestra que sobrepasó a la estampa del 'Spice Boy'

Loading
Cargando galería

El grupo inversor que se conformó para desarrollar el emprendimiento en el sur del estado de Florida fue conocido en los medios como ‘Miami Beckham United’. Entre los socios originales estaban Simon Fuller -productor de exitosos programas de TV a nivel mundial- y el empresario boliviano-estadounidense Marcelo Claure, vinculado a la industria de la telefonía celular. Posteriormente a ellos se sumó Tim Leiweke -el ejecutivo que en 2007 logró que el Galaxy fichara David Beckham, más recientemente presidente de la empresa AEG que controla a Toronto FC-.

En diciembre de 2017 la MLS aprobó el ingreso de tres nuevos asociados: los hermanos Jorge y José Mas (propietarios de una multinacional relacionada al ámbito de las construcciones y la infraestructura, con sede en Miami) y el empresario japonés Masayoshi Son (propietario y presidente de corporaciones dentro de la industria de las telecomunicaciones, en Asia y Estados Unidos).

Cuatro años de travesía hasta alcanzar el objetivo

Desde que David Beckham anunciara su intención de contar con un equipo de la MLS en Miami hasta la presentación oficial de este lunes transcurrieron casi cuatro años. En todo momento la oficialización del emprendimiento dependió de la aprobación de un estadio propio para el futuro equipo.

El primer proyecto giró alrededor de la posibilidad de erigir el complejo con capacidad para 25.000 espectadores en el Puerto de Miami, sobre el frente marítimo de la ciudad, situado en medio de un centro de ocio que contaría con restaurantes, tiendas y salas de cine. Tras reiterados intentos, y múltiples negativas, la idea fue desestimada.

Más tarde la atención se centró en el barrio de Pequeña Habana, entre el terreno que años atrás ocupaba el derribado Miami Orange Bowl y el actual parque de béisbol de los Miami Marlins. Tras meses de negociaciones con autoridades comunales y agrupaciones vecinales, el proyecto de estadio en el centro de Miami también finalizó en vía muerta.

A partir de ese momento la incertidumbre fue patente. Varias opciones se barajaron de manera pública y privada -incluyendo la posibilidad de asociarse con la Universidad de Miami-, aunque finalmente ninguna de ellas logró concretarse. La situación -frustrante tanto para ‘el Grupo Beckham’ como para la MLS- llegó a buen puerto a mediados del año pasado, cuando se consiguió la aprobación de compra de unos terrenos públicos en el barrio de Overtown (cercano al centro de Miami) donde se podría erigir el proyectado estadio para la práctica del fútbol.

Solucionada la cuestión de la ubicación del estadio -y con el posterior agregado de los tres nuevos socios- los propietarios del resto de los equipos de la MLS aprobaron en agosto del año pasado el ingreso del club de David Beckham a la liga, un hecho que finalmente se concreta este el lunes.

Si de metrosexuales se trata, David Beckham fue pionero en el fútbol

Loading
Cargando galería

Las reiteradas trabas en materia administrativa e inmobiliaria que padeció el proyecto desde su primer anuncio en 2014 obligaron a postergar el lanzamiento definitivo del equipo más de lo que se imaginaba. Desde aquel día del mes de febrero la MLS ha sido testigo de las llegadas de Orlando City SC, New York City FC, Minnesota United FC, Atlanta United FC y Los Angeles FC. Además, semanas atrás se anunció el arribo de una nueva franquicia en la ciudad de Nashville.

Cuatro temporadas después de anunciar que llegaría a Miami con un club de la MLS, David Beckham y sus socios finalmente pueden sentir que su misión está cumplida. Más de una década atrás el crack inglés puso a la liga en el mundo. Hoy -en el que muchos consideran es el mejor momento histórico de la primera división de Estados Unidos y Canadá desde su creación- el eterno ‘23’ vuelve para plantar bandera en la ciudad que es la puerta de entrada hacia América Latina. Una nueva era está a punto de comenzar.

RELACIONADOS:David Beckham
Publicidad